¿Qué pasa cuando realizas una cirugía para agrandarte el pene?

VICE habló con cirujanos sobre los procedimientos y los riesgos involucrados en aumentar el tamaño del pene.

20 August 2021, 2:19pm

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Por una razón u otra, muchas personas anhelan penes más grandes.

El tamaño del pene es el centro de bromas fraternales, así como un arma para intimidar. También es una fuente de orgullo y vergüenza, y la inspiración detrás de varios fenómenos culturales.

Publicidad

Y como lo ha hecho con los labios y los glúteos, la medicina moderna ha establecido una serie de procedimientos para que los miembros se vuelvan más grandes —en longitud y circunferencia— a través de la cirugía. Según el cirujano plástico Niro Sivathasan, el agrandamiento quirúrgico del pene sigue siendo un secreto a voces.

“Las cirugías para aumentar el tamaño del pene siempre han sido una de esas cosas de las que no muchos hombres hablarían, pero la información está disponible”, dijo.

Sivathasan, radicado en Sídney, Australia, tiene experiencia en procedimientos quirúrgicos reconstructivos, pero ahora se enfoca en cirugía y medicina estética. Sivathasan dijo que ha realizado múltiples operaciones para aumentar el tamaño del pene, así como procedimientos relacionados, como estiramientos escrotales. Comparó estas cirugías con un procedimiento cosmético más popular y ahora menos tabú: los implantes mamarios.

“No hace mucho tiempo las mujeres solían mantenerse calladas sobre los implantes mamarios. Simplemente no era algo que conversaran. Ahora lo discuten en todas partes. Hablan del tema libremente. Ha sido muy aceptado en la cultura mainstream”, contó Sivathasan a VICE.

James Elist, un urólogo de Beverly Hills, California, hizo la misma comparación. Elist ha sido urólogo durante más de 40 años y en un inicio trataba la disfunción sexual masculina y la infertilidad en sus pacientes. A principios de la década de 2000, desarrolló un implante para aumentar la circunferencia del pene.

Elist estimó que alrededor de un tercio de sus pacientes con implantes de pene tienen parejas con implantes mamarios. De acuerdo con Elist, las mujeres hablan con los hombres sobre lo felices que están con sus senos, lo que hace que los hombres piensen que es hora de que ellos también se operen.

Publicidad

El perfil de las personas que se someten a una cirugía de agrandamiento del pene “cubre toda la gama masculina”, dijo Sivathasan. Ha visto personas de entre 20 y 50 años, obreros y directores ejecutivos, y hombres heterosexuales y homosexuales.

El impacto del agrandamiento quirúrgico del pene es mayor para algunas personas, como quienes tienen micropenes o penes enterrados, pero para otras, la cirugía es más una elección relacionada con el estilo de vida.

Elist dijo que algunos de sus pacientes quieren un procedimiento para hacer que sus penes se vean más uniformes o para satisfacer mejor a sus parejas en la cama. Mientras tanto, Sivathasan dijo que algunos de sus pacientes buscan las cirugías para lidiar con la percepción de insuficiencia. Añadió que al eliminar el estigma alrededor de las cirugías para aumentar el tamaño del pene, “vamos a ayudar a abordar la sensación —un tanto equivocada— de insuficiencia que los hombres han asociado con el tamaño de su pene”.

Las cirugías de agrandamiento del pene son procedimientos altamente especializados que conllevan el riesgo de complicaciones. Según un estudio, podrían provocar deformidades, heridas que no cicatrizan y disfunción sexual.

Sivathasan reconoció que los pacientes pueden perder sensibilidad en el pene temporalmente después de ciertos tipos de operaciones, pero es probable que regrese con la recuperación. Otros posibles efectos secundarios incluyen infecciones, hematomas y nervios dañados. Dijo que si bien existen riesgos, no es común que este tipo de cirugías produzcan efectos adversos en la función, la fertilidad o la sensibilidad del pene.

