Ahora están traficando marihuana legal de los EE. UU. a México

Mientras la ley de legalización del cannabis continúa estancada en México, estos traficantes ya están llevando la marihuana premium de California al sur de la frontera.

Aug 3 2021, 8:16pm

BAJA CALIFORNIA, México - José*, quien viste una gorra, camiseta beige y anteojos, no parece un narcotraficante internacional. Pero lo es.

José se ve como cualquier millennial en el inicio de sus 30. Su ropa informal parece más la de un empleado de una librería que la de alguien que participa del eterno tráfico ilícito de drogas que hay desde hace siglos en la frontera entre Estados Unidos y México. Pero esto se debe a que su nicho de negocio es nuevo.

Publicidad

José está siguiendo una nueva tendencia: en lugar de llevar drogas ilegales al norte, hacia Estados Unidos, compra marihuana de dispensario de alta calidad en California y la contrabandea hacia el sur, a su natal México, de esta manera toma un producto legal y lo convierte en contrabando.

“La vemos como una medicina, no la vemos como una droga”, dijo José, explicando que si bien algunos de sus clientes son simplemente grandes conocedores de la marihuana, “hay personas en México que realmente la necesitan”.

“Hay personas que padecen múltiples enfermedades de muchos tipos y no tienen esto a la mano. Entonces, no se trata solo de un mercado con fines recreativos, sino que principalmente es uno con fines medicinales”, dijo.

México ha avanzado poco a poco y muy lentamente hacia la legalización desde que la Suprema Corte dictaminó en 2018 que prohibir la marihuana era inconstitucional. En abril, se venció el tercer plazo que la Suprema Corte les había dado a los legisladores mexicanos para aprobar la legalización de la marihuana y no solicitaron una extensión formalmente. Eso deja la legislación en el limbo hasta que comience la nueva sesión del Congreso en septiembre.

Mientras tanto, José ha encontrado un mercado dispuesto a pagar una prima del 10 por ciento por productos superiores de las farmacias legales de cannabis de California, Estados Unidos.

Publicidad

“Sin lugar a dudas, la [marihuana] mexicana está mejorando continuamente”, dijo José. "Aunque aún no alcanza al 100 por ciento la calidad de la californiana".

José comenzó a contrabandear marihuana producida en Estados Unidos hacia el sur hace casi una década durante el auge de la marihuana medicinal en California, y desde entonces él y sus asociados nunca han sido capturados ni han perdido una carga de marihuana. Su producto pasa por los puestos aduaneros mexicanos aproximadamente dos veces al mes, en camiones de reparto a los que les han pagado y que regresan a México después de entregar mercancías en Estados Unidos. Las restricciones por la pandemia han cerrado la frontera terrestre, pero los camiones se consideran tráfico esencial.

“Es mucho más difícil [contrabandear] hacia Estados Unidos que hacia [México]”, dijo José. La mayoría de los vehículos que ingresan a México no son detenidos, a menos que sean seleccionados al azar por un sistema de semáforos, el cual dijo que es predecible si se estudia.

José parece haber encontrado un nicho en el que los conocidos cárteles de la droga de México no están interesados, tal vez porque el margen de ganancia de 10 por ciento es de centavos en comparación con el dinero que ellos ganan transportando drogas como cocaína, heroína y metanfetamina a los Estados Unidos.

José espera que México legalice pronto la marihuana y pueda ingresar al mercado libremente, aunque aún no está seguro de cómo funcionarían las nuevas leyes.

Publicidad

“Nos encantaría tener una licencia de cultivo, tal vez una licencia de distribución o una licencia para un dispensario”, dijo. "Creo que una de esas tres opciones sería magnífica".

Pero eso requerirá de paciencia.

Después de que el gobierno federal no aprobara un proyecto de ley de legalización de la marihuana en abril, la Suprema Corte de México dictaminó el 28 de junio que ciertas leyes que prohíben el uso recreativo de la marihuana quedaban anuladas. El gobierno mexicano deberá emitir permisos a los ciudadanos para el uso personal de marihuana y el cultivo de plantas de cannabis en pequeñas cantidades.

México logró algunos avances en relación con la marihuana medicinal, por lo que a principios del año se publicaron las regulaciones para su producción, investigación y uso. Pero sin una ley que legalice el cannabis para los adultos en general, la mayoría de las restricciones a la marihuana aún siguen en vigor para los ciudadanos comunes.

Buscando tener una ventaja, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, presentó un controvertido proyecto de ley al congreso local para seguir adelante con la legalización estatal del cannabis medicinal.

