"Nadie me exige qué hacer". Una charla con Snow Tha Product

Hablamos con la artista mexicoamericana sobre su carrera musical y la libertad de ser independiente.

28 Septiembre 2021, 8:52pm

Pocos la conocen como Claudia Alexandra. Ella nació en San José, se crio en San Diego y durante muchos años fue una artista underground bajo el seudónimo de Claudia White. Snow Tha Product vino después, junto a colaboraciones, papeles en series de televisión y una carrera que fue sembrando poco a poco en la región.

Su primer disco llamado “Unortodox” lo lanzó de manera independiente en 2011. Luego, en 2013, publicó algunos sencillos como “Hola”, "Play" y "Doing Fine", junto al sello de Atlantic Records y más tarde sacó un EP llamado “HalfWay There”. Las colaboraciones más fuertes llegaron después del 2018 con Alemán, Natael Cano, Ovi, CNG y Snoop Dogg, hasta pisar la sesión vol. 39 con Bizarrap y transformarla en un himno del rap con 120 millones de views en YouTube y una nominación al Grammy latino de este año. 

Actualmente su talento ha logrado posicionarla en un lugar de reconocimiento mundial, forjando una imagen propia y un estilo que logra combinar el inglés y el español de una manera natural, donde una canción completa tiene sentido, sin que parezca forzado. Snow Tha Product logra ser orgánica y original con millones de seguidores y premios en su haber. Es referente de la industria musical siendo una artista independiente, mujer, madre, bisexual, latina y rapera, todo lo que la sociedad pone en siempre en segundo lugar. 

VICE: Hola, Snow, empecemos esta conversación por el final: En “Qué oso” criticas a la iglesia, o más bien criticas todos los prejuicios que salen de tu propia familia. ¿Cuál es el mensaje que querés dar?

Publicidad

Me gusta criticar la hipocresía. Yo crecí en un ámbito de religión católica, mis padres son católicos y claramente no es eso lo que me molesta, sino más bien algunas cuestiones que están alrededor de eso. Yo creo en Dios y creo que en el amor, creo en querer, en aceptar a la gente como es y en querer al prójimo, sin embargo, siento que mucha gente usa la religión como un escudo para proteger su estilo de vida sin aceptar el estilo de vida de nadie más y creo que debería haber más respeto en esa cuestión. En esa canción pude decir lo que pienso con respecto a ese tema, espero que no se tome como un ataque directo necesariamente hacia Dios, sino más bien a una sociedad hipócrita. 

¿Te considerás una persona católica?

Yo rezo, le pido y le agradezco a Dios muchas cosas. También acepto el estilo de vida de la gente que me rodea, no me gusta cuando la gente dice creer en Dios y al mismo tiempo le dice a las personas que tiene a su lado cómo deberían vivir, a quién deben querer y dónde deben estar. 

Hablemos del auge de la sesión con Bizarrap, ¿cómo lo viviste?

Fue súper cool. Yo siempre he tenido muy presente de que así va a ser mi carrera; trabajar por mucho tiempo, pasar un poco desapercibida, explotar en un momento dado y luego volver a estar más tranquila. En mi caso funciona así; al no tener disquera ni manager no tengo todos los días gente trabajando por mí. Yo voy por mi camino, hago mis canciones y de repente algo pasa y luego se tranquiliza; eso me gusta, es la manera de hacer mi camino y de aprovechar los momentos que se me presentan. Lo que surgió con Biza hoy por hoy es la oportunidad que tenemos los artistas, así que puedo decir que aún lo vivo y lo veo como algo positivo, estoy muy agradecida con él y su disquera. 

Foto cedida por la artista

¿Cómo llegas a la decisión de ser una artista independiente y cómo la mantenés hasta el día de hoy?

Nunca me conformé con lo que tenía, creo que ese es un poco el secreto, ir por un poco más de manera personal y autónoma. Soy mexicana, estoy orgullosa de ser mexicana, vivo en Estados Unidos y lo digo siempre, yo canto en ambos idiomas, pero sobre todo en español para que mis padres me entiendan y esto es difícil porque en la industria norteamericana es más difícil entrar siendo latina, a no ser que llegues dentro de la línea del reggaetón y te posiciones con un nombre.

