Qué hacer y qué no viviendo en una casa de estudiantes

Buenas noticias: probablemente se emborracharán y tendrán mucho sexo. Malas noticias: viven juntos.

13 September 2021, 2:21pm

Alquilar por primera vez en una propiedad para estudiantes puede ser un campo minado con arrendadores abusivos, comportamientos pasivo-agresivos, desperfectos y robos constantes de alimentos.

Finalmente, piensas, estarás compartiendo casa con personas con las que te llevas bien. Tú y tus nuevos mejores amigos vivirán en armonía, organizarán fiestas cada dos semanas y, para disipar la tristeza, cocinarán juntos el desayuno a la mañana siguiente de tener un encuentro casual.

Publicidad

Sin embargo, es probable que esa casa de estudiantes sea, o se convierta, en un basurero. Adorablemente, también será tu basurero.

Para ayudarte a tener una buena relación con todos después de mudarte a una casa de estudiantes por primera vez, aquí te digo, de una estudiante a otro, algunas de las cosas que debes y no debes hacer.

NO te mudes con tu novio, novia, pareja

Foto: Sian Bradley

Cuando te dijo que serías el amor de su vida por siempre, estuviste de acuerdo y dijiste que también sería el tuyo. Prácticamente vivieron en la habitación del otro durante su primer año, y después de pelear con tus compañeros de casa a las cinco semanas de iniciar el primer semestre del año, crees que están destinados a vivir juntos, pero nooo. Ni siquiera consideres mudarte con tu pareja durante la universidad.

En el mejor de los casos, despreciarás sus malos hábitos, como masticar ruidosamente o lavar los trastos con agua tibia. En el peor de los casos, romperán al final del semestre y perderás tu sentido de identidad por un tiempo. No hagas tonterías ni desperdicies tus mejores años follables discutiendo con alguien que solo sabe cocinar tres recetas con pasta.

NO te mudes con tu amor platónico, tu amigo con beneficios o alguien con quien te hayas acostado

Buenas noticias: probablemente se emborracharán y tendrán mucho sexo. Malas noticias: viven juntos y probablemente tendrán que seguir viviendo juntos varios meses más. Te lo repito, a menos que te guste vivir en el infierno, no incurras en este error.

DEBES pagar puntualmente el dinero que pidas prestado

"Ay, Dios, llamaría a un Uber pero no he descargado la aplicación y no tengo datos".

Esta es una de las frases más gastadas que existen. De hecho, todos tus compañeros de casa te vieron enviarle un mensaje diciendo "¿salimos, x?" a la persona con cabello rosa que conociste en el club nocturno. Así que paga, no seas tacaño. El costo de un viaje en Uber puede no parecer mucho, pero cuando siete personas le deben dinero a una persona, las cosas realmente comienzan a ponerse mal.

NO hagas demasiadas comparaciones

Foto: Sian Bradley

Este es un echo: una de las persona que conoces acabará viviendo en una casa extravagante de seis dormitorios con jardín.

Tal vez alguien reciba una gran herencia de mamá y papá. Quizás milagrosamente alguien encuentre una ganga inmobiliaria. Cualquiera que sea el escenario, comparar su lavavajillas ultramoderno con el fregadero de tu cocina solo terminará en lágrimas y celos, así que no lo hagas. Además: ¿quién necesita más de dos baños? ¡Contrólate, maldita sea!

DEBES anteponer la calidad a la cantidad

Un casa con diez camas y cuatro baños significa pura felicidad, MDMA por montones y noches de fajitas solo hasta que te das cuenta de que los grupos armoniosos de diez amigos únicamente existen en las poco realistas series adolescentes de TV. Mientras tanto, tú duermes en un viejo colchón en un departamento estudiantil bastante cutre.

NO creas que todos en tu casa tienen que ser mejores amigos

Si resulta que tú y tus compañeros de casa ni siquiera pueden ver un programa de TV sin que alguien tenga una crisis pasiva-agresiva, y en todas las demás casas parece que todos esta´n encantados de preparar juntos una nueva receta cada noche, recuerda, el drama en estas circunstancias es normal.

Aunque el Chorizo Rösti con salsa romesco luzca divino en Instagram, probablemente en esa casa estén discutiendo por quién lavará los platos y porqué aún no han puesto todos su parte proporcional del costo de los ingredientes. Por lo menos, tú solo tienes que preocuparte por lavar el sartén donde hiciste tu arroz.

