De medicina para el corazón a droga recreativa: la historia de los poppers

Cómo el nitrito de amilo pasó de ser un medicamento para el dolor de pecho a la droga legal favorita de muchas personas.

02 June 2021, 3:55pm

Recuerdo muy claramente como un amigo me dijo que los poppers hacen que tu ano se relaje. No le creí, hasta donde yo sabía, los poppers se usaban para darte una dosis de adrenalina instantánea y nada más. Pero estaba equivocada. Los poppers relajan los músculos y dilatan los vasos sanguíneos, lo que significa que facilitan el sexo vaginal y anal. Por esta razón, siempre se les ha asociado con las fiestas gay.

Durante la última década, el estatus legal de los poppers ha variado ampliamente en todo el mundo. Recientemente, Australia quiso prohibirlos, pero recibió duras críticas de la comunidad LGBTQ, que consideró la decisión como discriminatoria.

Publicidad

"Los poppers se consideran una sustancia gay", me dijo Adam Zmith, autor de Deep Sniff: A History of Poppers and Queer Futures. "La sustancia original, el nitrito de amilo, se produjo y vendió por razones médicas, pero en algún momento del siglo XX, los hombres que tenían relaciones sexuales con otros hombres comenzaron a inhalar poppers a gran escala".

Pero, ¿cómo ha evolucionado el consumo de esta sustancia durante todo este tiempo? Echemos un vistazo a la historia de los poppers y el médico que hizo que empezáramos a inhalarlos.

1867

Thomas Lauder Brunton fue el médico británico que jugó un papel importante en convertir la farmacología en una ciencia seria en el siglo XIX. Aunque no inventó el nitrito de amilo, lo que hoy llamamos poppers, fue el primero en usarlo para tratar la angina de pecho (dolor de pecho).

Finales de 1800/principios de 1900

Después del descubrimiento de Brunton, el nitrito de amilo comenzó a venderse como medicamento. "Tenía muchos otros usos en los primeros libros de texto de los farmacéuticos. También se usaba para aliviar las náuseas", explicó Zmith.

1930-1950

No se sabe exactamente cuándo todos se dieron cuenta de que inhalar el nitrito de amilo podía causar placer. Zmith dijo que probablemente fue entre 1930 y 1950, cuando las personas que poseían la sustancia por razones médicas descubrieron que también les causaba placer.

“Imagínate a alguien inhalando la sustancia, sintiendo la euforia, excitándose y dándose cuenta de que su ano está relajado para tener sexo. Así se inventaron los poppers, en este dormitorio desconocido y atemporal”, dijo.

1960

La nitroglicerina reemplazó al nitrito de amilo como tratamiento para la angina de pecho y la demanda médica de poppers disminuyó. Mientras tanto, los poppers se convirtieron en una de las muchas drogas utilizadas por los soldados durante la guerra de Vietnam; eran fáciles de conseguir, las botellas eran ligeras y estaban etiquetadas como “antídoto contra los vapores de las armas”.

Al igual que con la mayoría de las drogas que se consumían durante la guerra, los soldados que regresaban a Estados Unidos se llevaban los poppers a casa.

1969

Después de que todos empezaron a inhalar poppers de forma recreativa, a divertirse y a tener relaciones sexuales, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. decidió que el nitrito de amilo solo se podía tomar con receta médica. Porque, ¿por qué deberíamos sentirnos bien y divertirnos, verdad?

1976

A mediados de la década de 1970, los poppers regresaron. W. Jay Freezer fundó Pacific Western Distributing Corporation, que producía y distribuía varias marcas de poppers, incluida Rush, la más conocida de ellas. La fórmula del nitrito de amilo se modificó lo suficiente como para convertirse en legal (nitrito de isobutilo) y los poppers comenzaron a comercializarse como ambientadores en tiendas de vinilo, boutiques y librerías eróticas.

1980

Durante este tiempo, los clubes nocturnos de Nueva York solían rociar nitrito de amilo en los pasillos para crear una euforia colectiva. La cultura de los clubes queer también continuó en el dormitorio, con baños gay que los usaban para ayudar a sus clientes a relajarse.