Emmanuel Farías Camarero, abogado del grupo de defensa del cannabis medicinal Fundación Loto Rojo, con sede en Baja California, dice que la regulación de drogas es una prerrogativa exclusiva del gobierno federal de México, lo que haría inconstitucional la propuesta de Bonilla si se aprobara.

Publicidad

La Ley General de Salud de México estipula que la regulación de “estupefacientes y psicotrópicos, como el cannabis, es exclusiva” de las autoridades federales, dijo.

Los detalles de la legislación federal que está estancada en el Congreso han sido criticados por los activistas. Señalan las multas propuestas, el tiempo de prisión por posesión y la falta de iniciativas de acción afirmativa para ayudar a los afectados por la prohibición en el pasado, como los agricultores pobres de cannabis cuyos cultivos fueron erradicados.

“México aún no comprende los fundamentos de una regulación sensata del cannabis”, dijo Camarero. Pero si se aprueba la legalización, considera que el estado fronterizo de Baja California debería "aprovechar su ubicación estratégica, y así aprender de la experiencia de California".

“Creo que lo mismo debería suceder con la industria del cannabis, debería aprender del éxito o fracaso de los dispensarios, la implementación de políticas públicas y las mejores técnicas de cultivo”, dijo Camarero. “Creo que incluso es posible generar una colaboración interesante mezclando lo mejor de ambas regiones. Tal vez lanzar una marihuana Cali-Baja kush, o producir algún comestible con mole infusionado, o alguna cosa así".

Sin duda, California se ha convertido en uno de los líderes en la industria mundial del cannabis desde que se volvió el primer estado de Estados Unidos en dar permisos para el uso médico de marihuana y dispensarios de marihuana medicinal en 2005. Es conocido por haber hecho avanzar toda la industria, desde las diversas cepas y los comestibles hasta la tecnología de la marihuana, productos de microdosis y CBD.

El flujo de marihuana estadounidense a México comenzó aproximadamente en la misma época, años antes de que la ley de legalización de California entrara en vigor el 1 de enero de 2018, explicó Diego*, otro contrabandista de marihuana legal estadounidense que vive en Baja California.

Publicidad

“Fui uno de los primeros y me decían: 'Hombre, estás loco. ¿Por qué diablos traes eso de allá?'”, dijo Diego sonriendo mientras recordaba cuando comenzó a pasar marihuana medicinal a través de la frontera a mediados de la década de 2000.

Cuando la marihuana medicinal se volvió accesible en California, a Diego le pareció natural que Baja California también tuviera acceso a ella.

“Nací como a un minuto de la frontera. Entonces, para mí, esta frontera nunca debería haber existido”, dijo Diego.

Enumeró las principales ciudades de México a las que afirma haber enviado marihuana legal de los Estados Unidos, pero insistió en que él y sus socios "no forman parte de ningún cartel (de drogas)".

Diego dijo que ellos solo están "compartiendo el amor".

Pero con la legalización potencialmente en el horizonte, cree que Baja California es una ubicación ideal en México para capitalizar la producción de su propia marihuana legal, ya que es “un lugar súper fértil, con clima mediterráneo. Tenemos microclimas asombrosos”.

Agregó que “podría ser genial para el turismo. Ya tenemos muy buena comida, muy buena cerveza... ¿Por qué no tener un muy buen cannabis?”, preguntó hipotéticamente Diego. “Legalmente, sin convertir a nadie en criminal, porque eso arruina las cosas. Y si se trata de una persona respetable, ¿por qué tiene que volverse criminal?".

Pero mientras el cannabis siga siendo ilegal, "habrá muchos contrabandistas más. Es una de las profesiones más antiguas".

*Los nombres fueron cambiados para mantener sus verdaderas identidades en el anonimato.

Tagged:

Cannabis, mexico, California, Baja California, Noticias, tráfico de drogas, marihuana medicinal, marihuana legal, legalización legalizacion marihuana

Más
de lo Mismo
Condenan a sicario por el asesinato de un periodista mexicano
Legalizar la hoja de coca podría salvar muchas vidas indígenas
Chile despliega al ejército para reprimir a mapuches y crear 'paz'
El mercado del cannabis en Colombia ahora está en manos de las corporaciones, no de los cárteles
Los indígenas zapatistas mexicanos planean una especie de invasión a España
Video muestra a presuntas fuerzas especiales mexicanas liberando a jefe de cártel
Refugiados de Michoacán huyen a Tijuana debido a la violencia extrema
Descubren una tumba masiva en la casa de un expolicía