Television

Ultraderecha, infidelidades y confinamiento: al fin Twitter ama 'Sálvame'

Ha hecho falta una pandemia para que nos demos cuenta que 'Sálvame' mola.
27 Abril 2020, 12:06pm
salvamedeluxe alfonso merlos
Captura de pantalla vía Mediaset

El sábado pasado se lió parda con el nuevo programa de Sálvame Deluxe. La invitada fue Marta López, exconcursante de Gran Hermano, que venía a hablar del triángulo amoroso formado entre ella, su expareja Alfonso Merlos y la periodista de Socialité Alexia Rivas después de que a esta última se le viese semidesnuda en la casa de Merlos destapando así una infidelidad a López. La pillada en cuestión se produjo durante el programa de YouTube del periodista Javier Negre, amigo de Merlos, cuando este entraba en directo para dar una entrevista.

Hablaron sin reparos de las infidelidades de Merlos, aportando distintas pruebas que más tarde llevaron a otras polémicas como los dardos envenenados que Negre y Merlos se han estado lanzando a las espaldas. Los que conocen Sálvame saben que el programa es de cotilleo y entretenimiento pero que sus fuentes son contrastadas. A aquellos que por falta de interés o por prejuicios nunca lo habían visto, el modus operandi de Jorge Javier Vázquez y compañía les dejó perplejos.

“No hay propaganda comunista que pueda superar este agit-prop” y “El Sálvame Deluxe de hoy deberían venderlo en edición coleccionista en blu ray” son algunos tweets que escribieron los periodistas Antonio Maestre y Rubén Sánchez. Se estaban relamiendo los dedos al ver que ‘Sálvame’ estaba hundiendo a representantes de la derecha mediática a base de divertimento puro y duro.

Quizá es porque llevamos casi 50 días confinados y el aburrimiento pesa. Pero parece que ha tenido que llegar una pandemia para que la gente se de cuenta de que ‘Sálvame’ mola: un programa de entretenimiento que lleva 11 años en antena, haciendo un directo de más de 4 horas y siendo constantemente líderes de audiencia no llega hasta ahí por casualidad.

El problema está en que miramos por encima del hombro la prensa rosa y la telebasura, porque dicen que no aporta nada bueno. Yo me pregunto si, viviendo el circo que estamos viviendo día tras día, deberíamos empezar a plantearnos qué es bueno y ver Sálvame por lo que verdaderamente es: un programa para divertir, echarse unas risas, olvidarnos de nuestra propia mierda y centrarnos en la de otros aunque no nos importe lo más mínimo.

@miguelretegui