Travis Barker está en todas partes

El baterista tatuado de Blink-182 se ha convertido en un ícono de las colaboraciones con diversos músicos y bandas actuales.

14 June 2021, 9:28pm

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Cuando el apetito por los hombres en shorts para patinar comenzó a agotarse, la mayoría de las estrellas del pop punk de principios de la década de 2000 colgaron sus botas de trabajo y regresaron a una vida común y corriente (un saludo al baterista de Sum 41 convertido en agente de bienes raíces, Steve Jocz). Actualmente solo queda un ícono del pop-punk de la era del milenio: Travis Barker, o como aparece actualmente en los nuevos lanzamientos de pop-punk, “colaboración con Travis Barker”.

Publicidad

El baterista tatuado de Blink-182 se ha convertido en el tipo al que acuden las disqueras cuando quieren lanzar una canción con sonido rock, pero con el beneficio adicional de incluir a alguien que no tenía tres años cuando la gira Warped se volvió popular por primera vez. Solo en el último mes, apareció en el track pop-rock de Bebe Rexha “Break My Heart Myself”, colaboró con Sueco, el rapero de Los Ángeles, en “SOS”, y trabajó con WILLOW —también conocida como Willow Smith— en el track “Transparent Soul”.

Profundicemos en los anales del pop-punk de la última época —que en su mayoría son canciones de raperos blancos con tatuajes en el rostro y estrellas del pop que actualmente están pasando por alguna crisis— y los nombres siguen fluyendo. Casi existe un universo de Travis Barker similar al cinematográfico de Marvel, con músicos que gravitan alrededor del baterista. De la misma manera que Robert Downey Jr unió varias franquicias de superhéroes, Barker es un puente entre varios mundos.

Ejemplo: Barker produjo el álbum de 2020 de Machine Gun Kelly, Tickets To My Downfall. Las colaboraciones en ese disco incluyen al rockero británico Yungblud, con quien Barker iniciaría su racha de colaboraciones en 2019, en el track donde también aparece Halsey, “11 Minutes”. Otro ejemplo es el rapero de Ohio Trippie Red, quien fue más allá en 2021 y agregó el crédito de “presentado por Travis Barker” a su álbum de rock-rap producido por Travis Barker, NEON SHARK vs Pegasus, que incluyó dos colaboraciones de Machine Gun Kelly en las canciones “Pill Breaker” y “Red Sky”.

Publicidad

El ascenso de Barker de baterista a artista invitado, productor y compositor se siente en gran medida como un hecho sin precedentes. Antes que él ha habido otros bateristas famosos: Questlove, Keith Moon, Animal de Los Muppets. Sin embargo, a los bateristas rara vez se les ha otorgado un crédito principal, es decir, los que aparecen en el título del track en los servicios de streaming. El himno de P. Diddy, “Bad Boys For Life” de 2001, el sencillo de N.E.R.D. de 2002 “Provider”, y el tercer álbum de Avril Lavigne, The Best Damn Thing de 2007 incluían colaboraciones de Barker en la batería sin el crédito de “colaboración”.

Las cosas comenzaron a cambiar en 2010, con el álbum debut de Barker Give The Drummer Some, el cual incluyó a grandes del rap como Lil Wayne, Snoop Dogg, RZA y Kid Cudi. Desde un punto de vista musical, la transición de baterista a productor se da a través de un firme punto de partida; Ya sean los kicks ruidosos y los snares concisos de Dr Dre, el retumbar de la batería de Timbaland o los nítidos 808 en la producción de trap, la batería puede ser la tarjeta de presentación de un productor, por lo que Barker tenía un claro punto de entrada a la producción musical.

A partir de ese momento, las colaboraciones continuaron. En 2019, Barker produjo LIVE FAST DIE WHENEVER EP de $uicideboy$. Fuerte, impetuoso, centrado en el rap: el álbum no es tan distante a The Transplants, el ‘supergrupo’ de Barker de mediados de la década de 2000 junto al líder de Rancid, Tim Armstrong y un roadie convertido en rapero llamado Skinhead Rob, quienes se presentaron en el programa de televisión de Snoop Dogg de la década de 2000, Doggy Fizzle Televizzle.

Publicidad

Acortar la brecha entre el pop, el punk y el rap siempre ha sido una característica definitoria de Barker, lo que lo convierte en un candidato principal para la generación actual de estrellas de rock que flirtean con el rap. Es evidente por sus varios proyectos paralelos y lanzamientos posteriores a Blink-182 (véase también otro “supergrupo” de Travis Barker de mediados de la década de 2000 llamado Expen$ive Taste, con el rapero Paul Wall y Skinhead Rob de The Transplants. O el track “Spazz Out” de Riff Raff y Travis Barker, lanzado en 2015). 

El rapero con tintes emo nothing,nowhere, que colaboró ​​con Barker en el álbum Bloodlust de 2019, reconoce que la versatilidad del baterista lo ha ayudado a elevarse como un ícono de la escena entre los artistas más nuevos del pop-punk, rap y rock.

NN le dijo a VICE: “Travis es lo opuesto a un guardián de la música. Acepta todos los sonidos diferentes y siempre está dispuesto a ir más allá y ver cómo puede ayudar. Su talento va más allá de tocar la batería cuando se trata de música”.

Dominic Harrison, también conocido como Yungblud, confirmó cuán abierto es Barker y le dijo a VICE: “Lo asombroso de Travis es que está abierto a colaborar con todos sin importar en qué posición se encuentren socialmente. Escucha lo que dicen los jóvenes”.

Barker se ha vuelto omnipresente. Es extraño pensar que el baterista de Take Off Your Pants And Jacket, 20 años después, se convertiría en un productor, compositor y artista destacado. Al desarrollar su lente para el pop-punk y luego las colaboraciones de rap y pop, se ha convertido en un tótem de bandas y músicos que fusionan géneros, quienes, a su vez, lo han convertido en una leyenda sin igual, algo que ninguno de sus compañeros de la década de 2000 pudo alcanzar.

“Mis amigos y yo crecimos idolatrándolo a él y a todos los proyectos de los que formaba parte”, dijo LILHUDDY, de 19 años, cofundador del colectivo Hype House de TikTok y un músico que trabajó con Barker en el sencillo de 2021 “The Eulogy Of You And Me”. “Verlo trabajar con artistas nuevos me hizo tener un nuevo nivel de respeto por él. No es solo un colaborador, es como un mentor para mí”.

Olvídense de cazar extraterrestres, como lo hace Tom Delonge, miembro de Blink-182. Todo se remonta a la música. “Cada vez que trabajas con él, siempre quieres volver al estudio”, dice Yungblud. “Él comprende la cultura y sabe hacia dónde se dirige la música y la está construyendo con la escena musical más joven”.

@ryanbassil

Tagged:

Rap, Travis Barker, rock, Blink 182, Pop Punk

Más
de lo Mismo
Nico Cotton: el joven que los artistas buscan
¿Ya se cansó la gente del 'nuevo' Kanye West?
Ella es Tokischa, la bomba dominicana de la que todxs están hablando
La banda callejera que aterrorizó Madrid en los años 60
El regreso del cuerpo y el baile: Crónica de un festival musical
El folk-rock catártico de Mon Laferte es producto de una vida extraordinaria
Jhay Cortez y la fórmula para hacer música imperecedera
Camila Moreno nos invita al universo cyborg