Identidad

Hablamos con el colectivo LGTB cristiano de Madrid

¿Se puede compatibilizar la orientación sexual con una vida religiosa? Desde CRISMHOM están empeñados en que sí, pese a lo que digan desde las Iglesias.
10.6.16

San Sergio y San Baco según uno de los miembros de CRISMHOM. Imagenes vía

Habíamos pasado en algunas ocasiones por la puerta del local de CRISMHOM en el barrio de Chueca en Madrid, pero nunca lo pillamos abierto. Teníamos curiosidad por ver cómo se compatibiliza el hecho de fundar una Comunidad Cristiana (que es como se anuncian) con la defensa de los derechos del colectivo LGTB.

No parecen dos cosas muy compatibles, simplemente por la forma en la que la Iglesia Católica, por ejemplo, trata a sus cristianos que se salen de la orientación sexual que a sus dirigentes (sobre todo obispos y arzobispos) le parece la correcta.

Dios en su infinito Amor creó también la esta diversidad y que es aceptada y querida por Él/Ella

Nos ponemos en contacto con ellos, y en su nombre nos explica Óscar Manuel, primero, cómo nació. "Fue a partir de un grupo que inicialmente formaba parte de la comisión de Asuntos Religiosos de COGAM. Dicho grupo necesitó buscar un espacio propio para desarrollar su carisma cristiano. Tras un discernimiento conjunto, ese grupo decidió comenzar el proyecto que hoy constituye nuestra Asociación y Comunidad cristiana".

Óscar también cuenta que sus tres ámbitos de acción son con la sociedad, con las Iglesias Católica, Reformadas y Ortodoxa y con el propio colectivo LGTB.

Pero, ¿con qué objetivos?

"A través de la visibilización de nuestra realidad mediante nuestras celebraciones, actividades, oraciones, convivencias, documentación y página web hacemos palpable que la vivencia de la orientación sexual y/o la identidad de género es totalmente compatible. Que Dios en su infinito Amor creó también la esta diversidad y que es aceptada y querida por Él/Ella".

Suena bonito, pero vamos a profundizar un poco más en las relaciones entre orientación sexual y la religión. Que no nos parece un tema sencillo.

VICE: Os definís como es una asociación cristiana ecuménica LGTB+H, comunidad de diversidad sexual. ¿Me puedes explicar un poco en qué consiste esto?
Óscar Manuel: Desde el principio de nuestra andadura, queríamos tener presente a todos los cristianos y cristianas que sufrían discriminación por su realidad afectivo-sexual.

Si únicamente acogíamos a católicos y católicas, dejábamos fuera a otros hermanos y hermanas que pudieran necesitar un espacio como el nuestro. El ecumenismo nos permite compartir con miembros de otras confesiones cristianas y nos permite ser una entidad inclusiva.

La mención de diversidad sexual es porque nuestra Comunidad está formada no sólo por gays y lesbianas, sino también por personas bisexuales y transexuales, realidades muchas veces no tomadas en cuenta.

El +H es porque hay mujeres y hombres heterosexuales que se han integrado en CRISMHOM y que hacen suyas nuestra identidad y misión. Eso nos convierte en Comunidad de Diversidad Sexual en la que incluimos todas las realidades afectivo-sexuales, no exclusivamente las LGTB.

Tenéis una parte de acogida, ¿cómo la desarrolláis?
Tenemos un equipo de voluntarias y voluntarios que se encarga de acompañar a aquellas personas que nos quieren conocer nuestra Asociación.

Al tener una entidad, ser, misión y carisma muy específicos, y precisamente por la dificultad de muchas personas de encontrarse en armarios no sólo por su orientación sexual o identidad de género, sino a veces por no poder mostrar su fe, decidimos que era necesario acompañar a las personas que vinieran por primera vez a CRISMHOM.

Muchas personas LGTB cristianas viven ocultando bien su orientación sexual y/o identidad de género o su vivencia de la fe, o tienen muchas dificultades para compaginar ambas realidades en sus vidas

La primera vez que alguien se acerca a nuestra Comunidad mantenemos una entrevista personal y le hablamos de nuestra historia, qué hacemos, cuáles son nuestras actividades y qué objetivos perseguimos. Hacemos un seguimiento de esas personas para ver si se integran bien. Es necesario acoger y acompañar puesto que a mucha gente le cuesta dar el paso de atreverse a venir y queremos hacerles más sencilla dar los siguientes pasos en esa decisión.

