Fotos: Adobe Stock/ Monticellllo. Adobe Stock / Slonme. Getty Images/Istockphoto/Ezumeimages. Collage de VICE
Fotos: Adobe Stock/ Monticellllo. Adobe Stock / Slonme. Getty Images/Istockphoto/Ezumeimages. Collage de VICE
Actualidad

Google Maps es la app más siniestra de tu teléfono

Google sabe dónde estás y también los anunciantes.
13.11.20

Este artículo se publicó originalmente en VICE Alemania.

Google Maps lo sabe todo. No solo el nombre de todas las calles, cafeterías, bares y tiendas, sino también dónde va la gente. Con mil millones de usuarios activos al mes, la aplicación se ha convertido en una herramienta diaria en el día a día de la gente, como guía para ir a trabajar, a casa de amigos o familiares, a la cita con el médico o durante los viajes y las vacaciones.

Publicidad

Que Google Maps tenga el poder de seguirte a cada paso no quiere decir que automáticamente se vaya a aprovechar de ello. Pero podría, lo cual es un problema de por sí, especialmente teniendo en cuenta que la sede central de Google está en Estados Unidos, donde las leyes de protección de datos son más laxas que en Europa y algunos países de Latinoamérica. Además, las agencias de inteligencia del país tienen un largo historial de vigilancia a los ciudadanos (ejem, NSA)

Sí, Google Maps es extremadamente útil. Pero aquí te damos algunas razones por las que deberías comprobar tus ajustes de privacidad y preguntarte cuánta información personal estás dispuesto a sacrificar en nombre de la comodidad.

1.  Google Maps quiere tu historial de búsquedas

Los ajustes automáticos a la hora de crear una nueva cuenta de google. Capturas de pantalla: Google

Según la descripción del ajuste “Actividad en la Web y en Aplicaciones”, Google guarda información, como la localización, para ofrecer experiencias más rápida y “personalizadas”. Lo que en lenguaje llano significa que cada búsqueda que has realizado para encontrar un lugar —ya sea un club nocturno, un kebab o la localización de tu dealer— queda guardada e integrada en el algoritmo del motor de búsqueda de Google durante al menos 18 meses.

Google sabe que probablemente te parece algo un tanto siniestro. Por eso la compañía utiliza los conocidos como “patrones oscuros”, que son interfaces de usuario diseñadas para convencernos de opciones que no elegiríamos de otro modo, por ejemplo resaltando una opción con ciertas fuentes o colores más brillantes.

Publicidad

Hemos creado una cuenta nueva de Google para este artículo y así poder ver lo difícil que es evitar los patrones oscuros a la hora de crear un nuevo usuario. Tras pulsar “Crear una cuenta”, nos aparece un mensaje que dice que la cuenta “está configurada para incluir funciones de personalización” en letra pequeña y gris, con un botón más grande azul que dice “Confirmación”. Si lo pulsamos, estamos aceptando los ajustes de “Actividad en la Web y Aplicaciones” que mencionamos antes. El otro botón, “Más opciones” es menos visible y abre una nueva página con explicaciones densas y complicadas. Aun así todavía debemos desactivar manualmente los ajustes de “Actividad en la Web y Aplicaciones”.

Enviamos una lista de 12 preguntas a la sala de prensa de la compañía y una portavoz respondió diciendo que Google quiere que sus ajustes sean fáciles de encontrar y utilizar. Dijo que los ajustes están desarrollados cuidadosamente y que Google acepta comentarios. También dio más detalles a nuestras preguntas, pero no quiso ser citada.

2.  Google Maps limita sus características si no compartes tu historial de búsqueda

Google Maps cuando estás desconectado. Captura de pantalla: Google. Adobe Stock/ Monticellllo. Getty Images/Issarawat Tattong. Collage de VICE.

Si abres la aplicación de Google Maps, verás un círculo con tu imagen de perfil en la esquina superior derecha que indica que has iniciado sesión con tu cuenta de Google. No es necesario: puedes cerrar la sesión. Obviamente, el botón para salir de tu cuenta está ligeramente escondido, pero puedes encontrarlo así: haz clic en el círculo > Ajustes > desplázate abajo > Cerrar sesión en Google Maps.

Por desgracia, Google Maps no te permite guardar los lugares que visitas frecuentemente si no estás registrado. Si decides no iniciar sesión, cuando tocas la barra de búsqueda, aparece un botón que dice: “¿Te cansa escribir?, invitándote a iniciar sesión y convenciéndote para obtener más datos.

3.  Google Maps podría divulgar tu información

Cronología de Google Maps. Captura de pantalla: Google. Adobe Stock/ Monticellllo. Getty Images/Issarawat Tattong. Collage de VICE

Otra característica problemática es la “cronología de Google Maps”, que “muestra una estimación de los sitios que has visitado y las rutas que has recorrido basándose en tu historial de ubicaciones”. Con esta característica, puedes ver los viajes y desplazamientos que has realizado, especificando incluso los medios de transporte que has podido utilizar, como el coche o la bici. Obviamente, el inconveniente es que Google conoce todos tus movimientos, al igual que cualquiera que consiga acceder a tu cuenta.

