Sexo

Cómo hacer feliz a un fetichista de pies

Consejos para principiantes en el mundo del fetiche por los pies.
25.5.21
GettyImages-1147083135
Foto de urbazon vía Getty Images

¿Alguna vez has pensado que tus pies pueden ser sexys? Si eres como la mayoría de la gente, es probable que ni siquiera "pienses en tus pies"... a menos que estés saliendo con alguien que piensa mucho en los pies, y especialmente en términos de su atractivo sexual. Si el fetiche por los pies es nuevo para ti, es posible que de repente pienses más de lo normal en tus (¿sexys?) pies y que también te preguntes qué le gustaría exactamente a tu pareja que hicieras con ellos.

Publicidad

Ya sea que el fetichista de los pies en tu vida sea tu pareja desde hace mucho tiempo o que se trate de algo casual, hay muchas cosas diferentes que puedes hacer con tus pies para excitarlo. Aquí te damos una guía para fascinar a alguien a quien le gustan los pies, específicamente, los tuyos.

¿Qué hacer antes de adentrarte en el juego del fetiche por los pies?

Aprende un poco sobre las prácticas más comunes en el fetiche por los pies para reducir tus posibilidades de parecer sorprendida o conmocionada cuando tu pareja te diga qué es lo que le gusta.

El fetiche por los pies comprende un amplio espectro de actividades y preferencias estéticas. Según Mistress Justine Cross, consultora profesional de BDSM y dominatriz de estilo de vida, el tipo de juego fetichista de pies que disfruta alguien generalmente tiene que ver con la higiene. “El fetiche por los pies generalmente se puede dividir en dos categorías comunes: pies limpios y pies sucios”, dijo Cross. Esto podría combinarse con otras preferencias como pies grandes, pies pequeños, arcos altos o ciertas formas de dedos, ya sean largos y delgados, redondeados y pequeños, o cualquier otra cosa parecida.

“Este fetiche es tan variado que no hay reglas establecidas” sobre lo que excita a los fetichistas de los pies, dijo la creadora y productora de contenido fetichista Bella Vendetta. Algunas personas incorporan los pies a su vida sexual mientras que otras, aunque gusten de los pies, no necesariamente quieren usarlos como medio de estimulación sexual. Tu pareja podría estar feliz con solo frotar tus pies descalzos con alguna loción o aceite, con admirar tus pies en pantimedias o con ver cómo mueves los dedos de los pies mientras ambos se encuentran completamente vestidos.

Algunas de las cosas más comunes que pueden excitar a tu pareja incluyen oler tus pies, acariciarlos suavemente o chuparte los dedos de los pies. Muchos fetichistas de los pies disfrutan sentir los pies de su pareja en la cara, ya se trate de un suave masaje en la cara o de "trampling", una forma de dominación en la que un miembro de la pareja se acuesta en el suelo y el otro, estando parado, usa sus pies para ejercer presión en su cara o cuerpo. Como explicó Cross, el trampling puede ser un ejemplo de cómo los fetiches por los pies se pueden combinar con preferencias por la sumisión, la humillación, la dominación física u otras formas de BDSM.

Al hablar sobre involucrar tus pies en su dinámica sexual de pareja, hazlo como si te emocionara saber más sobre sus gustos y probar cosas nuevas, ¡porque sí te emociona!

Publicidad

Es posible que tu pareja ya te haya contado sobre su fetiche con los pies, o que tal vez ya hayas notado que durante el sexo pone particular interés en tus pies. En cualquier caso, "Hazle saber que tienes la mente abierta al respecto y que no crees que sea algo raro, y hazle muchas preguntas sobre qué le excita específicamente", dijo Vendetta.

Incluso después de haberle hecho saber a tu pareja que sí te interesa experimentar, es posible que aún sienta algo de vergüenza a la hora de hablar sobre su fetiche con los pies, especialmente si su relación es nueva o simplemente se están conociendo. Las personas suelen mostrarse reacias a compartir aquellas preferencias sexuales que pudieran ser vistas como inusuales o desviadas; además, el fetiche por los pies es particularmente incomprendido: a tu pareja podría preocuparle que eso te desanime o te cause repulsión, que pienses que hay algo malo con él, o que lo rechaces.

