FYI.

This story is over 5 years old.

Highlights

Touré Yayá manda África al cuerno tras no ser elegido mejor futbolista africano del año

A pesar de haber llevado a Costa de Marfil a la victoria en la Copa África, el centrocampista del Manchester City se quedó sin el premio al mejor jugador... pero muchas cosas por decir. ¡Touré Yayá no sabe perder!
11.1.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Estoy muy decepcionado, mucho. ¡Es triste ver a África reaccionar de esta manera, que no dé importancia a las cosas de África!

Touré Yayáestá cabreado. El jugador del Manchester City inglés aseguró a los micros de la RFI —una emisora internacional propiedad de France Médias Monde— que se siente muy frustrado por haber quedado segundo en la votación del segundo Jugador Africano del Año.

Publicidad

El marfileño quedó por detrás del gabonés Pierre-Emerick Aubameyang, jugador del Borussia Dortmund, según los votos de entrenadores y directores técnicos de las federaciones nacionales afiliadas a la Confederación Africana de Fútbol (CAF).

El pobre Yayá no entiende por qué a Aubameyang, que no ha ganado ningún título en 2015 —pero que anotó 45 goles, eso sí—, le ha robado el premio. Touré considera que haber ganado la Copa de África con Costa de Marfil debería ser más importante que marcar goles en Alemania.

"Creo que esto es lo que hace de África una vergüenza de continente", dijo Touré a RFI. "¡Es indecente que pase todo esto! Pero, ¿qué podemos hacer? Seguimos enseñando al mundo entero que no nos importa África y que nos centramos en lo que ocurre fuera de nuestro continente. ¡Esto es terrible!".

A pesar de haber ganado este título cuatro veces en el pasado y haber quedado a apenas siete votos de Aubameyang este año, Touré se ha tomado el segundo lugar como una gran afrenta. "Yayá se se va a ocupar de Yayá y dejará a África sola. Como digo siempre, 'no os preocupéis demasiado por África, ¡porque África será la primera en pasar de vosotros!'".

África, sin embargo, dio la bienvenida a Aubameyang: los organizadores del premio consideraron que el año de Pierre-Emerick ha sido "brillante".

Parece que al bueno de Yayá, un viejo conocido de la Liga, no le iría mal repasar el concepto "saber perder".