Actualidad

Policía descubrió sala secreta de tortura en hospital

Los videos filtrados muestran que el abuso ocurrió durante al menos un periodo de tres meses en el hospital público más grande y antiguo de Lahore, Pakistán.
20.9.21
Captura de pantalla de Zohaib Malik en uno de los videos de tortura que filmó en el Hospital Mayo de Lahore, Pakistán
Captura de pantalla de Zohaib Malik en uno de los videos de tortura que filmó en el Hospital Mayo de Lahore. Foto: Rizwan Tariq

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

En un giro inquietante de los acontecimientos, un supervisor de seguridad en un hospital fue arrestado por torturar en secreto a personas dentro de las instalaciones.

La policía dice que los videos filtrados muestran que el abuso ocurrió durante al menos un periodo de tres meses en el hospital público más grande y antiguo de Lahore, Pakistán. No está claro por qué filmaron la supuesta tortura, pero la policía sospecha que pudo haberse realizado con fines de entretenimiento o para mantener registros.

Publicidad

Según las autoridades, Zohaib Malik, un supervisor de seguridad y mantenimiento contratado de forma privada —quien había trabajado en el Hospital Mayo durante 10 años—, era el “cerebro” detrás de la sala de tortura.

La policía dice que Malik “castigó” a varios individuos por sospecha de robo, invasión de propiedad privada o lo que él consideraba “portarse mal” en el extenso campus del hospital que atiende a miles de pacientes todos los días.

“Puede decirse que solía actuar como un juez dentro de su propia corte. Se llevaba a la persona para interrogarla y recurría a la violencia si no obtenía las respuestas que necesitaba”, contó a VICE World News el superintendente de policía de la ciudad de Lahore, Rizwan Tariq.

pakistan, crime, torture, brutality, hospital

Zohaid Malik fue arrestado por operar una cámara de tortura dentro del Hospital Mayo. Foto: Rizwan Tariq

En un video al que VICE World News tuvo acceso, puede verse a Malik golpeando a un hombre en el piso con un zapato. En otro, se le ve tirando del cabello a un hombre al que luego abofetea repetidamente.

Hasta ahora, ninguna de las víctimas ha acudido a las autoridades. “Se trata de gente perteneciente a grupos de bajos recursos. Además, algunos eran personas sin hogar, por eso no se han acercado a la policía”, dijo Tariq.

El director del hospital, Iftikhar Ahmed, dijo a la prensa local que Malik ha sido suspendido y que el hospital ha formado un comité para investigar el caso.

Publicidad

La policía sospecha que otros miembros del personal del hospital ayudaron a Malik a detener a los individuos y filmarlos siendo torturados en una habitación que generalmente se usaba como sala de conferencias.

“Todo el aparato de seguridad del hospital —las personas que tenían que reportarse con este hombre porque era un supervisor— obviamente formaba parte de esta operación, ya fuera voluntaria o involuntariamente”, explicó Tariq.

El Hospital Mayo también fue criticado en mayo, luego de que un antiguo guardia de seguridad fingiera ser médico y operara a una mujer que murió semanas después.

El hospital público y el resto del sistema de salud de Pakistán ya estaban sobrecargados antes de la pandemia de COVID-19. La crisis de salud ha afectado aún más a los hospitales, lo que dificulta la supervisión de su personal y sus recursos limitados.

Sigue a Rimal Farrukh en Twitter.