Publicidad

Yo decidí ser independiente para no tener que pensar en los obstáculos que me pone la industria. He intentado alguna vez tener managers, pero no me siento cómoda cuando se sientan a explicarme quién soy yo y cómo debo identificarme, me da depre, la verdad. 

Te escuché contar, en algunas entrevistas, sobre tus orígenes, sobre tu familia y sobre cómo costó que ellos entiendan tu carrera. ¿De qué manera te afectó?

Bueno, es difícil cuando tu familia no te entiende, pero creo que con el tiempo pude demostrarle a mis padres o a mis tíos que esto sí vale la pena, que no cometí el gran error de mi vida, que mi carrera era algo en serio. Mucha gente se rio, me juzgó o pensó mal cuando yo estaba en pleno proceso de decisión yendo hacia una carrera musical. Hoy estoy muy agradecida de que mi hermano y mi primo me siguieron el rollo en esto, me apoyaron y pueden ayudarme a trabajar. Ellos están conmigo, las personas que se han unido a mi proyecto están aportando con lo que saben hacer y con lo que tienen para ir generando contenido.

Este camino realmente me ha costado y creo que tengo una historia que contar, una historia que seguro que se parece a la de muchas personas, que también han sufrido, que han pasado por ataques de ansiedad, que han estado deprimidas. Creo que ese aprendizaje sirve también para decirle a mucha gente que puede lograr lo que se proponga. 

En algunas entrevistas contás que tus influencias son artistas mujeres como Selena, Alejandra Guzmán, Gloria Trevi, Jenni Rivera, Lauryn Hill. ¿A quiénes destacarías ahora?

Publicidad

Creo que todas las artistas mujeres que han sobresalido en la industria son de mi devoción. La industria musical está hecha para destruir tu salud mental, y las mujeres estamos más expuestas a que nos critiquen. Somos constantemente bastardeadas por las redes sociales y eso es difícil. Quizás hoy también destacaría a Nicki Minaj, Cardi B, Amy Winehouse, Lupita D'Alessio.

Hablemos de esta agresión de la gente en las redes sociales. ¿Cómo convivís con eso?

Bueno, es difícil. Intento no ver todos los comentarios porque no es saludable, pero a veces te llegan o alguien hace un screenshot y te lo manda, eso te puede arruinar el día por un rato, por supuesto. Es que nunca en la historia del arte pasó lo que pasa hoy, hoy cualquier persona puede acceder a vos y decirte lo que quiera, hoy cualquier comentario te llega sin demasiados impedimentos y de manera inmediata, te aseguro que es horrible. 

¿Crees que el rap es una respuesta a esta agresión?

Creo que el rap siempre estuvo asociado a la rebeldía, puede ser, cada cual hace de la rebeldía su estilo de todas maneras. Me gusta la idea de saber que yo puedo ser rebelde con mis canciones, que puedo ser rebelde mezclando otros estilos, agregando al rap algo de hip hop, freestyle, reggaetón y más. Al final una no quiere comer todos los días la misma cosa, ¿no?

¿Qué tenés pensado lanzar ahora?

Tengo muchas canciones ahí casi listas o gestándose y todavía me pregunto si las lanzo como sencillos o hago un álbum directamente, esa es la ventaja de no tener a nadie que me exija qué hacer, puedo hacer lo que quiera. Por ejemplo, anoche le puse un challenge a mi hijo y le dije que me hiciera un beat. Ahora estoy divirtiéndome más, gracias a Dios puedo ser libre en esta vida y a partir de esta libertad pienso en cómo darle buen contenido a mis fans y que ellos sean parte de este proyecto.  

 


Tagged:

Rap, Música, Snow Tha Product

Más
de lo Mismo
Brytiago nos habla de cómo mantenerse real en la música
¿Cómo succionar un clítoris apropiadamente?
OnlyFans: ¿quién responde por tu dinero y tu imagen?
Trópico 2021: De vuelta al paraíso en Acapulco
Tengo esquizofrenia. Así es como afecta mi vida sexual

por Mark Hay; traducido por Laura Castro

Fotos tras bastidores del fisicoculturismo alemán
Cómo evitar desarrollar sentimientos hacia un amante casual, según una psicoterapeuta
Cómo tener tu primer trío estando en pareja, según un terapeuta sexual