FYI.

This story is over 5 years old.

Boca Juniors

Tévez, el Barra Brava

Polémicas fotos de Carlos Tévez con los dirigentes de La Doce previo al Super Clásico contra River Plate.
5.3.16
Foto: Mauro Fulco

El jugador del barrio la ha liado con los dirigentes de la barra brava de Boca Juniors. Bien conocido es el origen de Carlos Tévez, el crack salido de Fuerte Apache, uno de los barrios más conflictivos y problemáticos de Buenos Aires. Fuerte Apache es un barrio donde las drogas y los delitos son el pan de cada día, donde el futbol es la única salida para una mejor vida. Aunque no siempre es posible.

Publicidad

Carlitos salió del barrio, pero su mejor amigo no. Era Darío Coronel, mejor conocido como Cabañas, por su parecido con aquel jugador de Boca. Cabañas era mejor jugador que Tévez, o al menos eso pensaban los visores, pero la indisciplina, las malas amistades y el mismo barrio, no lo dejaron ser el futbolista que todos auguraban.

"Juntos eran traviesos. Una vez los junté a todos y pregunté quién debía ser el capitán, y hasta Tévez votó por Cabañas. Igual que Carlitos, él podía haber llegado…", recuerda Didí, exentrenador del Santa Clara, el club del barrio del exBoca. Con 11 años ambos decidieron probar suerte en Vélez. Darío se quedó, Carlitos no. A la par,Cabañas se convirtió en la mascota de "Los Backstreet", comenzó a juntarse con la pandilla del barrio y como era el más joven se volvió popular muy rápido.

Foto: Cotilleando

Desde entonces comenzaron a dejar de frecuentarse. Carlitos se enfocó en el futbol sin desanimarse por el desaire de Vélez, mientras Darío se adentraba en el mundo de las drogas y la delincuencia. Su escala de posiciones en la pandilla barrial fue tan rápida como la frecuencia con la que faltaba a los entrenamientos del equipo. La dirigencia de Vélez lo iba a buscar a los monoblocks para regresarlo a los entrenamientos, pero él ya no estaba interesado en el futbol.

Se dice que una noche quiso robar el bingo de la zona sin éxito alguno, por lo que se vio en vuelto en una persecución por las calles de Ciudadela, pero no era una persecución cualquiera. Darío sabía que era "carta blanca" para la policía, pues había matado a uno de los suyos, de ser atrapado no iría a la cárcel sino al cielo. Cerca de escapar trepó una pared y antes de saltarla se sintió acorralado por varias patrullas. Se dio vuelta, sacó la pistola del bolsillo y se dio un tiro en la sien. Murió de inmediato.

Publicidad

El barrio lloró a Cabañas, pero a Tévez lo marcó el deceso. Salió adelante y se convirtió en el gran jugador que ahora es. Pero del barrio nunca se olvidó.

Esta semana, Carlitos ha vuelto al ojo del huracán por su relación con los hinchas más violentos de Boca Juniors: los dirigentes de la Barra Brava. Varias fotografías del 10 xeneize con Rafa Di Zeo y Mauro Martín, divulgadas por el periodista Mauro Fulco y su colega Pablo Carrozza, le han dado la vuelta al mundo, pues los dirigentes son considerados como delincuentes de gran peligrosidad.

"La barra de Tévez. En medio de la crisis de Boca, festejos con 'La 12' (barra brava de Boca Juniors) y vida de soltero con Osvaldo. Carlitos se divierte fuera y preocupa dentro de la cancha", tituló la revista Veintitrés, cuya portada es una foto de Tévez brindando con los capos de La 12.

"La foto de Tévez con la barra es real. La relación de Tévez con la barra es muy cercana", afirmó a Radio Uno el periodista de Mauro Fulco, desmintiendo así que las fotos fueran trucadas.

Parece que la oficina de fotomontajes no quería a Tevez y publicó otra imagen de ese día con Mey de La Chocolatada. — Pablo Carrozza (@pablocarrozza)4 de marzo de 2016

"Me mandaron mensajes y me llamaron para amenazarme, pero por suerte no pasó a mayores. Lo está manejando mi abogado, tenemos algunos números identificados. Son hinchas de Boca enojados porque tocamos a Tévez dos días antes del superclásico ante River Plate", siguió Fulco.

"La primera foto me llegó ayer a la madrugada y me contaron que iba a ser portada de una revista. Yo no podía entender cómo esa foto era verdad, creía que era trucada. Después me empezaron a llegar todas las demás fotos para comprobar que era verdad. Hay más fotos dando vueltas pero no las subí todas", cerró.