FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

La historia detrás del mejor titular que haya conseguido Drake

nunca te tatúes yendo cocida
16.12.11

Sabes que un tatuaje es realmente bueno cuando a la mitad de las personas a las que se lo muestras se les contorsiona la cara como si estuvieran a punto de doblarse sobre sí mismas y vomitar, y la otra mitad directamente grita "¡falso!" Si eres un pirao del hip hop, como yo, es más que probable que hayas visto la foto de un recién tatuado DRAKE en la frente de una chica: el martes pasado, la foto se expandió como un virus por las webs dedicadas al rap. Quizá a ti te haga sentir incómodo la idea de que a alguien que está claramente trastornado se le deje hacerse este tatuaje, pero para mí no representa más que otro paso hacia el día en que T.O. esté oficialmente en el mapa del rap. Por tanto, ¿que más da si es una chica ex-Degrassi del rico suburbio de Forest Hill (y que además lleva suéters) quien lo haga? Me da igual quien sea, ya era hora de que alguien se tatuara en la cara el nombre de un rapero de Toronto.

Aunque me entusiasmaba la expresión de adoración casi religiosa de la chica, algunas preguntas me revoloteaban en la cabeza. ¿Iba esto a arruinarle la vida? ¿Quién se lo ha hecho? ¿Iba una noche más volada que una cometa y se le ocurrió que podía ser una coña divertida? ¿O le inspiró emocionalmente la suave y tierna voz de Drake? Y lo más importante, ¿dónde demonios están sus cejas?

Quería respuestas, así que rastreé -y encontré- a Kevin Campbell, tatuador en la tienda de Los Ángeles Will Rise [http://willrisestudio.tumblr.com/] y responsable de la nueva imagen de la joven dama.