FYI.

This story is over 5 years old.

el pendejo de la semana

El pendejo de la semana - Tomás Ruiz González

#TamalGate ha sido un ejemplo de cómo las escaramuzas legales pueden superar a la ficción.
3.2.12

Conocido mejor como el novio de Ana de la Reguera, como el hombre de Elba Esther Gordillo en el gobierno de Veracruz, o como el Gentleman del candelabro al haber puesto de moda acomodarles de madrazos a empleados desobedientes y respondones mucho antes que Miguel Moisés Sacal Smeke; Tomás Ruiz González tiene una larga trayectoria en el manejo de dinero de los mexicanos. Uno pensaría que con una maestría en Economía en la Universidad de Columbia, el secretario de planeación y finanzas de Javier Duarte podría tomar decisiones más prácticas para las transferencias de dinero. Pero intentar convencer de que volar dos maletas con 25 millones de pesos es legal, parece algo imposible en un maestro de los números.

La historia del ahora conocido como #TamalGate ha sido un ejemplo de cómo las escaramuzas legales pueden superar a la ficción. “No es ilegal transportar dinero en efectivo en avión”, dijo Tomás Ruiz González a los medios. Saquemos cuentas: El avión en que se transportaron las dos maletas con el dinero en efectivo tiene costos de operación que superan la lógica del argumento de la premura de los pagos. La cantidad facturada supera, por mucho, el pago de un trabajo que ya había sido terminado y difundido. El último promocional de la empresa del fotógrafo Willy Sousa se difundió el mismo día que fueron incautados el madral de billetes de $500 que el gobierno de Veracruz quería entregarle con tanta prisa. Esto es algo inusitado para un estado con una deuda que rebasa los 60 mil millones de pesos y que tardó más de un año en atender reclamos de proveedores y prestadores de servicios locales. Los 31 segundos más caros de la publicidad que son más bien una recopilación de imágenes ya filmadas, celebradas y hasta lloradas con anterioridad en otra mega producción del mismo autor.

foto vía AP

Hagamos de cuenta que, pasando por alto esos detalles, le creemos a Tomás Ruiz. Para alguien que fue dos veces subsecretario de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, director del SAT (Servicio de Administración Tributaria) y que ha creado reglas sobre los procesos de cómo cualquiera debe pagar impuestos sobre depósitos superiores a 20 mil pesos, sigue siendo extraño. ¿Por qué al estado de México? Quizá el hermanamiento entre Xalapa y Toluca llevaba letra fina en el contrato y la cuota la tenían que pagar los veracruzanos. Enrique Peña Nieto niega que fueran destinados a su campaña. Todos creemos en la palabra y en la honestidad del PRI. Fidel Herrera, ex gobernador de Veracruz, ganó dos veces la lotería siendo Tomás Ruiz el director.

Hagamos de cuenta que las propias campañas del gobierno de Veracruz las siguieran sus empleados a todos los niveles. “Para el Gobierno Estatal, es fundamental que los servidores públicos desempeñen sus funciones en un marco de honestidad, eficacia, transparencia y estricto apego a la ley, en especial durante los periodos electorales”, se afirma en el código de ética de Soy honesto. De acuerdo a esta campaña, emprendida por el gobierno del estado, el uso de una pulserita mamona te exime de tus responsabilidades como funcionario. Hay que tener la suficiente madre como para portar esa pulsera en la muñeca y en la mano llevar una maleta con dinero.

Siendo veracruzano, he aprendido que el ciclo de indignación, protesta y resignación es mucho más frecuente que el de la media nacional. Cuando hay muertos regados en Boca del Río, se encarcela a usuarios de redes sociales. Cuando nadie va a la cárcel por un derrame petrolero, se crean leyes a para quienes difundan rumores. Cuando funcionarios federales evitan ser secuestrados por traer camionetas blindadas, el resto de la población vive en la inseguridad. Veracruz es el estado donde pasa de todo y no termina de suceder nada; por decreto.

Imagen de entrada vía

@RomanCotera