1.428 delfines masacrados "inhumanamente" en una tradicional jornada de cacería

Es la matanza más grande que se ha registrado de estos mamíferos en un solo día en las Islas Feroe.

Sep 21 2021, 2:31pm

Más de 1.400 delfines fueron asesinados en una sola jornada de cacería en las Islas Feroe el domingo, esta matanza sin precedentes enfureció a los conservacionistas del océano y conmocionó a los lugareños, quienes piden el fin de este tipo de brutales tradiciones.

Las imágenes de la masacre masiva, publicadas por el grupo conservacionista de los océanos Sea Shepherd, muestran una enorme manada de delfines de lados blancos retorciéndose en charcos de su propia sangre. Los cazadores los mataron con cuchillos y arrastraron sus cadáveres a la playa, donde había cientos de personas mirando. Después de la cacería, la carne es repartida entre los residentes del territorio parcialmente administrado por Dinamarca.

Publicidad

Esta jornada de cacería, conocida como "Grindadrap" o simplemente "Grind", se ha practicado durante más de cuatro siglos en el archipiélago, por lo que los grupos de defensa de los derechos de los animales y los conservacionistas han estado pidiendo que se ponga fin a estas matanzas tradicionales.

Al parecer, durante la más reciente cacería, varias leyes que rigen el Grind fueron infringidas, lo que enfureció incluso a los lugareños que ven la caza de delfines como parte de su herencia cultural.

Una emisora local, Kringvarp Føroya, calificó la matanza como “trágica” con demasiados delfines sacrificados. El medio danés Ekstra Bladet publicó entrevistas con los lugareños, quienes dijeron que les daba vergüenza ser feroeses.

Olavur Sjurdarberg, presidente de la Asociación de Balleneros de las Islas Feroe, le dijo a la BBC: “Al encontrar la manada, estimaron que eran solo 200 delfines. Alguien tendría que haber hecho una mejor estimación".

El año pasado, solo 35 de estos mamíferos fueron cazados. De hecho, en la última década, mataron menos de 1.300 delfines.

Sea Shepherd, que ha pedido que se ponga fin a esta cacería desde principios de la década de 1980, dijo que esta jornada fue excesivamente cruel y rompió varias reglas.

Publicidad

Rob Read, el director de operaciones de la oficina de Sea Shepherd en el Reino Unido, calificó la cacería como un "error catastrófico", en especial porque el organizador local de la jornada de caza nunca autorizó la matanza.

“Acorralaron a una manada enorme, los delfines estuvieron agonizando en el agua durante demasiado tiempo; además, la matanza se realizó de manera terriblemente inadecuada e inhumana. Muchos delfines, todavía vivos, fueron arrojados encima de otros, solo para tener más espacio para sacar a más delfines del agua”, le dijo Read a VICE World News.

Los cadáveres de los delfines alineados en la costa el domingo en las Islas Feroe. Foto: Cortesía de Sea Shepherd

Tan pronto como los cazadores se dieron cuenta de lo grande que era la manada, añadió Read, la cacería debió haber sido cancelada. Ahora, debido a esa cacería excesiva, la grasa de más de 1.000 delfines tuvo que ser quemada en un incinerador, dijo.

“Porque si tiran esa grasa al mar, flotará y cubrirá todas las playas durante semanas”, dijo. "La única otra opción es enviarla en camiones hacia los acantilados para volcarla en el mar, o llevarla a un vertedero o llevar los cadáveres de los delfines de vuelta al mar, y eso se vería absolutamente escalofriante en los medios".

Muchos de los cazadores que participaron no tenían licencia, dijo Sea Shepherd. Como resultado de ello, los delfines sufrieron muertes mucho más brutales, muchos "aún seguían vivos y moviéndose incluso después de haber sido arrojados a la orilla con el resto de su manada muerta", dijo la organización en su comunicado de prensa.

Las fotos muestran que probablemente les pasaron a los delfines por encima con los botes de motor, así como también que les arrancaron trozos de sus cuerpos y que sus intestinos estaban esparcidos sobre la arena. Tales métodos de matanza resultan en muertes largas y dolorosas, dijo Sea Shepherd.

El grupo también afirmó que esta reciente cacería fue la más grande en la historia de las Islas Feroe y que fue mucho más mortífera que las infames cacerías de Taiji en Japón. Durante los 6 meses de su temporada de caza, los pescadores de Taiji solo pueden matar alrededor de 1.700 delfines. En las Islas Feroe, no hay un número límite y los cazadores son libres de matar delfines en cualquiera de los 26 distritos balleneros, en cualquier época del año.

Tagged:

Dinamarca, cacería, Islas Feroe, delfines, vida marina, conservacionistas, caza excesiva, cacería de delfines, caza de delfines, matanza de delfines

Más
de lo Mismo
Japón tiene un robot 'Alter Ego' para que puedas salir sin abandonar tu casa
Fotos tras bastidores del fisicoculturismo alemán
¿Los ricos realmente se divierten más que el resto de nosotros?

por Tim Fraanje; fotografías de Roos Pierson; traducido por Laura Castro

¿Estoy mal al preferir los encuentros casuales antes que las relaciones serias?
Un año en la vida de un sepulturero millennial

por Zoé Devaux; fotografías de Jacques Vermeer; traducido por Laura Castro

¿Cómo succionar un clítoris apropiadamente?
Vigilados en la cancha
Tengo esquizofrenia. Así es como afecta mi vida sexual

por Mark Hay; traducido por Laura Castro