La Mala vida de Nicki Nicole

Hablamos con la artista rosarina que durante este 2020 batió récords en las plataformas online.

18 Septiembre 2020, 5:59pm

Nicki Nicole promete. Con tan solo 20 años tiene un registro en la voz que llega a las escalas más altas en nuestros parlantes. Resuena en millones de reproducciones en Spotify y YouTube mezclando el flow urbano del trap, rap y hip hop, y sus videoclips se destacan por una estética visual que complementa la calidad del sonido. La cantante y compositora de la ciudad de Rosario se ha convertido en una referente de la música urbana en Argentina y otros países de la región.

Publicidad

Después de su primer y único disco llamado Recuerdos (2019), Nicki tardó algunos meses en hacer un nuevo lanzamiento. En mayo, cuando la pandemia ya nos tenía bien encerrados, salió con Colacao, una canción que conectó de inmediato con su público. Se grabó bailando sola con el celular y logró contagiar su ritmo superando, al poco tiempo, las 70 millones de reproducciones en YouTube.

En julio de este año volvió a retumbar en las plataformas online con Mamichula, un single en conjunto con Trueno y producido por Bizarrap cuyo videoclip hoy llega a más de 130 millones de visitas.

El lanzamiento más reciente: Mala vida. Está destinado a convertirse en un hit dentro de su carrera. En el video, dirigido por Jess “La Polaca” Praznik para Dale Play Records y Sony Music Latin, Nicki se viste de ganster y canta con un ritmo más melódico sin dejar de lado su costado rapero.

Hablamos con la argentina sobre cómo explotó su carrera artística en los últimos meses y las referencias cinematográficas que utiliza en sus videoclips.

VICE: Tu carrera explotó en los primeros meses de la cuarentena con “Colacao”. ¿Cómo lo viviste?

Nicki Nicole: Como una locura. Nunca pensé que llegaría tan arriba; es decir, después de Recuerdos estuve un tiempo sin sacar música, así que tenía un poco de miedo. Un día lancé “Colacao” para que la gente conozca un poco más de mi trabajo, para que tengan algo que escuchar estando encerrados, pero nunca pensé que ese tema sería LA canción que vaya a tocar por el resto de mi vida. Cuando empezó a explotar de manera tan espontánea me pareció increíble: salió y a las 24 horas tenía un millón de views, a la semana tenía 10 millones, la gente me tiraba buena onda en las redes.

Publicidad

En un principio lo viví sin pensar en que iba a pasar esto. Creo que las cosas se disfrutan mucho más cuando no esperas que nada explote y finalmente pasa.

¿Qué aprendizaje sacaste desde el comienzo del boom?

Ya no miro las redes. Al principio era lo primero que veía y es difícil. Entendí que no me podía guiar por las opiniones ajenas porque aunque haya comentarios positivos uno también ve los negativos y pesan mucho. Si sos tendencia te tentás y nunca vemos lo bueno de nuestro trabajo, entonces nos puede perjudicar. Hoy dejo de lado las redes sociales cuando saco mi música y veo mi crecimiento desde otro lugar.

Aprendí que no hay que esperar todo el tiempo lo mejor, siempre va a haber alguien a quien no le guste tu trabajo, y va a hablar sin conocerte. Yo se que solo doy música, a la gente no le doy mi día a día, ni mi vida privada y de todas maneras estoy aprendiendo a convivir con el teléfono descompuesto que se arma sobre algo que escucharon.

¿Es cierto que la saga de El Padrino fue el disparador para crear el video de “Mala vida”?

La historia es así: hacía mucho que quería verla, así que una noche vimos toda la saga con mis productores, Mauro y Facu. Después de varias horas surgió la inspiración, pero desde la canción; es decir, desde la letra, no desde el video. La letra sí tiene que ver con algunas escenas que vi en El Padrino, para el video digamos que tomé algo de época y de cultura pero la verdad es que me inspiré mucho más en Peaky Blinders a la hora de trabajar con Jessy la parte de la imagen.

Publicidad

Mala vida” no es una historia en la que una persona pueda identificarse, creo que nadie se identifica con algo mafioso de por sí, entonces la idea era acompañarla con algo fuerte desde lo visual. Vimos muchos trailers de series, de películas, pero fue el trailer de Peaky Blinders lo que nos inspiró.

¿Cuáles son las historias que querés contar en tus canciones?

Creo que depende de la etapa en la que esté. Hay veces que quiero contar lo que siento, hay veces que quiero contar lo que otra persona siente aunque ella ni siquiera haga música; es decir, también me gusta contar las historias de otras personas en mis canciones, pero creo que no lo elijo. Por ejemplo, el caso de George Floyd inspiró a muchos artistas de Estados Unidos a hacer canciones y hablar sobre eso. Creo que hay muchos temas que pueden inspirar, pero hay que tener cuidado al cantar, tengo una responsabilidad en lo que estoy diciendo pero no significa que tenga razón, y eso a veces puede confundir entre la gente: si no tenés las palabras correctas para que la gente entienda que lo que estás diciendo puede malinterpretarse. Por eso no me gusta meterme en las cosas que están pasando, no me interesa hacer ese tipo de música. Cuando esté lista para eso quizás lo haga, pero por el momento prefiero seguir en mala vida.

Tanto “Colocao” como Mamichula y “Mala vida” son videos muy trabajados desde lo visual. ¿Qué tipo de influencia tenés en la creación de los videos? ¿Te interesa esa área?

Publicidad

Me gusta mucho esa área, siento que me gusta combinar el audio con lo visual para que la gente pueda conectar con ambas cosas, para que se pueda escuchar, ver y sentir que corresponden entre sí. Por suerte tengo un equipo que me escucha en mi ideas, me dejan ser parte. Me fascina el mundo de lo visual. Me gusta que haya gente que lo vea y lo entienda, en Mamichula se ve una referencia clara de Gaspar Noé, en la imagen de la bañera, y eso está bueno.

Estás nominada a los Premios Gardel en las categorías Mejor colaboración de música urbana/trap, Mejor álbum/canción de música Urbana/Trap, Mejor nuevo artista y Productor del año. ¿Cómo vivís ese reconocimiento?

Me hubiese encantado ir a los Gardel, conocer a las personas de manera física, pero quiero pensar que sin la cuarentena no hubiese pasado ni siquiera la nominación, no hubiese encontrado la inspiración ni la forma de hacer la música que estoy haciendo.

Sigue a Paloma en Instagram

Tagged:

Genre Lifestyle, Hip-Hop, trap, recuerdos, Mala Vida, colacao, Trueno, Nicki Nicole, Bizarrap

Más
de lo Mismo
Brytiago nos habla de cómo mantenerse real en la música
Trópico 2021: De vuelta al paraíso en Acapulco
“Lxs niñxs de oro de la alquimia sexual”: una novela que trata la ritualidad, la libertad y formas de vivir el sexo en un universo millenial
Contraté a alguien para que me abofeteara cada vez que usaba Facebook y cambió mi vida
¿Quieres ser prácticamente irresistible al instante? Elimina tus redes sociales
Blue Rojo viene a refrescar la música en español con su pop vanguardista
OnlyFans: ¿quién responde por tu dinero y tu imagen?
Esculturas que provocan sensaciones vertiginosas, repugnantes e incómodas

por Gen Ueda; traducido por Laura Castro