Publicidad

Profesionales del sexo recaudan miles de dólares para combatir los incendios en Australia

Desnudo a desnudo, han reunido miles de dólares para acabar con los incendios que arrasan Australia.

por Samantha Cole; traducido por Álvaro Alarcón Bermejo
07 Enero 2020, 12:30pm

Getty Images 

La modelo veinteañera de OnlyFans Kaylen Ward lo ha puesto de moda: con una foto de sus nalgas que dio la vuelta al mundo, afirma haber recaudado más de 500 000 dólares en tan solo tres días para ayudar a acabar con los incendios forestales en Australia.

Los incendios están descontrolados y ya han arrasado millones de hectáreas. Además, se estima que a su paso han acabado con la vida de 480 millones de animales y 20 personas, incluidos tres bomberos, en Nueva Gales del Sur.

Ward prometió enviar una foto desnuda a todo aquel que le enviara una prueba de que hubiera hecho un donativo de al menos 10 dólares a una organización de apoyo a los servicios de emergencia y rescate de Australia. Recaudar esa cantidad, foto a foto, es un gran logro, pero también ha conseguido que otras modelos se sumen y hagan lo mismo, reuniendo muchísimo dinero para la causa.

Emmy Corinne, otra modelo de OnlyFans y actriz, nos contó que Ward la inspiró a hacer lo mismo y quiso “pasar a la acción de inmediato y llamar la atención sobre un problema y quizá también un nuevo medio desde el que las mujeres pueden generar el cambio inspirando a los demás”.

Hasta ahora, Corinne dice que ha recaudado 10 000 dólares y la cifra sigue subiendo.

Jenna Lee, otra modelo que se ha unido a la causa, calcula que ha recaudado 40 000 dólares en dos días.

Ward contó a un periodista de Buzzfeed News que había contratado a varias personas para que le gestionaran los mensajes y donaciones y verificaran que los comprobantes de pago eran reales. Ayer, Instagram decidió desactivar la cuenta de Ward porque, según la plataforma, iba en contra de sus normas respecto al contenido “sexualmente provocativo” (Ward negó haber incumplido las normas).

Un portavoz de Facebook nos dijo: “Esta cuenta ha sido desactivada porque infringe nuestras políticas. Ofrecer fotos de desnudos no está permitido en Instagram”.

Instagram es notoriamente hostil con los trabajadores sexuales, aunque no publiquen contenido pornográfico o anuncien servicios en sus perfiles. Por eso no sorprende que la red social haya dejado a Ward sin plataforma, sobre todo tras hacerse viral. Lo que sí es decepcionante es que impida que se promocione la enorme y exitosa campaña filantrópica de una persona mientras da vía libre a grandes compañías de la industria pornográfica como Brazzers.

Además de todo esto, Ward se ha convertido en el objeto de burlas y acoso en Twitter por parte de gente que quiere ridiculizarla por usar su cuerpo para recaudar dinero, algo que Lee tuvo en cuenta cuando decidió recaudar fondos con sus desnudos.

“Antes de lanzar mi campaña, sopesé los pros y los contras. Los contras eran la posibilidad de que me borraran la cuenta o que hubiera troles que usaran mi imagen para chantajearme”, señaló. “Decidí que el medioambiente y Australia eran más importantes que las posibles repercusiones”.

Nos contó que la gente comenzó a revender sus desnudos. “Pero, por cada persona mala, hay miles de personas buenas”, dijo Lee. “Es sobrecogedor ver La cantidad de gente que se ha unido y simpatiza con la causa. Al final, volvería a hacerlo de nuevo. Para mí, recaudar más de 35 000 dólares ha merecido la pena”.

Corinne dijo que no ha experimentado ese tipo de acoso y que procura ignorar los comentarios negativos. “Creo que es increíble y mientras que las cosas cambien, no voy a juzgar a nadie”, dijo. “Si puedo usar mi cuerpo y mi plataforma para un bien, sin duda voy a ayudar todo lo que pueda”.

“Como tengo un gran número de seguidores, he decidido aprovecharlo para una buena causa”, dijo Lee. “Creo que es tu deber, cuando tienes una gran plataforma”.

This article originally appeared on VICE US.

Tagged:
Australia
incendios forestales
Incendios australia