El fotógrafo de las prostitutas

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

El fotógrafo de las prostitutas

Con sus fotos, Bradley Scott, muestra que el sexo es sexo; sin tabúes, ni trabas intelectuales o artísticas.
28.7.14

El fotógrafo Bradley Scott  toma fotos a trabajadoras sexuales. A veces son para su trabajo y otras para la promoción de las prostitutas en sus páginas web. Las imágenes son cargadas de contenido sexual, desnudos y temas para adultos. Cuando vi sus fotografías por primera vez, me dio la sensación de que este tipo quería ser como Terry Richardson. Tal vez ése sea el punto. Richardson  hace costosos libros de mesa para que los chicos se masturben. Sus productos son el resultado de una fantasía pura. Se trata de separar el cerebro del cuerpo. Bradley Scott, por accidente o por diseño, no convierte a la modelo en el sujeto. Al fotografiar trabajadoras sexuales, él abarca la fantasía directamente. Las personas intentan explicar el rol del sexo en el arte pero, ¿estamos esperando, realmente, ver tetas? Eso cree Bradley y para llegar a ese punto evita toda la parte intelectual.

Hablé con Bradley por teléfono y le doy crédito por su franqueza. No convierte el tema en algo sentimental o trata de pintar a las prostitutas como víctimas frágiles del mundo de los hombres. Son mujeres que son pagadas por dar sexo y posan para ser fotografiadas haciéndolo. A veces ellas le pagan a él para que les tome fotos. Después de todo, acá todos buscan recibir dinero.

VICE: Cuéntanos sobre esta parte de tu trabajo.

Bradley Scott: Tomo fotografías de trabajadoras sexuales. A veces para mí mismo y otras ellas me pagan y las usan para sus páginas y cosas así. Normalmente, alguna me recomienda con otra, sino yo las busco en internet.

¿Por qué trabajadoras sexuales?

Porque son buena onda y siempre están abiertas a hacer lo que yo necesito que hagan. Pueden ver el lado artístico y humano del sexo sin tabúes. El sexo es sexo, ellas lo hacer para sobrevivir así que pueden ver el otro lado de él, no solo como porno.

También, aunque suene como un idiota, quería ver tetas. Quería ver mujeres en bola. Quería tomarle fotos desnudas. Las niñas en las agencias de modelos se empelotan solo para ciertos fotógrafos, y yo estaba en la lista. No podría ser alguien que simplemente dice, “bueno, quítate la camiseta”. Hay algo en las trabajadoras sexuales que es muy interesante y me atrajo a ellas.

Al ver tu trabajo, es fácil relacionarlo con  Terry Richardson o Richard Kern. ¿Qué hace que tu trabajo sea diferente de la fotografía de sexo, que está tan de moda por estos días?

Muchas personas hacen esta comparación. De algún modo, ambos son mis referentes. No sé, espero impregnar algo de mí en cada fotografía. Mi trabajo es más íntimo que una simple galería de fotos de sexo. Yo tengo la intensión de crear imágenes que se relacionan conmigo o que, de alguna forma, me han sucedido; eso es lo que capturo. Espero que las personas puedan captar ese aspecto personal.

¿Cómo conseguiste este trabajo?

No tengo idea. Me mudé a Sídney de Perth y pensé, “al carajo, voy a hacer que esto funcione”. Envié varios correos electrónicos a trabajadoras sexuales, les mostré mi trabajo anterior, y les dije que no iba a cobrarles y que podrían quedarse con todas las fotos. Una dijo que sí y a partir de ella construí todo.

¿Eres diferente en las sesiones de fotografía de ahora?

Tal vez. Creo que puedo hablar más fácil con las personas ahora y percibo mejor sus sentimientos. Puedo presentir sobre lo que es bueno y lo que no, y sobre lo que va a funcionarme.

En el pasado has entrevistado a periodistas de guerra para VICE, como Tim Page y Stephen Dupont. ¿Cómo se relaciona esta parte de tu trabajo con el de ellos?

Podría inventar cualquier tipo de mierda sobre cómo el sexo y la guerra están relacionados, y cómo la batalla dentro de mí respecto a las mujeres y las relaciones es una zona bélica, pero nada de eso sería cierto. Los entrevisté porque quería mostrar su verdadero talento a los lectores de VICE. Su trabajo me inspira y he aprendido muchas cosas de ellos; son mis amigos, pero no creo que se pueda comparar nuestros trabajos.

 ¿Eres el tipo estrella de la fotografía de trabajadoras sexuales?
No creo que sea “el tipo”. Soy bueno, pero no sé si el mejor. Solo hago lo que me gusta.

Sigue a Wendy en Twitter: @Wendywends