Vice Blog

Una serie de teorías descabelladas sobre la muerte de Rita Barberá

Con la muerte de la alcaldesa empiezan a aparecer extrañas elucubraciones y teorías conspiratorias, nosotros tenemos algunas.
23.11.16

Rita Barberá ha muerto esta mañana a causa de un infarto. Es verdad, alguien ya lo ha puesto en Wikipedia. Ante esta situación, creo que debemos considerar que ha habido dos Ritas. Una: la persona, la real, la señora. La otra: la política esperpéntica, la que formaba parte del imaginario popular. ¿A qué me refiero con esto? Pues la del "caloret", la que se reía de los manifestantes del movimiento Intifalla durante la mascletá, y, por supuesto, esa figura que representaba la corrupción en Valencia, en España e incluso en el mundo entero. Definición que, certera o no, impregnaba la mente de un buen puñado de españoles. Ella era un concepto, una entidad que definía no solo las políticas españolas más inmorales si no ese comportamiento supuestamente tan español de la picaresca. Era un reflejo de una España que, sin duda, existe.

Publicidad

Como también existe esa idea de un mundo desconocido oculto entre los pliegues de la realidad, un entramado de corrupción y sociedades secretas que controlan el devenir de los acontecimientos. Es en esta realidad donde la figura mediática más caricaturesca de Rita Barberá se hospedaba, acompañada por un sinfín de teorías conspiratorias. Tenemos por ejemplo las sospechas que vinculan ciertos fallecimientos relacionados con el caso Gürtel con una especie de macroestructura mafiosa que opera a la sombra y que podría haber "enviado al otro lado" (así deben hablar estos tipos) a ciertos implicados que podrían estar declarando en contra de ellos.

Hablo de las muertes de Antonio Pedreira) —juez del caso Gürtel—, Isidro Cuberos —exjefe de prensa de Javier Arenas e implicado en el caso Gürtel—, Álvaro Lapuerta —extesorero del PP e imputado en el caso Bárcenas, que es una derivación del caso Gürtel—, María del Mar Rodríguez Alonso —esposa de Tomás Burgos, dirigente del PP e imputada en el caso Gürtel—y Francisco José Yáñez Román —principal testaferro en Suiza del ex tesorero Luis Bárcenas—, entre otros.

Ante estas revelaciones, uno debe informarse un poco antes de escandalizarse. Por ejemplo, Antonio Pedreira murió tras llevar 36 meses hospitalizado tras un accidente cerebral (así lo califican la mayoría de medios que trataron el tema), aparte de llevar años sufriendo un avanzado Parkinson. A Isidro Cuberos lo encontraron despeñado en un barranco cerca de su moto, en Málaga. Esto sucedió después de ser imputado por el juez Pablo Ruz, pero se acogió al derecho de no declarar puesto que el presunto delito de prevaricación estaba ya prescrito. Álvaro Lapuerta sufrió una caída en su domicilio que le provocó varias hemorragias.

Publicidad

¿Sospechoso? Bueno, el tipo tenía entonces 88 años y debemos tener en cuenta que un par de años antes de este incidente ya había sufrido otra caída en la puerta de su casa, cosa que le causó varias hemorragias cerebrales. María del Mar Rodríguez Alonso se quitó la vida después de que la Fiscalía Anticorrupción le reclamara una pena de dos años y nueve meses de prisión por delitos de prevaricación, falsedad en documento mercantil y malversación en caudales públicos. Ella, Rodríguez Alonso, se había declarado víctima de un "Estado policiaco" que la acusaba de unos delitos que no había cometido y que la mantenía en un estado permanente de "libertad vigilada". Finalmente, Francisco José Yáñez Román murió por causas naturales a una semana de declarar como imputado en la Audiencia Nacional.

Según cómo se ordenen y expliquen los elementos, podemos encontrarnos con enunciados totalmente distintos. Si nos limitamos a leer el primer párrafo esto puede parecer una ronda de asesinatos por motivos políticos, pero estoy seguro de que ahora —con la información más detallada— esta teoría os parecerá mucho menos probable. Esto no significa, por otra parte, que no creamos que en determinados estamentos políticos de alto nivel haya muchas personas capaces de urdir tramas tan dementes como la que nos ocupa, e incluso de llevarlas a cabo si es necesario.