DEBES asegurarte de que tus compañeros lleguen bien a casa

Foto: Sian Bradley

Después de una noche de fiesta, la mayoría de las personas no se dirigen al mismo lugar, como pasa en el caso de las residencias estudiantiles. Consejo para las personas prácticas: descarga y activa la aplicación Find My Friends, asegúrate de que tus compañeros de casa no salgan del bar o la fiesta solos y, mejor, caminen o tomen un Uber juntos a casa.

NO le robes shampoo a nadie

Tomar unas cuantas gotas de shampoo aquí y allá no daña a nadie, ¿verdad? ¿Qué es un poco de shampoo entre amigos? Pero todos sabemos que no es algo que ocurrirá solo una vez, ¿verdad, ladrón de pelo sedoso y brillante?

Nota adicional: TAMPOCO robes/tomes sin permiso comida, perfume, calcetines, cargadores, auriculares, bebidas, navajas de afeitar (¡qué asco!).

DEBES tomar la leche de las demás personas

A menos que vivas con un niño victoriano que piense que necesita un vaso de leche al día para mantener sus esos huesos fuertes, la leche que hay en el refrigerador probablemente solo irá en el té, café y alguna salsa ocasional para hacer la pasta más comestible.

Entonces, sí puedes robarte la leche.

DEBEN salvar el planeta

Reciclen sus botellas de vino, consigan un bote de basura para residuos orgánicos y otro bote mixto para reciclaje de basura inorgánica. Además: deja de estresarte pensando en que tal vez contraerás salmonela por comer un pollo que no supiste preparar, y mejor sé vegetariano de vez en cuando; de cualquier modo, sale más barato.

DEBEN hacer más agradable el lugar

Foto: Sian Bradley

Agreguen unas luces de colores, una planta, un cuadro con "La gran ola de Kanagawa" de Hokusai, y listo: su sala de estar ya no parecerá la sala de espera de una clínica de belleza poco confiable.

DEBEN organizar turnos para comprar marihuana

Si fuman juntos muy seguido, túrnense para comprar la marihuana. Será mejor que pedirle a todos que cooperen con un poco de dinero cada vez que quieran fumar un porro.

DEBEN hacer un cronograma de limpieza

Foto: Sian Bradley

Ninguna casa debe estar exenta de un cronograma de limpieza semanal que diga quién limpia qué y cuándo. Esas cosas nunca funcionan solas por sí mismas. Y no quieres vivir en la inmundicia.

DEBEN tratar de cocinar también para los demás de vez en cuando

Incluso si la comida no resulta comestible, compartir unas botellas de vino durante la cena es mucho más sofisticado que tomarte unas vitaminas con un vodka u otras bebidas preparadas.

DEBEN recordar que todos están en el mismo barco

Imagen: Izzy Copestake

[Hey, chicos, les aviso que ya lavé todos los trastes que había regados por todo el departamento, y que limpié las encimeras porque estaban asquerosas. Si pudieran limpiar lo que ensucian sería magnífico].

Si todo lo demás falla, ten la seguridad de que todo el hogar estudiantil disfuncional se unirá contra su enemigo en común: el propietario. Tus años como estudiante universitario no serán los más estables financieramente hablando, ni estarán libres de dramas o serán los más higiénicos de tu vida, pero probablemente te proporcionarán las mejores historias. Así que deja de preocuparte de que alguien se robe tu leche, cocinen una cena juntos y traten de disfrutar su mutua compañía.

Tagged:

consejos, estudiantes, estudiantes universitarios, rentar, rentar departamento, vivir con roomies, compartir departamento, rentar depa, compartir casa, universidad, compañeros de casa, casa de estudiantes

Más
de lo Mismo
Así puedes hacer cervezas con recetas de hace miles de años
Fui chef de la reina Isabel y el expresidente Bush
La coctelería canábica inundará los bares, pero ¿realmente será buena?
¿Puede la cerveza salvar el planeta?
¿Y ahora qué tipo de bebedorxs somos?
Así se vive una fiesta de manicure para hombres en México
Agua frita: la tendencia culinaria más rara del momento
Este famoso panadero italiano está obsesionado con un tipo prehistórico de trigo