Los médicos como Sivathasan y Elist examinan al paciente para asegurarse de que su cabeza —la que está sobre sus hombros— esté en el lugar correcto. Para lograrlo realizan consultas cuidadosas y en ocasiones incluso brindan asesoramiento. Deben garantizar que los pacientes elijan las cirugías adecuadas para lo que quieren lograr, que tengan expectativas razonables y que puedan comprometerse con el tiempo de inactividad y la recuperación posterior a la operación, así como con otras consideraciones, para proceder de manera segura con las cirugías.

Sivathasan advirtió que los médicos deben tener cuidado al realizar los procedimientos para no dañar los nervios, ya que los pacientes podrían terminar con lo que él llama un “pene de madera”, incapaz de sentir o funcionar.

Publicidad

Aquellos interesados en convertirse en personas con penes más grandes deben pensar con detenimiento antes de someterse a un procedimiento para aumentar su tamaño. Sin embargo, cuando son exitosas, estas cirugías tienen el potencial de cambiar la vida de la gente.

Elist dijo que sus pacientes reportan haber tenido más sexo con sus parejas después de la operación. Sivathasan, por otro lado, dijo que estos procedimientos pueden dar a las personas más confianza, ya sea para ingresar al mundo de las citas o para usar shorts en la playa. Un hombre le dijo a GQ que experimentó “una increíble cantidad de aguante” después de un procedimiento de agrandamiento del pene y agregó que ahora puede “durar dos horas”.

“Al igual que con cualquier procedimiento en la industria de los cosméticos —ya sea que esté bien o mal en términos de la forma en que los demás lo perciben— cuando una persona siente que se ve mejor, refuerza positivamente su mentalidad. Como resultado, se relaciona mejor con otras personas y eso luego refuerza positivamente su comportamiento y simplemente mejora la calidad de su vida”, dijo Sivathasan.

Estas son algunas de las formas en que los penes se agrandan quirúrgicamente.

Alargamiento

Fiel al proverbio, las personas en busca de respuestas no necesitan mirar más allá de su interior, incluso si lo que desean es longitud adicional.

“Entre el 25 y el 30 por ciento del pene está enterrado, lo que significa que está debajo de la piel”, dijo Sivathasan. Explicó que en la cirugía de alargamiento, los médicos “exteriorizan” la porción enterrada del pene, liberando el ligamento que lo mantiene cerca del cuerpo. Al hacerlo, Sivathasan dijo que el pene colgará más y por lo tanto se verá más largo.

La pregunta, por supuesto, es para qué sirve ese ligamento. Según Sivathasan, el ligamento es lo que hace que las erecciones apunten hacia arriba, así que cuando se corta, los pacientes pierden unos 15 grados en el ángulo de sus erecciones. “Es el compromiso que uno debe hacer”, dijo.

Publicidad

Los estiramientos y ejercicios postoperatorios son fundamentales en este procedimiento. Según Sivathasan, los pacientes que no los llevan a cabo pueden terminar con el pene retraído, con una longitud incluso más corta que la original.

“Los pacientes pueden esperar que el pene sea típicamente entre un 25 y un 30 por ciento más largo, ya que es la cantidad que está enterrada”, explicó Sivathasan. “El estiramiento postoperatorio puede brindar hasta un 50 por ciento más que el valor original antes de la cirugía, pero ciertamente no el doble, de acuerdo con algunas promesas de marketing”.

Hizo hincapié en que no se crea una nueva longitud en este procedimiento, “sino que el pene es libre de salir un poco más”. 

Transferencia de grasa

Sin embargo, la longitud es literalmente solo una dimensión del tamaño del pene. Otra dimensión, que algunos argumentarían que es más importante en el placer sexual, es la circunferencia.

Una forma de aumentar la circunferencia del pene es tomar grasa de otra parte del cuerpo e inyectarla en el pene. Sivathasan dijo que la grasa para este procedimiento generalmente se toma del área abdominal inferior o del área púbica justo arriba del pene. Según Sivathasan, tomarla de esta zona hará que el pene parezca más grande de todos modos, porque hay menos masa a su alrededor.

