FYI.

This story is over 5 years old.

Ediciones VICE

Esta es la abuela ‘gamer’ que triunfa en YouTube

En una época en la que cada vez hay más usuarios de YouTube que se hacen famosos, la historia de una abuelita que se convierte en una celebridad de la noche a la mañana por dedicarse a su mayor afición no se da con demasiada frecuencia.
1.3.16

Montaje de Shirley Curry hecho por fan. Imagen cedida

Está anocheciendo. Frente a ti, un camino serpentea montaña arriba hasta las puertas de una fortaleza envuelta en la bruma. La ciudad es Soledad, capital de Skyrim, provincia en la que se desarrolla el popular juego de rol de fantasía The Elder Scrolls V. Es como un universo paralelo, pero lo más curioso de todo es que la persona que te guía por las tierras de Skyrim es nada menos que una abuela de 79 años.

Si formas parte de la enrevesada subcultura de los juegos online quizá sepas de quién hablo. Testigo de una guerra mundial, de la invención del Pong y del nacimiento de internet, Shirley Curry ha logrado ponerse a la cabeza de un mundo radicalmente distinto al que la vio crecer. Conocida en línea por su apodo Gamer Grandma, esta anciana se ha ganado el afecto de 115.000 suscriptores de YouTube, el doble de la población del pintoresco pueblo de Virginia que considera su hogar.

Publicidad

Shirley desarrolló su amor por los juegos a mediados de la década de 1990, cuando su hijo le instaló una copia del juego de estrategia Civilization II . Jugó casi obsesivamente a todos los títulos de la saga hasta que descubrió Skyrim, título que llevó su adicción a un nuevo nivel y le abrió las puertas al mundo de los juegos en YouTube. Gracias al usuario de Reddit "Jacobthebro", el primer vídeo de un a sesión de juego de Shirley se hizo viral en menos de 24 horas. Al día siguiente, la abuela gamer tenía más de 11.000 emails en su buzón. "Me puse a llorar", me contó en una conversación por Skype. "No sabía qué hacer".

En una época en la que cada vez hay más usuarios de YouTube que se hacen famosos, la historia de una abuelita que se convierte en una celebridad de la noche a la mañana por dedicarse a su mayor afición no se da con demasiada frecuencia. Pero la fama acarrea un precio: muchas de las horas que antes pasaba caminando las dedica ahora a grabar sesiones de juego, responder emails, comentarios y a mantener contentos a sus seguidores. Es un bucle infinito que le deja poco margen para desarrollar otras aficiones como el punto o la lectura de novelas de ciencia ficción. A veces tiene la sensación de estar "atrapada" y se siente "consumida".

Irónicamente, la fama de Shirley en YouTube ha limitado el tiempo que dedica a jugar al día a solo 30 minutos. "Ya me gustaría poder jugar durante horas, como hacía antes. Es difícil tener que ceñirse a una duración determinada [porque los vídeos más largos atraen menos visitas]…", explica con un deje nostálgico. Afortunadamente, el carácter optimista de Shirley la ayuda a afrontar con normalidad su repentina fama.

Publicidad

Por lo general, la sección de comentarios de YouTube suele ser un buen ejemplo de la bajeza verbal de la que es capaz el ser humano. En cambio, los comentarios de los vídeos de Shirley son en su mayoría muestras de afecto y admiración. "Por favor, adóptame… Te haré galletas". Pero incluso la adorable Shirley tiene sus detractores. Según nos cuenta, ha tenido que bloquear a unos cuantos que la acusaban de ser una adolescente impostora que se hacía pasar por una anciana.

Por ahora, Shirley es la única jugadora de avanzada edad cuya identidad se conoce en YouTube, aunque ella está segura de que hay muchas más ocultas tras un avatar. "Las youtubers de más edad deberían poner su foto e indicar su edad en el perfil", señala. "Así todo el mundo sabría que somos más de lo que parece y no se armaría tanto revuelo". En su opinión, el primer paso para cambiar la cultura de internet que impera actualmente es dejar de ocultarse y fingir que la gente mayor no usa videojuegos.

Pero el debate sobre la presencia de personas de más edad en la red no tiene que limitarse a ese ámbito. También deben producirse cambios en la vida real. Shirley cree que los jóvenes de hoy en día podrían tener la iniciativa de salvar ese vacío generacional armándose de paciencia e invitando a los más mayores de la familia a jugar con ellos.

Pese al halo de "celebridad" que la rodea en YouTube, Shirley no es más que otra novata que disfruta matando dragones pixelados enfundada en su pijama, y para ella eso es suficiente. Todavía no ha recibido ni un céntimo por su exitosa carrera como youtuber, aunque se contenta con poder seguir jugando.

El amor incondicional de Shirley por los juegos me animó a retar a mi abuela a una partida de Tekken. Nuestra conversación me hizo reflexionar sobre la idea de que, en cuestión de un par de décadas, los jugadores y las jugadoras de más edad dejarán de ser una minoría invisible para convertirse en la norma.

Sigue a Xiaoran en Twitter.

Traducción por Mario Abad.