FYI.

This story is over 5 years old.

The Risin’ Sun: de los años 60 en Woodstock al revival post punk en CDMX

Charlamos con el trío sobre su nuevo video, su relación con Wayne Kramer de MC5 y con Gordon Raphael, sobre ochos años tocando psicodelia y sobre cuáles son los mejores ratos de la vida.

La escena del rock psicódelico está tomando poder dentro de nuestro país. Ahora, los locales en los que anteriormente sólo podíamos escuchar propuestas como Zoé, Belanova y similares del pop-fresa-roma-condesiano, han abierto sus espacios para darle paso a otras tendencias musicales dentro del país.

Entrevisté a Ro Desentis (guitarra/ voz) y a Alex Weber (bateria/ voz) de The Risin' Sun para que me contaran qué pasa cuando de pronto ya te encuentras jammeando con uno de tus héroes de todos los tiempos y cómo se le hace para ir sobreviviendo en la industria musical mexicana. Aunque es obvio que traen una escuela sesentera, han encontrado la forma de definir su sonido para destacar de entre el océano de propuestas que ofrece la música capitalina.

Publicidad

Noisey: ¿Qué es The Risin Sun? 
Ro: The Risin' Sun es una banda que ya lleva aproximadamente ocho años. Siempre ha sido un trío, nuestra más nueva alineación es con Pony en el bajo, quien tiene ya casi un año con la banda. En estos 8 años hemos podido hacer varias giras por Estados Unidos. El otro día estábamos tratando de contar y ya iban como 400 toquines en total, desde garages y Lunarios.

​¿Cómo fue la primera tocada? 
Ro: Fue en una fiesta en casa de una amiga que tenía un jardín chido.
Alex: Teníamos un par de jams nada más. The Risin' Sun salió nada más como un proyecto para experimentar en la música y simplemente pasarla bien sin ninguna vista a ningún futuro cercano, disfrutar el momento.
Ro: Empezamos sin ningún fin, nada más tomábamos vino, fumábamos cigarros y tocábamos todo el día. Una canción de Hendrix que duraba tres minutos la podíamos extender a 20. Nuestra amiga, que nos dejaba ensayar en su casa, hizo una fiesta casera y nos dijeron que estaba chido, y poco a poco empezamos a hacer rolas, hasta que ya llevamos ocho años.


Se escucha muy claro que tienen esa línea Led Zeppelin, Hendrix y demás, ¿siempre fue así? 
Alex: En el principio fue muy así, muy clavado con bandas muy sesenteras, muy psicodélicas.
Ro: Virtualmente no escuchábamos otra cosa. Hendrix, Cream, Santana, Doors, todo de Woodstock, ¿ya sabes?, toda esa escuela pero hardcore, MC5 obviamente. Luego tuvimos oportunidad de conocer y grabar con gente de esa época, con Wayne Kramer (MC5), pero poco a poco fuimos cambiando. O sea eso nos los sabemos y nos gusta un buen, pero hoy en día te puedo decir que The Risin' Sun implica un buen de cosas a demás de lo sesentero, obviamente esa es nuestra  escuela y está súper en la sangre pero escuchamos soul, nos encanta el latin y todo.
Alex: Nos encanta todo lo que esté muy bien hecho y que te transmita una buena emoción.

Publicidad

​Yo los vi en El Lunario en enero del año pasado, y ahí sí traían una onda muy psicodélica. Desde el sonido hasta los visuales. 
Ro: Sí, teníamos mucho más marcado todavía eso, los visuales también. Tal vez si escuchas ahorita The Risin' Sun me dirías: "¿de qué hablas?, no hay nada más que sesentas ahí".
Alex: Pero lo que cambia es nuestra manera de ver las cosas.
Ro: Igual antes decíamos: "Wey, hay que hacer una canción como 'esta' de Jimmy Hendrix" ahora es como: "Wey, hay que hacer una canción chida", al final puede ser que te remita a Jimmy Hendrix por el trío y así, pero gracias al tiempo hemos podido crear nuestra propia voz.

