En fotos: el peligroso arte de dominar las olas grandes

Hay pocas personas que puedan sentir las sensaciones de surfear las olas más bestias del planeta, pero seguro que sienten algo tan potente como las imágenes que retratan sus proezas.

25 Enero 2018, 4:45am

cA finales de octubre y principios de noviembre, los mares y los océanos despiertan del letargo veraniego. Es entonces cuando los surfistas de olas grandes vuelve a encerar su tablas más largas y puntiagudas, para estar listos cuando los partes meteorológicos informen de tormentas y mares revueltas.


MIRA:


Una cosa es acariciar al husky del vecino y otra muy distinta trabajar como adiestrador de leones; pues lo mismo ocurre con ser surfista a secas o ser surfista de olas grandes. Los especialistas viven preparados para entrar al agua y sufrir una auténtica paliza, porque no hay otra manera de describir lo que sienten cuando les aplasta una mole que pesa igual que una columna de 300 coches.

La recompensa es tan grande como el peso y el tamaño de las olas, ya que surfear estas maravillas aterradoras de la naturaleza es una sensación reservada a muy pocos afortunados (y temerarios) deportistas. Como estas fotografías, debe ser algo muy bello.

Kerby Brown, surfeando una ola perfecta en un spot secreto en la costa oeste de Australia. Foto de Andrew Buckley, Reuters

Las olas gigantes del Punta Galea Challenge, que se disputa cerca de Getxo (País Vasco), son un referente a nivel mundial. Foto de Joseba Etxaburu, Reuters

Las motos de agua pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte en las competiciones de grandes olas, como la que se celebra anualmente en Cape Fear, Australia. Foto de Jason Reed, Reuters

Cada año, las olas de Nazaré dan la vuelta al mundo por su tamaño y espectacularidad: en este spot se han registrado olas de hasta 30 metros. Foto de Rafael Marchante, Reuters

Cuando la ola rompe se desata el caos, aquí un ejemplo en Nazaré. Foto de Rafael Marchante, Reuters

Joel Parkinson en medio de un buen marrón en Oahu, Hawái, donde nunca faltan estas bombas marinas. Foto de Kelly Cestari, Reuters

Por supuesto, la materia prima es vital para sobrevivir a las paredes de estas olas. Las tablas de pincho y exageradamente largas son el ABC de esta modalidad. Foto de Rafael Marchante, Reuters

Saber salir de las olas en el momento preciso es tan importante como la entrada, como este surfista ejemplifica en Dungeon's Reef, Sudáfrica. Foto de Mike Hutchings, Reuters

Antes de entrar al agua, el estudio de las condiciones y las olas es primordial. Foto de Mike Segar, Reuters

Tagged:

VICE Sports, Fotos, Surf, Mavericks, Oahu, Nazaré, cape fear, deportes acuáticos, punta galea

Más
de lo Mismo
Estas son las mejores fotos del año tomadas con drones
La bella desnudez de las mujeres maduras
Surf City: un diamante a orillas del mar salvadoreño
Estas divertidas fotos de animales alegrarán tu lunes
Cómo organizar un trío sin comportarte como un idiota
Los cuarzos son hermosos, pero su efecto es puro placebo
Secuela prolongada de COVID hace que tu comida favorita huela asqueroso
N de NEGRO