Y el problema no son solo los hackers. Google podría compartir tus datos con las órdenes e instituciones del Estado, como la policía. En la página de preguntas frecuentes dedicada a este tema, Google dice que “el equipo jurídico revisa las solicitudes una por una”. Cada seis meses, la compañía publica un informe de transparencia, aunque en 2020 no ha habido ninguno. Entre julio y diciembre de 2019, Google recibió 81 785 solicitudes de divulgación de información de usuarios que afectaban a 175 715 cuentas de todo el mundo. La mayoría son aceptadas; en mayo de 2019 se admitieron el 74 por ciento.

Un gráfico muestra las solicitudes globales para divulgación de información desde 2009 a 2019. Captura de pantalla: Google

Si el “historial de ubicaciones” está activado, tu teléfono, “guarda los sitios a los que vas con tus dispositivos (aunque no estés usando ningún servicio específico de Google)”, tal y como se explica con más detalle en esta página. Esta característica es útil si pierdes tu teléfono, pero también lo convierte en un dispositivo rastreador de verdad.

4.  Google Maps quiere conocer tus hábitos

Una reseña ficticia de ejemplo. Adobe Stock/ Monticellllo. Getty Images/Issarawat Tattong. Collage de VICE

Las reseñas de Google pueden ser muy útiles, pero una búsqueda rápida puede revelar información sensible que los usuarios han dejado sin darse cuenta. Un ejemplo es un usuario (que parece usar su nombre real) que escribió la siguiente reseña sobre un supermercado en Berlín: “He estado yendo dos o tres veces por semana los últimos cuatro años a hacer la compra para mi familia o de paseo después de cenar”. No hace falta decir que compartir este tipo de información con todo el mundo puede ser arriesgado.

Google Maps a menudo pide a los usuarios que hagan una reseña pública rápida. “¿Cómo fue Berlin Burguer?”, te pregunta la aplicación después de ir a cenar.  Parece una pregunta normal, alegre, que se vale del sentimiento positivo de ayudar a los demás. Pero toda esta información se guarda en tu perfil de Google y cualquiera que la lea podría fácilmente saber si has estado en un lugar por poco tiempo y de vez en cuando (por ejemplo, de vacaciones) o si vives cerca.

Publicidad

Si te arrepientes de publicar una reseña, Google al menos da la opción de hacerlas privadas aunque ya estén publicadas. Para ello: icono de perfil > Tu perfil > Editar perfil > Ajustes de perfil y seguridad > Desplázate abajo > Perfil restringido. Si activas esta opción, tendrás que aceptar primero las solicitudes de seguimiento de la gente para que pueda ver tu perfil y tus reseñas.

5.  A Google Maps no le gusta que estés sin conexión

Google Maps sin conexión. Captura de pantalla: Google. Adobe Stock/ Monticellllo. Getty Images/Issarawat Tattong. Collage de VICE

¿Te acuerdas de la navegación por GPS? Puede que fuese un tanto torpe y lenta, pero es un buen recordatorio de que no hace falta estar conectado a internet para recibir direcciones. De hecho, otras aplicaciones ofrecen navegación sin conexión a internet. En la aplicación de Google, puedes descargar los mapas, pero la navegación sin internet está disponible solo para los coches. Parece poco probable que el gigante tecnológico no sea capaz de guiar a los transeúntes y ciclistas sin internet.

6.  Google hace que parezca que todo esto es por tu propio bien

“Proporcionar experiencias útiles y valiosas es una parte fundamental de la misión de Google”, dice la compañía en el sitio web y añade que por esa razón es importante conocer tu localización. Según afirma, utiliza esta información para todo tipo de cosas útiles, como la “seguridad” o “ajustes de lenguaje”. Y, claro está, para vender anuncios.  Google también ofrece a los anunciantes la posibilidad de “medir con qué frecuencia una campaña publicitaria online ayuda a dirigir tráfico” a las tiendas físicas de los anunciantes y con qué frecuencia las visitan, todo esto “de forma anonimizada y agregada”. Pero solo si has habilitado esa opción (o si te has olvidado de deshabilitarla).

Hay alternativas a Google Maps, pero no son tan buenas

A veces, hay alternativas buenas para aplicaciones que son problemáticas. Es lo que ocurría, por ejemplo, con WhatsApp, pero no es el caso de Google Maps. Apple Maps tiene una política de privacidad más estricta, pero no está disponible para Android. Aplicaciones como Here WeGo o OsmAnd también guardan datos y no son tan buenas, pero si lo utilizas para caminar y no te hace falta internet, OsmAnd y Maps.me por lo menos te muestran el camino sin conexión a internet.