Dijo que los cirujanos inyectan esa grasa en el cuerpo del pene, lo que aumenta la circunferencia en alrededor de 3,8 centímetros inmediatamente después de la operación. Este aumento luego se estabiliza en alrededor de 2,5 centímetros después de seis semanas. Ese aumento de circunferencia disminuye gradualmente con el tiempo: después de 12 meses solo sobrevive alrededor del 30 por ciento de la grasa y de 18 a 24 meses después se produce un eventual retorno a la circunferencia original.

“Por supuesto, las cifras son variables y dependen de factores relacionados con el estilo de vida, como fumar y cómo se usa el pene”, agregó Sivathasan.

La recolección de grasa es un procedimiento relativamente seguro ya que los cirujanos no necesitan una gran cantidad, explicó. Sin embargo, se debe advertir a los pacientes sobre posibles bultos y una apariencia irregular en el pene después del procedimiento. 

Implante

Penuma es un implante de pene desarrollado por Elist a principios de la década de 2000. Está hecho de silicona suave de grado médico y viene en varios tamaños, incluidos grande, extra grande y extra extra grande. Según Elist, cubre el pene desde debajo de la cabeza hasta la base, y luego penetra el cuerpo en alrededor de 2,5 centímetros. Dijo que es como una cubierta para el pene que puede agregar de 2,5 a 5 centímetros de circunferencia.

El procedimiento dura de 45 a 60 minutos y los pacientes pueden volver a sus actividades diarias, excepto tener sexo y ejercitarse, en dos a cuatro días. Elist dijo que el cuerpo eventualmente forma una cápsula de tejido alrededor del implante y que la silicona se siente natural e indetectable para las parejas sexuales que no han visto el pene antes de la cirugía.

Publicidad

El implante Penuma está diseñado para durar toda la vida, pero se puede extraer. Esto puede ser necesario si los pacientes no cumplen con las pautas de cuidados postoperatorios, lo que podría causar infecciones en el implante. 

Injerto de grasa dérmica

Uno de los procedimientos más invasivos se llama injerto de grasa dérmica, que, según Sivathasan, se ha utilizado en cirugías reconstructivas en todo el cuerpo durante años.

Cuando se hace para agrandar el pene —un procedimiento extraordinariamente especializado, según Sivathasan—, los cirujanos sacan al pene de la piel y luego lo abren para llegar a una capa profunda. Después cosen el injerto de grasa dérmica (normalmente tomado de los glúteos o el abdomen) en su lugar. Los cirujanos vuelven a colocar el pene, que ahora es más grueso, dentro de la piel. Una vez hecho esto, depende de los cuerpos de los pacientes formar vasos sanguíneos alrededor del injerto de grasa dérmica, lo que permite su fijación.

Si no se realiza correctamente, el procedimiento puede dañar las estructuras profundas del pene, provocando dolor e hinchazón. Sivathasan dijo que la probabilidad de que suceda no es alta, pero no obstante, es una posibilidad.

La recompensa del procedimiento es que los resultados son permanentes y los pacientes ganan de 2,5 a 5 centímetros de circunferencia adicionales. “La mayor parte sobrevivirá”, dijo Sivathasan, comparando los resultados del injerto de grasa dérmica con los de las transferencias de grasa, que disminuyen con el tiempo.

“Sin embargo, depende de la grasa disponible, que es menor en los fans del fitness, y de la capacidad de acomodar la estructura más firme de la piel cuando el pene agrandado es devuelto”, agregó Sivathasan. 

Sigue a Romano Santos en Instagram.

Tagged:

cirugía, medicina, implantes, agrandarse el pene

Más
de lo Mismo
Doctor crea condón unisex que se adhiere a los genitales

por Koh Ewe; traducido por Daniela Silva

Tengo esquizofrenia. Así es como afecta mi vida sexual

por Mark Hay; traducido por Laura Castro

Practica el poliamor con seguridad: 5 reglas de una sexóloga
¿Cómo succionar un clítoris apropiadamente?
5 consejos básicos para superar el fracaso, según los entrenadores olímpicos
Cómo ejercitarte si odias hacer ejercicio
Fotos tras bastidores del fisicoculturismo alemán
¿Por qué los hombres desean tener un cuerpo musculoso?