“Al crecer, a muchos de nosotros nos dicen: 'Los pies son sucios, son asquerosos, no acerque tus pies a mi cara', así que esa es la sensación automática que muchas personas experimentan simplemente porque eso les enseñaron”, dijo la modelo de fetichismo de pies Sweet Arches. "Lo mejor es olvidar todos los prejuicios y tener la mente completamente abierta", cuando alguien te dice lo que le gusta de los pies, incluso si te parece inusual (o hasta un tanto asqueroso).

Publicidad

Pídale a tu pareja que te diga lo que le gusta específicamente. Si tu pareja te dice que fantasea con chuparte los dedos de los pies u oler tus pies durante el sexo, o cualquier otra cosa por estilo, prueba responder algo como: "Me alegra poder conocer mejor tus gustos y me interesa saber cómo podríamos hacer que eso funcione para nosotros, ¿cómo crees que podríamos iniciar?". Luego, antes de que realmente suceda algo, pueden hablar sobre aquello con lo que ambos podrían sentirse cómodos o excitados.

Dales un poco de amor y atención a tus pies cuidando mucho más su aseo.

Es normal que sientas un poco de inseguridad en cuanto a la apariencia de tus pies cuando no acostumbras pensar en ellos como recursos sexuales. Es posible que ni siquiera sepas qué características hacen sexys a los pies, ¡y la cosa es que eso varía! "Realmente hay gustos para todos los pies", dijo Sweet Arches. A algunas personas les excitan los pies bien cuidados y con pedicura (o no), mientras que otros disfrutan ver pies sucios. También pueden tener preferencia por ciertos tipos de zapatos, un estilo particular de calcetines o pantimedias, arcos altos o las lineas de las plantas de los pies.

Richard Lennox, un actor y productor de videos fetichistas, dijo que a sus fanáticos les fascina el gran tamaño de sus pies, así como su arco alto y sus dedos largos que forman una especie de pico, mientras que a él le gusta un tipo distinto de pies. "Prefiero pies flexibles o musculosos, con dedos más cortos que formen casi una línea recta", dijo Lennox. "Todo el mundo tiene gustos y aversiones diferentes".

Sin importar con qué estés trabajando, puedes darle un enfoque sensual, incluso si los gustos de tu pareja suelen ser ligeramente diferentes. Especialmente cuando, como mencionó Arches, para los entusiastas de los pies todo se trata principalmente de pies limpios/sucios. “Como alguien que realmente tiene un fetiche por los pies, personalmente me encantan los pies limpios, con uñas lindas y plantas suaves”, dijo Arches. Otros, agregó, podrían preferir los pies sudorosos y de olor fuerte, aunque es mejor optar por la limpieza, a menos que tengas plena seguridad de que a tu pareja le gustan los pies apestosos.

Publicidad

Independientemente del aspecto natural de tus pies, mantenerlos humectados y limpios antes de hacer algo con ellos suele ser una buena estrategia. "Los pies no pueden pasarse por alto cuando se trata de mantener un cuidado personal adecuado", dijo la modelo de fetichismo de pies Miss Arcana. "Tengo una rutina de mantenimiento rigurosa que incluye lociones, cremas y piedras pómez para mantener mis pies lo más suaves y libres de callosidades posible". Sin embargo, no tienes que pasar horas frotándote las plantas de los pies: una simple pedicura, ya sea en casa o en un salón, y una rutina de hidratación constante mantendrán tus pies con un aspecto arrollador.

En cuanto a los accesorios, tu pareja puede hacerte saber si los pies de sus sueños usan cierto tipo de zapatos o accesorios (como medias, anillos en los dedos del pie o pulseras para el tobillo). Si se trata de accesorios que no posees, pídele a tu pareja que consiga algunos para ti. Si realmente son cosas que quieres probar y puedes pagarlas, por supuesto puedes conseguirlas tú, pero de lo contrario, tu pareja debería considerar pagar por cualquier cosa que específicamente te solicite usar.

¿Cómo dar lo mejor de ti durante los encuentros enfocados en el fetiche por los pies?

Muestra tus pies como una manera de flirtear.

Una forma directa y sencilla de despertar el interés de tu pareja (y de posiblemente iniciar algo más) es simplemente quitarte los zapatos. “Todo el tiempo recibo solicitudes de fans que quieren videos de mí simplemente pasando el rato, sentada con ropa normal y los pies frente a la cámara”, dijo Mistress D, modelo de OnlyFans y creadora de contenido fetichista de pies.