También habláis de que todo es "anónimo y confidencial", ¿qué tipo de consultas recibís?
Aparte de por el imperativo legar regulado en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), muchas personas LGTB cristianas viven ocultando bien su orientación sexual y/o identidad de género o su vivencia de la fe, o tienen muchas dificultades para compaginar ambas realidades en sus vidas. Esas personas únicamente se dan la oportunidad de buscar entidades como la nuestra si pueden tener la certeza de que nadie les va a identificar.

Dios nos quiere y nos ha hecho diversos precisamente para enriquecer su Creación

Mucha gente contacta con nosotros para saber cómo funcionamos, si somos una iglesia aparte, para hacer preguntas acerca de la compatibilización de fe y orientación afectivo-sexual, identidad de género, ayudas sociales… Nuestros recursos como entidad son muy limitados y no siempre podemos prestar toda la ayuda que nos gustaría.

Es compatible ser cristiano y vivir libremente la sexualidad, la Iglesia pone algunos problemas para ello, ¿no?
Iglesia es un término muy amplio. Actualmente quien lanza dichos mensajes es una parte de las jerarquías de las iglesias. Me imagino que la pregunta se refiere más en concreto a la Iglesia Católica. Quien lanza este mensaje y mantiene el dogma es un determinado grupo (amplio y con una presencia muy grande) de la jerarquía (compuesta por personas con grandes responsabilidades dentro de la Iglesia).

Son ellos quienes lanzan los mensajes que transmiten la idea equivocada de que la homosexualidad es una desviación de la sexualidad humana (ya que no suelen hacer mención explícita de la bisexualidad o la transexualidad; a veces incluyen estas realidades dentro de la misma homosexualidad).

El Espíritu Santo sopla en muchas partes y hay grupos como el nuestro en Cataluña y Andalucía

Nuestra experiencia y vivencia demuestra que las iglesias están compuestas por grupos muy diversos. Dentro de la Iglesia Católica nos hemos encontrados con muchos grupos que comparten nuestro sentir de que Dios nos quiere y que nos ha hecho diversos precisamente para enriquecer su Creación.

Tenéis contactos con las instituciones de la Iglesia.
Hemos escrito a las Instituciones Oficiales de la Iglesia Católica para iniciar un contacto, aunque no hemos recibido respuesta. Somos conscientes de que saben de nuestra existencia y estaremos encantados y encantadas de poder empezar un diálogo constructivo.

También hemos tenido contactos con pequeñas comunidades. Nos relacionamos también con otros grupos de otras iglesias reformadas y evangélicas. Dentro de estas realidades se encuentran iglesias muy inclusivas.

¿Hay entre vosotros sacerdotes?
Tenemos la suerte de contar con sacerdotes, pastores y teólogos que nos acompañan. Hemos podido celebrar incluso con pastoras de otras iglesias cristianas.

Últimamente, en Madrid estamos viviendo un repunte de los ataques homófobos, ¿habéis sufrido alguno? ¿cómo vivís esto?
Gracias a Dios, ninguno de nuestros miembros los ha sufrido. Nos preocupa mucho puesto que es un ataque a nuestra integridad y derechos como ciudadanos y ciudadanas. Pensamos que el repunte viene porque cada vez somos más visibles como colectivo y por desgracia también existen personas muy intolerantes que se manifiestan de manera violenta. Hemos participado en alguna de las concentraciones de repulsa hacia estas agresiones.

Somos Hijas e Hijos de Dios, queridas y queridos en nuestra realidad afectivo-sexual y/o de identidad de género, podemos construir una sociedad en donde quepamos

¿Hay más comunidades de este tipo en España? ¿Estáis en contacto?
Sí. El Espíritu Santo sopla en muchas partes y hay grupos como el nuestro en Cataluña y Andalucía. En otras entidades hay grupos cristianos integrados en los colectivos más grande como ocurre en Canarias y el País Vasco.

Contamos con el apoyo y el cariño de muchas otras entidades a lo largo y ancho de nuestro país y nuestra realidad ya está presente, como ocurre con otras como las familias homoparentales, padres de personas LGTB y realidades específicas como las personas bisexuales, transexuales o con VIH/SIDA.

Para terminar, algo más que aportar, o que decir, sobre vuestra actividad que se me haya escapado…
Nuestro carisma también se basa en la defensa serena pero firme frente a las declaraciones LGTBfobas y cristianófobas vengan de donde vengan. Creemos que la beligerancia no nos lleva a ningún sitio.

Sólo desde la firmeza, sin dejarnos discriminar, y la seguridad de que somos Hijas e Hijos de Dios, queridas y queridos en nuestra realidad afectivo-sexual y/o de identidad de género, podemos construir una sociedad en donde quepamos todas y todos.