La reciente muerte de Rita Barberá no ha hecho más que alimentar estas cavilaciones que vinculan el "caso Gürtel" y el caso Bárcenas con la muerte de personas y otro tipo de acusaciones. No es muy difícil darse una vuelta por internet para encontrar artículos publicados en páginas de diseños escuetos e incómodos relacionados con estas perversas interpretaciones de la realidad. Sin duda nos encontramos antes un campo fértil para las teorías descabelladas ya que es innegable que estas circunstancias son el detonante necesario para elucubrar todo tipo de ficciones que, en todo caso, tampoco deberían descartarse como imposibles, pero sí como muy poco probables.

Publicidad

Puestos a desvariar, os proponemos (gratis) unas cuentas teorías conspiratorias vinculadas con el fallecimiento de la exalcaldesa de Valencia para que sean seriamente consideradas por todos.

TEORÍAS DESCABELLADA NÚMERO 1: EL TRAJE

Rita Barberá nunca ha existido, es un traje de silicona que a lo largo de los años varias personas han ido calzando para urdir ciertas estratagemas políticas. No existe una Rita, sino muchas. Por lo que parece este personaje ya se había exprimido al máximo y ahora tocaba "renovar el armario" y generar un nuevo personaje para, de nuevo, exprimirlo hasta la saciedad.

TEORÍAS DESCABELLADA NÚMERO 2: NADIE HA MUERTO

Rita sigue viva. Estaba harta de tanto lío y, con un grupo de colegas suyos muy influyentes a nivel político, ha decidido fingir su muerte. Ahora mismo está en Florida bebiendo cócteles maravillosos rodeada de caimanes.

TEORÍAS DESCABELLADA NÚMERO 3: EL SACRIFICIO

Rita se ha sacrificado. Forma parte de una orden de personajes influyentes que controlan el devenir de la sociedad española que están involucrados en ciertos escándalos relacionados con unos rituales escabrosos privados cuya única función es la de generar vínculos extremos entre estas personas para que nunca lleguen a traicionarse. Ante el estrés de juicios y declaraciones venideras que pudieran llevar a el despertar de un escándalo mayor, Rita, como una valiente caballera, ha decidido sacrificarse por el bien común. Un artista está pintando ahora mismo este sacrificio, será una de las obras más espectaculares del siglo XXI.

TEORÍAS DESCABELLADA NÚMERO 4: EL ROBOT

Barberá es un robot programado por unos masones. Se construyó durante la segunda guerra mundial y ha participado en cientos de misiones secretas orquestadas por el gobierno español. Dicen que fue el primer robot en pisar Marte y que ha visto cosas que los hombres ni podrían imaginar. Ahora, simplemente, el robot se ha quedado obsoleto. Los ingenieros y programadores están trabajando en un nuevo modelo llamado R.I.T.O. (Robot Inteligente Tremendamente Optimista), un androide que cambiará la forma en la que entendemos la inteligencia artificial.

TEORÍAS DESCABELLADA NÚMERO 5: TODO HA SIDO UN SUEÑO

Todo es un sueño. Mañana despertaremos y todo seguirá exactamente igual y en la entrada de Wikipedia de Rita no aparecerá ninguna fecha de fallecimiento.

TEORÍA DESCABELLADA NÚMERO 6: HA DESPERTADO

La percepción que tenemos de la realidad es falsa, realmente estamos viviendo como en Matrix, o como el mundo fantástico de los personajes de Next Men de John Byrne. Todo forma parte de un programa que nos hace creer que estamos viviendo en la Tierra. Rita ha forzado los límites de esta realidad y ha logrado "escapar". Ahora mismo acaba de despertar en el mundo real. Se encuentra dentro de una especie de cápsula repleta de tubos y cables. Rita está sorprendida pero en el fondo sabía que esto pasaría. Se saca un tubo que penetra su esófago, gira su cabeza y a lo lejos cree ver un árbol, un castaño. Este es sin duda el primer árbol real que ve en su vida. Lo ha conseguido, ha despertado.