Publicidad

Parece bastante fácil, ¡porque lo es! Quítate los calcetines y permanece con los pies desnudos cuando estén juntos en casa, o intenta descansar tus pies cerca de tu pareja mientras ven televisión. Ambos se sentirán relajados, cómodos y tal vez un poco excitados.

Exhibir tus pies también puede ser una buena manera de coquetear sutilmente con tu pareja si todavía le avergüenza hablar sobre su fetiche por los pies. "Si tienes la sensación de que tu pareja tiene un fetiche por los pies —tal vez porque la sorprendiste viendo tus pies o porque mostró cualquier tipo de interés en tus pies–, simplemente levántalos", dijo Arches, aunque agregó que eso por lo general es un buen movimiento solo como primer paso, incluso si no tienen muchos tapujos: para facilitar las cosas, según Arches, "Lo primero que puedes hacer es subir tus pies en su regazo".

Cuando estén juntos en público (o coquetees desde lejos con alguien atractivo que tenga afición por los pies) procura lucir una buena pedicura con unas lindas chanclas o sandalias, o ponte accesorios como pulseras para el tobillo y anillos en los dedos. “Vivo en Florida, donde es apropiado usar chanclas y sandalias en casi todas partes”, dijo Lennox. "Mis ojos a menudo inspeccionan los pies de todos si estoy en un restaurante o algún lugar así, y pienso, ¡Ay, magnífico!". ¿Quizás tú también podrías adoptar un look más estilo Florida?

Publicidad

Invita a tu pareja a que te dé un masaje en los pies.

Si ambos quieren pasar a un ámbito más físico, pídele a tu pareja que te dé un masaje en los pies. “Un masaje de pies ayuda a romper la barrera mental que muchas personas tienen sobre que los pies son 'sucios'”, dijo Lennox, ¡además de que también se siente muy bien! Mientras tu pareja te frota los pies, mantén el contacto visual y hazle saber que disfrutas que te toque los pies. Puedes elogiar su técnica, decirle lo bien que se siente o simplemente relajarte y verle hacer lo suyo.

Pedir un masaje en los pies, u ofrecerlo, puede dar paso a una forma natural de continuar la conversación sobre las preferencias específicas que puedan tener tú o tu pareja. "Esto puede ser verdaderamente útil en una relación nueva, en la que tal vez aún no han explorado y revelado todos sus fetiches", dijo Miss Arcana. Mientras tu pareja te frota los pies, pregúntale cómo huelen, o incluso cómo saben, y si eso le excita. "Si abordas esta conversación [en el momento] con más sutileza que simplemente preguntar, 'Entonces, ¿qué es lo que te gusta de los pies?', por lo general es posible que obtengas una mejor respuesta!", dijo Mistress D. Como ella señaló, "¡No mucha gente quiere hablar abiertamente y decir que le gusta el olor de tus pies!". Un masaje de pies es una buena ocasión para averiguar qué es lo que se sentirán cómodos haciendo después, incluso si eso significa no avanzar más.

Publicidad

Involucra tus pies en el juego previo.

Si las cosas comienzan a volverse abiertamente más sexuales, puedes mantener ese ánimo enfocándote en tus pies al empezar los avances sexuales. Tu pareja puede fantasear con mostrar adoración hacia tus pies: besarlos, lamerlos, acariciarlos, chuparte los dedos de los pies o poner su boca en tus pies. Es posible que también quiera sentir tus pies en su cara o en diferentes partes de su cuerpo. “Me gusta darle a mi pareja instrucciones detalladas sobre cómo lamer, besar y chuparme los dedos de los pies, y compararlo con cómo alguien podría darme sexo oral”, dijo Vendetta. También recomendó usar los pies como usarías las manos: "¡Podrían simplemente explorar con sus pies las partes del cuerpo del otro!".

Usa tus pies para masturbar a tu pareja.

Si bien la adoración hacia los pies u otro tipo de juegos con los pies no tienen por qué conducir a nada más, a tu pareja podría gustarle sentir tus pies en sus genitales. Si ambos están de acuerdo, puedes acariciar sus genitales con los pies bien lubricados, esta práctica se conoce con el termino en inglés footjob. Para hacerla, gira los pies hacia adentro, como si imitaras la posición en que pones las manos al hacer oración; luego, presiona las plantas de tus pies contra sus genitales para sostenerlos entre ellas y al mismo tiempo deslízalas una y otra vez a lo largo de los mismos.

