Gráfica realizada por Chicas Poderosas​
Gráfica realizada por Chicas Poderosas
Identidad

Doble confinamiento: testimonios de personas LGBTIQ+ durante la pandemia

Historias sonoras que muestran las situaciones que enfrentan personas en disidencia sexual y de género en Bolivia y Venezuela en tiempos de Covid 19.
17.11.20

Este contenido fue creado en la Mediatón #Resonar organizada por Chicas Poderosas y la UNESCO, con el apoyo de Google News Initiative. Para escuchar todas las historias sonoras creadas de forma colaborativa e interdisciplinaria por mujeres y personas no-binarias de Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, visita este link.

El confinamiento social obligatorio se extendió por meses como medida de prevención para frenar la expansión del nuevo coronavirus. El avance de la Covid 19 fue tan veloz que, a noviembre de 2020, se registran al menos 1,26 millones de muertes y una declaración de estado de alarma indefinida en casi todos los países, especialmente en los de la región sudamericana. Para acostumbrarse a vivir con el virus pandémico, la sociedad acuñó el término nueva normalidad.

Tras largos meses, el QuedáteEnCasa puso a prueba la vulnerabilidad de las disidencias sexuales y de género y desnudó la forma desigual en que éstas afrontan una nueva realidad en casa. Muchxs adultxs, adolescentes y jóvenes lesbianas, gais, trans y bisexuales se han visto obligadas a convivir con familias que no aceptan su orientación del deseo sexual o su identidad o expresión de género. En muchos casos, sus intimidades fueron vulneradas por quienes se supone que más lxs quieren y, en otros, tuvieron que reprimirse y simular ser quienes no son.

Esta discriminación y estigma familiar y social, devenidos en ansiedad y depresión, le pusieron otro candado al confinamiento de las disidencias sexuales y de género para dar rostro a la violencia vivida entre cuatro paredes por este colectivo durante la pandemia por la Covid 19. El clóset que habían construido en sus hogares y entornos, que les protegía del dolor que causa la incomprensión de no dejarles ser o la falta de empatía, se rompió. Pero no solo ese clóset se rompió; para las disidencias sexuales y de género también se derrumbaron sus subjetividades y los espacios seguros de libertad con que contaban cuando podían salir de casa a disfrutar con amistades, familia elegida o personas con las que podían ser quienes eran sin sentir miedo, presión, discriminación o rechazo. La situación las obligó a vivir un doble confinamiento, a sentirse como en una cárcel.  

Pero, desde la adversidad vivida, las disidencias sexuales y de género hacen resistencia, tanto colectiva como individualmente, y construyen utopías en el marco de la pandemia. Forman redes de apoyo y crean espacios digitales para comunicarse, desahogarse y retomar la esperanza. 

Desde Bolivia y Venezuela, dos países del sur de América unidos por un incipiente desarrollo legal en favor de las disidencias sexuales y de género y por los tabúes propios de una sociedad patriarcal, resonaron voces que pusieron en evidencia este doble confinamiento. Estas voces fueron recopiladas en una crónica sonora y presentadas en un formato podcast por nueve periodistas de ambas naciones.

El podcast Doble Confinamiento, testimonios de personas disidentes sexuales y de género durante la pandemia por la Covid 19 en Bolivia y Venezuela es una serie de testimonios sonoros que muestran las situaciones de violencia que experimentan las personas disidentes sexuales y de género durante la pandemia por la Covid-19 en Bolivia y Venezuela. Constituye un proyecto de periodismo colaborativo que surgió de Resonar, la primera mediatón virtual y regional organizada por Chicas Poderosas en octubre de 2020 para contar historias subrepresentadas y hacer resonar las voces de las poblaciones vulnerables afectadas por la pandemia de Covid 19. 

En dos episodios se cuentan las experiencias violentas de discriminación y rechazo sufridas por disidentes sexuales y de género durante la cuarentena social obligatoria y se destacan las estrategias de sobrevivencia y futuros posibles desde la perspectiva de los protagonistas. Para ello se lograron los testimonios de 12 personas miembros de esa comunidad y el soporte argumental de las organizaciones no gubernamentales Mano Diversa, de Bolivia, y Unión Afirmativa, de Venezuela.

“Doble Confinamiento” - Capítulo 1: experiencias de violencia

La normalidad previa al confinamiento ya era bastante agresiva para las personas disidentes sexuales y de género, para personas con orientación sexual o identidad de género que no corresponde al libreto social dictaminado por al nacer. Pero cuando irrumpe la anormalidad por la emergencia sanitaria de la Covid-19 a nivel global y el pánico se apoderó de todo el mundo, la situación para las personas disidentes sexuales empeoró dramáticamente. Ya sea por una prolongada convivencia en el limitado espacio habitable con sus propios familiares que no las aceptan como son, hasta situaciones donde las necesidades básicas son desesperantes por la falta de oportunidades, los prejuicios y la represión social y policial. Una radiografía de esta realidad poco conocida sobre la experiencia de las personas disidentes sexuales en Bolivia y Venezuela, contada por sus propias voces, recopilada y editada en formato documental narrativo.

“Doble Confinamiento” - Capítulo 2: estrategias de resistencias

El doble confinamiento, el que vivieron las personas disidentes sexuales y de género por el distanciamiento social y el adicional ocultamiento de sus verdaderos deseos, afecciones y sentires, también fue un detonante para poner a prueba la inventiva de estrategias para sobrevivir, una habilidad de los grupos humanos que se encuentran en situaciones extremas. En este capítulo se registran las experiencias de personas disidentes sexuales, que de forma individual y autónoma, o haciendo parte de colectivos activistas a favor del reconocimiento de las personas disidentes sexuales como sujetos de derechos, usaron la capacidad de reinventar las redes de apoyo y solidaridad para hacerle frente a la difícil situación que vivían sus pares en condiciones de vulnerabilidad, o de encontrar en el ámbito digital, nuevas potencialidades para continuar con sus agendas políticas y sociales. Otros futuros son posibles, y otra anormalidad, la que lleve a la sociedad en general a aceptar las disidencias sexuales, también puede visualizarse en este extraño momento histórico en el que nos encontramos. Como en el anterior capítulo, nos acompaña una narración a dos voces para conocer y honrar la resiliencia de las comunidades que tejen las personas disidentes sexuales.

En estos podcast trabajaron Nikolai Gutiérrez Castaño, Joan villanueva, Ninoska Morales Lahore (Killa Warmi), Yolvik Chacón Valero, Emily Miranda, Bianile Rivas, Jhoselin Granados y Micaela Villa Laura, bajo la mentoría de Daría #LaMaracx.