Si miras los archivos LGBTQ de los años 70 y 80, te darás cuenta de que los poppers eran parte de la cultura queer mucho antes de la era digital, escribió Alex Schwartz para Popsci.

1985

En medio de la crisis del sida, se publicó un estudio que vincula el consumo de poppers con la propagación del VIH. Aunque la teoría fue descartada, el estigma permaneció. Zmith cree que este esnobismo sobre las sustancias sexuales inhaladas no solo está relacionado con la pandemia del SIDA, sino también con las actitudes hacia la cultura queer en general.

"En la década de 1980, los dueños de bares que vendían poppers fueron acusados ​​de vender sustancias nocivas", dijo. "En cambio, se permitían los cigarros y el alcohol, aunque son mucho más dañinos. Este es un ejemplo de cómo la homofobia y la ignorancia pueden controlar las sustancias y afectar a cierto tipo de personas".

1990

La escena de las fiestas gay trajo a los poppers de vuelta a la cultura de los clubes, y su popularidad hizo que los heterosexuales también comenzaran a usarlos de forma recreativa.

2010

La creciente popularidad de la pornografía en línea hizo que los poppers fueran aún más conocidos, incluso se desarrollaron fetiches en torno a ellos. En esa época, las personas que tenían el fetiche se masturbaban mientras consumían poppers y comenzaron a hacer videos y a publicarlos en línea. "Así nació una subcultura sexual que combinaba los poppers con la pornografía", dijo Zmith.

2016

Las marcas estadounidenses de poppers siempre han logrado evitar la criminalización mediante pequeños cambios en la composición química, mientras que Canadá ha prohibido los poppers por completo.

El Reino Unido intentó prohibir los poppers en 2016 a través de la Ley de Sustancias Psicoactivas, que prohibía cualquier sustancia para consumo humano que tuviera un efecto psicoactivo. La propuesta fue controvertida y considerada "draconiana y discriminatoria" tanto por la comunidad queer como por el exministro conservador Crispin Blunt, quien admitió haber consumido poppers en el pasado.

Septiembre de 2019

Charli XCX sostiene una botella de poppers y grita por los "derechos de los homosexuales".

An error occurred while retrieving the Tweet. It might have been deleted.

2020

Cuatro años después de la propuesta de prohibir los poppers en el Reino Unido, la secretaria de Estado Priti Patel eliminó los poppers de la Ley de Sustancias Psicoactivas y trató de legalizarlos.

2021

Antes del COVID, o al menos antes de que nos lo tomáramos en serio, en enero de 2021, el internet se enojó con Poppr, un servicio que distribuye poppers de lujo por suscripción.

Las cajas que entrega el sitio son de tres tipos: la caja básica, que contiene una botella y cuesta 15 dólares al mes; la Bulge Box, que duplica la dosis a dos botellas por mes y cuesta 25 dólares, y la Bottom Box, que incluye cuatro botellas y cuesta 45 dólares. El concepto fue criticado como "la cosa más estúpida del mundo" con el argumento de que nadie debería consumir cuatro botellas al mes.

Hoy

Por ahora, la pandemia sigue sin dejarnos regresar de lleno a la fiesta. Pero cuando podamos volver a los clubes y a tener sexo con desconocidos, no olvidemos tomarnos un trago en honor a la sustancia que tanto luchó por quedarse en nuestros corazones y narices.

@GlNATONIC

Tagged:

Sexo, fiesta, historia, medicina, drogas recreativas, cultura queer

Más
de lo Mismo
Cómo conciliar el sueño si estás tratando de dejar la marihuana
TikToker se droga accidentalmente al olfatear flor alucinógena
Fotos del primer festival gótico desde que iniciara la pandemia
Trasplantan por primera vez un riñón de cerdo a un humano
Ya existe una ciudad sin autos y es hermosa
El subreddit para personas que se meten cosas en la uretra
Estas divertidas fotos de animales alegrarán tu lunes
Esto le pasa al cuerpo humano al consumir hongos alucinógenos