​¿Cuántas producciones llevan? 
Ro: Esta es la tercera, la primera fue un sencillo con Wayne Kramer (2012).

​¿Cómo llegaron con Krammer? 
Ro: El Internet está cañón. Por cuestiones de Internet y conseguir su contacto le pudimos hacer llegar nuestro demo, le gustó y quiso trabajar con nosotros.

​¿Cómo fue trabajar con él? 
Ro: De locura, increíble.
Alex: Una cosa es que un artista que te gusta te firme un autógrafo o lo que sea, pero otra cosa es que te cite un día antes de grabar en un café con su esposa para conocerte.
Ro: Todo el día escuchamos MC5, el de Kick Out the Jams (1969), y de repente nos sabíamos esos covers y los estábamos tocando con él, eso fue muy bueno.
Alex: Luego él nos ayudó a elegir qué canciones de las nuestras eran las mejores.
Ro: Nos dio dos, tres consejos en lo que yo llamo "extra-musical". Ese wey la cagó, estuvo mucho tiempo en la cárcel por drogadicto. Me acuerdo porque tiene una guitarra muy emblemática, una Fender con la bandera de Estados Unidos, y ahorita la tiene pero no es la original de los 60 y le dije "¿wey, y la de los 60?", y nos contó de cómo la cagó y la vendió súper barata para comprar droga y ni siquiera con la bandera, la pintó de morado… una historia super triste y nos contó qué tan jodido estuvo esto. También vivió los 60 y era la banda local de Detroit, entonces quien sea que tocara en Detroit, este wey le abría y tocó con Hendrix y demás, aprovechamos para hacerle preguntas de la época, ya echando el fan. Le preguntamos cómo estaba el Peace And Love y todo mundo fumando porros sin ropa y nos decía: "Wey, pues estuvo muy bien, lo disfrutamos mucho pero lo único que les puedo aconsejar es que nunca traten de hacer eso del free love y compartir a sus novias, por eso ya no me llevo con muchos amigos" [risas].

Publicidad

​Con Kramer, The Risin' Sun grabó su primera producción con el mismo nombre. No compartan a sus novias, consejo de vida. 
Ro: Eso del free love nomás nel [risas]. Después de grabar con él nos fuimos cinco meses a EEUU.
Alex: Dos veces en el 2013 y una última vez en el 2014.
Ro: Luego grabamos con Gordon Raphael, que es el productor de los primeros dos discos de The Strokes. Iba a venir a México y alguien le pasó música de varias bandas de acá y decidió que le gustaba Risin' Sun y decidimos que sí queríamos trabajar con él y ahí creo que también fue un pequeño cambio en el que nos abrimos a otros sonidos, aparte a Gordon Raphael no le podías fanear nada porque ni siquiera nos gustan The Strokes tanto. Sabíamos que era un muy buen productor y lo hicimos, capturó muy bien la esencia de la banda en vivo… nada más hay un par de cosas que los miembros sentimos que faltó, pero es un disco que refleja mucho eso.
Alex: Ahora ya somos totalmente independientes y también autoproductores de nuestro propio asunto.
Ro: Pony, Weber y yo fuimos a la escuela para aprender a grabar discos, entonces fue como "está bien chido grabar con Kramer y Gordon, pero si pagamos colegiatura pues ya hay que hacerlo nosotros", entonces nos estamos autogestionando todo.

​Ya salió su material más nuevo: Girl Of A Thousand Hearts, ¿qué es?

Ro: El video que salió puede ser tal vez el más diferente de todos… Tal vez, porque todavía suena mucho a The Risin' Sun y eso está muy chido. El video también lo hicimos nosotros con iPhones y con una laptop y salió muy chido autogestionado, y pues nada, estamos tocando un buen este año, pretendemos cerrar el año con más toquines en la República y vamos a tocar en todas partes, también con The Oh Sees en la Semana Indie Rocks! y también en Ixtapaluca y Puebla. El siguiente año planeamos sacar nuevas cosas para después hacer una gira internacional.

