FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Priti baiks: Bicis para impresionar a las nenas

En Panamá si no tienes coche, tampoco pasa nada.

Hace unos días, estábamos navegando por internet y descubrimos algunas fotos de chicos latinos con aires orgullosos y desafiantes, todos montados en bicicletas tan vacilonas que eran capaces de competir con los coches tuneados más extravagantes. El nombre, “Priti Baiks”, es, obviamente, una parodia del inglés pretty bikes. Pero en Panamá –país donde fueron sacadas estas fotografías– la palabra priti no quiere decir bonito. También puede significar ingenioso y gracioso. Sin duda, ingenio no les falta a esas bicis. Algunas llevan hasta equipo de sonido, luces de neón y pantallas LCD. Hemos hablado con José Castrellón, el fotógrafo detrás de este proyecto, para saber más sobre las “Priti Baiks”.

Publicidad

VICE: Hola, José. Cuéntanos de dónde surgió la idea de sacar esas fotos.

José Castrellón: Desde “pequeño”, siempre he deseado hacer un proyecto sobre eso. Aquí, en Panamá, existen muchos limpiabotas y ellos tienen la costumbre de personalizar y decorar los soportes en los que los clientes apoyan los pies. Cuando yo era niño, ya con idea de ser fotógrafo, me encantaba mirar esas decoraciones, y así fue como nació mi pasión por las cosas personalizadas.

¿Cuánto tiempo has tardado en concretar el proyecto “Priti Baiks”?

En 2008 un amigo y yo estábamos en una región del interior de Panamá. Paramos para poner gasolina en el coche y nos encontramos con algunos chavales en la gasolinera, divirtiéndose y llenando las bocinas con CO2. Cuanto mayor era la bocina, más CO2 llevaba y más ruido hacía. En ese momento estaba en medio de otro proyecto, por eso no fue hasta 2009 cuando empecé a trabajar en serio en esto. Y todavía no he terminado, de hecho: quiero recopilar un libro con fotografías de bicicletas de todo Panamá, no solamente las del interior del país.

Bestial. Me encantan las bocinas que esos chavales usan en sus bicicletas. Son increíbles. ¿Te ha entrado a ti también el gusanillo de las “Priti Baiks”?
No, todavía no he entrado en esa escena, pero me intereso mucho por ella. La primera foto que saqué fue en 2009. Estaba conduciendo por la carretera y vi a un niño con una bicicleta tuneada. Bociné varias veces, él me respondió, hablé con él y le pregunté si podía sacarle una foto. Saqué una de 6×6 con mi camera analógica y una polaroid para que él la guardara.

Publicidad

Pero no todo el mundo en Panamá tiene bicicletas así, ¿no? No es algo popular en todo el país, quiero decir.
No, es algo un poco raro. Generalmente es la gente de las clases trabajadoras que viven en guetos los que tienen bicicletas así. Los jóvenes ricos nunca tendrían una, ellos no tienen ese tipo de creatividad. Cuando todo nos es puesto en bandeja, no existe necesidad alguna de cambiar, de alterar nada. Esta gente del gueto… es una cosa jodida. Viven en la pobreza extrema, pero se las ingenian para tener todos bicicletas y zapatillas increíbles. En el gueto ves familias con tres hijos, pobres de solemnidad, pero todos ellos con bicicletas espectaculares. Trabajan duro para poder comprarlas y después las cuidan muy bien. No es algo que compran y después dejan de lado, es un proyecto que les lleva años de dedicación hasta llegar al nivel que ellos desean. Muchas veces, llegan a tratar mejor a sus bicicletas de lo que tratan a sus hijos. ¡Algunas hasta tienen pantallas LCD!

¿LCD? Joder. ¿De dónde crees que sacan la inspiración para decorar las “priti baiks”?

Las bicicletas tienen mucho que ver con la cultura cholo, ¿sabes? Deriva de la parte caribeña de Panamá y como tal es muy afrocaribeña.

¿Compiten unos contra otros para ver quién tiene la bicis más espectacular?
Claro que sí, es una cultura extremadamente machista. Están siempre intentando superarse y ser los mejores. No existen concursos ni nada por el estilo, pero yo estoy pensando en organizar uno.

Publicidad

¿Cuál es tu bicicleta preferida?
La que tiene el subwoofer delante. La historia que hay detrás de esa bicicleta es fascinante. El tipo ya la tenía hacía un tiempo, pero después de ganar en la lotería la tuneó bastante más. Sin duda, es mi preferida.

Antes has dicho que el proyecto aún no está acabado. ¿Cuáles son los próximos pasos?
Como te he dicho, todavía sólo he fotografiado en el interior del país, en el campo. Quiero ir al gueto y fotografiar también allí.

Queda claro que para estos chicos, no se trata de un capricho materialista, sino de un estilo de vida. ¿Cómo compararías la serie “Priti Baiks” con el resto de tu trabajo?
Básicamente, me gusta documentar los cambios de las subculturas en diferentes sociedades. En la serie “Impero del Sole” estaba en Roma [en 2009, José Castrellón ganó el primer premio en el concurso IILA Fotografía, en Roma], una ciudad completamente llena de turistas. Estaba hasta los cojones, así que ¿qué mierda iba a fotografiar? De ahí que me fui a los suburbios y fotografié la verdadera Roma, a pesar de que la mayoría de italianos estaban de vacaciones.

¿Tienes planes de llevar esta exposición a otros países?
Sí. Ahora estoy de camino a Nueva York, donde voy a hacer una exposición en el Museo del Barrio.

¡Bien! ¿Cómo ha surgido esa oportunidad?
El Museo del Barrio es un museo en Nueva York que muestra el trabajo de artistas latinoamericanos contemporáneos que viven en los EE.UU. El año pasado, cuando estaba en Nicaragua para la 7ª Exposición Bienal de Arte Contemporáneo, fui abordado por Elvis Fuentes, director del Museo del Barrio, que eligió el trabajo de tres artistas de cada país de la América Central para que expusieran.

Mucha suerte con la exposición, José. Voy a ver si también empiezo a tunear mi bici.

Pulsa aquí para ver la serie de fotografías completa.

ENTREVISTA DE ALEX BABAHMADI
FOTOGRAFÍAS DE JOSÉ CASTRELLÓN

TRADUCCIÓN DE SIMONE GONÇALVES