Nuevo fin de semana de violencia en el Cairo

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Nuevo fin de semana de violencia en el Cairo

Unas 50 personas han muerto en el 40 aniversario de la guerra árabe-israelí.
7.10.13

La sangre, los gases lacrimógenos y el humo negro son algo habitual últimamente en El Cairo, y volvieron a las calles este fin de semana cuando la policía se enfrentó con partidarios del ex presidente islamista, Mohamed Morsi. Unas 50 personas han muerto después de los enfrentamientos, que se prolongaron durante horas en el 40 aniversario de la guerra árabe-israelí.

Las protestas de este domingo fueron parte de las manifestaciones semanales (a veces diarias) que se han ido celebrando desde que Morsi fue derrocado por el ejército militar el pasado 3 de julio. Las marchas se han intensificado gradualmente desde que cientos de sus seguidores fueron asesinados en la mezquita Rabaa del Cairo el 14 de agosto, ya que a las protestas se ha sumado un gran número de jóvenes y no islamistas. La última manifestación fue organizada con un objetivo familiar (pedir el fin del mandato militar) y fue recibida con una respuesta familiar. El punto final de la manifestación (la plaza Tahrir) se convirtió en una zona prohibida para los islamistas después del golpe y las fuerzas de seguridad del estado no estaban muy contentos con tener que abandonar su territorio.

Fui al distrito Mohandessin el domingo por la tarde, donde la manifestación tenía que salir desde la mezquita de El Mahroosa después de la oración. He estado siguiendo estas manifestaciones durante el último mes, pero la manifestación del domingo parecía la más grande que se ha celebrado hasta el momento. Estaba encabezada por cientos de ultras vestidos de amarillo, quienes tocaban tambores y coreaban cantos mientras la gente seguía la ruta.

Como era de esperar, miembros de la policía y las fuerzas de seguridad estaban decididos a no dejar que sus oponentes llegasen a Tahrir. Mientras los partidarios de lo militares se reunían en la plaza para celebrar la llegada del ejército egipcio a través del Canal de Suez hace 40 años, los manifestantes anti-golpe fueron parados por cordones policiales cerca de la estación Dokki, a unos 250 metros.

Poco tardaron las fuerzas en lanzar gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes. Después de horas de enfrentamientos, donde los manifestantes lanzaron cohetes y fuegos artificiales mientras los ataques se intensificaban por la otra parte, se informó que al menos 51 personas habían muerto. A parte de esos muertos y los heridos, la policía dice que detuvo a 400 personas, incluyendo periodistas.

Sigue a Mosa'ab en Twitter: @mosaaberizing