Publicidad

​¿Sí les da para una gira internacional?, ¿Cómo los recibe la gente en otros lados? 
Ro: Lo logras, buscas la manera.

​¿Mejor que acá? 
Ro: Es diferente, hay más infraestructura. Aquí a la gente le gusta un chingo, a la gente le gusta un chingo en EEUU también, nomás que la gente en EEUU te dice: "Dame una playera, un CD, ¿dónde van a dormir hoy?, te invito tres chelas", y está de huevos. Aquí en México nada más te dicen: "Ah, estuvo chido".

​Ponme en lista [risas]
Ro: Ajá.
Alex: Que no está mal, pero de gira la gente te aprecia más porque sabe que estás de gira viviendo en un coche.
Ro: También la gran diferencia de la infraestructura en EEUU es que hay barecitos como el Caradura, o el 246 y venues chicos en cualquier pueblo, entonces puedes tocar de lunes a domingo si estás viajando porque si vas a un pueblito en Texas, igual tienen un bar donde puedes tocar y todo el pueblo va. Acá es sólo como Guadalajara, Monterrey, CDMX. Esa es una gran ayuda, pero no diría que es mejor o peor, solo es diferente y aquí en México ha ido mejorando desde hace ocho años que empezamos hasta ahorita. En 2009 las bandas todavía se peleaban un chingo y era super mexicano eso, nos decían: "¿por qué tocan en inglés?".
Alex: Todavía sigue un poco. Todavía hay bandas que son super mamonas y todavía hay weyes a quienes les caga que toques en inglés.

​¿Les da para vivir de esto? 
Alex: De momento no, pero son los mejores ratos de la vida.
Ro: Sí, o sea si te quedas así sentado en tu casa esperando una quincena porque vendiste un chingo de discos, pues no.
Alex: Sí vives al día, pero si estás rockeando diario y vives al día durante tres años y eres una banda nueva, tienes una muy alta probabilidad de por lo menos tener una vida comercial buena, de poder vivir de la música por lo menos tres años. Chance no como un millonetas ni nada, pero clase media de músicos.
Ro: También está la onda de igual llevar cinco discos, alguna rola te la compran para un anuncio y entonces te cayó una lana; de repente hubo una rola que super pegó y ya: gira mundial. Eso le pasó a Black Keys y ya son trillonarios, pero antes de eso también iban en una camioneta en la carretera.
Alex: El año que entra tenemos planeado sacar un disco antes del verano para llevárnoslo en vinil en EEUU y Europa donde se vende el vinil y hay circuitos con productoras que ya conocemos y moverlo allá. Igual y no vas a ser millonetas pero son los mejores ratos, yo no me los pierdo por nada, son lo más importante en la vida. Si me voy a tener que aguantar cargar mi cuerpo todo el día, pues por lo menos me voy a buscar super buenas experiencias y para mi lo musical es como magia, es lo único que me gustaría hacer. Creo que si no le dieramos una oportunidad, seríamos unos pendejos.
Ro: Es lo único que sé hacer también. O sea, te podría decir que sé hacer administración o que armo eventos, pero no hago nada como cuando toco guitarra, lo que mejor me sale en toda la puta vida es tocar la guitarra.
Alex: Y no sólo tocar la guitarra, qué te parece rockear. Tiene que ver con que tan chido eres, no intento decir que soy el más chido ni nada, pero intento decir que no soy un pendejo [risas]. Podría ser muy buen taxista, negociador de rehenes, terapeuta.

​¿Qué viene para The Risin Sun? 
Ro: Estos toquines para terminar el año por la República presentando este sencillo y entrando el siguiente año viene nuevo material y una gira internacional y ya. Pensamos que en el 2017 ya nos toca, entonces tal vez sólo nos vean unas cuantas veces en México, queremos estar fuera de México todo lo que se pueda.

 Liss documenta cosas de música y la vida, siguela acá.