lugares abandonados

David Lynch ama con locura fotografiar fábricas abandonadas | Lugares Abandonados

No nos extraña que sienta una obsesión por estos vestigios de la revolución industrial.
23.2.17

Sonidos de maquinarias, chimeneas, cortadoras y demás emanaciones industriales quedaron compactadas en las paredes de una fábrica que alguna vez fue. Ahora, el abandono caracteriza a algunas de las protagonistas de las fotografías de David Lynch, quien se ha dedicado a documentar, con su peculiar punto de vista, fábricas en estado de abandono.

No extraña que David sienta obsesión por los remanentes de la revolución industrial, pues si prestamos a atención a algunas de sus obras podemos ver maquinaria o industria presente, ya sea de manera sutil o efímera como en Mulholland Drive o su divina serie Twin Peaks, o formando parte de la historia como en Eraserhead o Industrial Symphony No. 1. Este hombre con bonito peinado encuentra belleza en las formas, sonidos y movimientos de una máquina o, en su defecto, de una fábrica, desde cualquier ángulo que la vea, y si se le agrega óxido, pasto crecido, moho y el eco misterioso de una manufactura con muchos años de inactividad encima, se tiene el escenario perfecto para seducir todos los sentidos de Lynch, y ha sido eso, precisamente, lo que le inspiró a darse unos divertidos paseos por algunas fábricas de Nueva York, Inglaterra y Polonia para fotografiarlas y darse cuenta de que prefiere ir a este tipo de sitios en vez de a Disneylandia.

Los paseos en estos lugares dejaron como saldo fotográfico un ensayo de imágenes carentes de color y vida humana realmente intimidantes, no sólo porque se trata de un lugar donde reina la soledad y que se quedó completamente atascado en el pasado, sino por la forma en que él nos introduce en esos territorios a través de sus ojos, incomodándonos de la misma manera como lo hace con sus piezas audiovisuales. Siempre, pero siempre, David logra producir en nosotros cierto malestar o tensión con sus imágenes, y estas fotografías no son la excepción.

Las texturas, la iluminación, el sonido mudo de un paisaje colmado de maquinarias dormidas, de ventanas sucias, de tecnología muerta, cautivan a este cineasta. Sus capturas nos invitan a imaginar quién habrá sido el último en cerrar la puerta o en apagar la luz, y a su vez, cuestionarnos por qué algo tan "insignificante" como este tipo de escenarios nunca nos habían llamado la atención hasta que Lynch nos los puso en frente. La respuesta es: su visión. Sus maneras fotográficas que seducen nuestra curiosidad y nuestro miedo y que con ellas él logra, nuevamente, dominar nuestros sentidos. Así es su forma de trabajar, y su visión nos enamora y hace que, inexplicablemente, estas fotografías nos encanten.

Capturas de LONDON ART – David Lynch @ The Phorographers Gallery

Relacionados:

Este corto en Snapchat parece un episodio de 'Black Mirror' dirigido por David Lynch

¡El nuevo teaser de la tercera temporada de Twin Peaks está aquí!

Mira el tráiler de Psychogenic Fugue: un homenaje colectivo a la obra de David Lynch