El lubricante a base de agua generalmente funciona mejor, y será bueno tener una toalla a la mano para que se limpien fácilmente sus pies y eviten accidentes. “No querrán que nadie entre al baño con los pies lubricados”, dijo Lennox. "Si tienen alfombra, dejarían manchas de lubricante difíciles de eliminar y terminarían con pelusa pegada en los pies, o si tienen piso de madera o baldosas, podrían resbalarse y tener una fuerte caída".

Tu pareja también podría estar interesada en que le insertes un dedo del pie en alguna de sus cavidades. Empieza despacio, tal vez explorando primero con los dedos de tus manos, y usa mucho lubricante, lo cual se sentirá muy bien para tu pareja al tiempo que ayudará a prevenir posibles cortes o rasguños. La limpieza de los pies y sus dedos es especialmente cruciales si existe la posibilidad de que terminen dentro del cuerpo de alguien. “Asegúrate de que las uñas estén bien recortadas y sean asépticas, sin hongos”, dijo Lennox. “Un rasguño puede convertirse en una infección. Probablemente una que sea fácil de tratar, pero ¿realmente te gustaría contarle esa historia a tu médico?".

Publicidad

Tómate unas nudes en las que incluyas tus pies, y domina "la pose".

Ya sea que vivas con tu pareja amante de los pies o que estés conociendo a alguien nuevo, enviar una foto o un video sexy de tus pies le permite a tu pareja saber que realmente quieres excitarlo de esta manera en particular. Las fotos de arriba hacia abajo de los dedos de tus pies funcionan, aunque tu pareja también podría apreciar un ángulo que incluya tu cara y una iluminación cálida y brillante. ("La luz natural o incluso un anillo de luz marcará una gran diferencia", dijo Miss Arcana).

“Personalmente, me encanta incluir mi cara y colocar los dedos de los pies justo delante de la cámara”, dijo Arches. “De esa manera, das la sensación de que es algo que realmente te gusta y tus lindos pies quedan al frente. Les brinda una imagen completa".

A partir de ahí, "Hay muchas posiciones posibles que podrías intentar", dijo Mistress D. Enumeró una lista de opciones, que incluyen cruzar los pies, poner uno encima del otro o colocarlos uno al lado del otro. Algunas variaciones de estas posiciones, como flexionar los dedos de los pies, curvar las plantas de los pies con fuerza para crear líneas en ellas, o apuntar el dedo gordo hacia arriba como si pusieras tu "pulgar hacia arriba" para agregar algo de variedad. Si a tu pareja le gusta ver tus pies con tacones altos, también puedes intentar ponerte unas zapatillas en las que se asomen ligeramente las pequeñas divisiones entre tus dedos de los pies o lo que podría verse como el "escote de los dedos del pie".

A tu pareja podría gustarle una toma desde atrás, con tu trasero apoyado en las plantas de los pies. Si los videos son más lo suyo, averigua si le gustaría ver cómo separas los dedos de los pies lo más posible o los aprietas pegándolos a tus plantas. Practica algunos ángulos y posiciones diferentes y ve cuáles le causan más entusiasmo a tu pareja.

Si aún no estás segura de si tu enfoque funciona, Miss Arcana recomendó que uses "la pose", la cual describió como un éxito seguro entre la mayoría de los fetichistas de los pies. "Es la mejor pose que cualquier principiante puede hacer", dijo. “Acuéstate boca abajo, dobla las rodillas y levanta los pies en el aire detrás de ti. ¡Ahora tienes la posición perfecta para mostrar tu rostro con tus pies asomándose traviesamente en el fondo!".

Sin embargo, hagas lo que hagas, ¡tu pareja estará emocionada al ver que lo estás intentando! "De hecho, no tienes que preocuparte demasiado por la 'pose'", dijo Miss Arcana. Recuerda que las fotos y los videos, como la acción en vivo enfocada en los pies, tienen que ver con el placer, no con la perfección.

Como ocurre siempre al involucrarte inicialmente en los fetiches de otra persona, no es necesario que desde el inicio esperes conocer al instante todos y cada uno de los detalles implicados. Es probable que tu pareja se sienta increíblemente emocionada (¡y excitada!) con el solo hecho de que te interese incorporar su fetiche a su vida sexual, y el resto lo descubrirán juntos sobre la marcha. Como dijo Miss Arcana: "Simplemente da lo mejor de ti a cada paso y diviértete".

Sigue a Sofia Barrett-Ibarria en Twitter.