FYI.

This story is over 5 years old.

arte

El extraño y fascinante mundo de los juguetes piratas de “Star Wars”

Estos no son los juguetes que andas buscando para tu sobrino.
19.1.16
Juguetes falsificados y mal traducidos. Fotos cortesía de Karl Baxter

Dejando de lado el plástico barato, los acabados chapuceros y los rostros casi irreconocibles, cualquier juguete de “La guerra de las galaxias” siempre es un gancho para el consumidor. Desde que la empresa de juguetes Kenner lanzó las primeras figuritas en el 1977, los muñecos de acción de “La guerra de las galaxias” han fascinado a niños y coleccionistas por igual. Y donde hay un producto que triunfa, no puede faltar su versión de imitación. Desde falsificaciones turcas realmente sorprendentes hasta el popular Darth Vader conduciendo una moto de policía, el mundo de las figuritas falsas sigue atrayendo a cualquier coleccionista. Para intentar conocer más de cerca este mundo de farsa, The Creators Project habló con Karl Baxter, un comerciante que dio con todo un lote de terribles juguetes piratas, y con el artista The Sucklord, creador de "apropiaciones" de figuras de acción de "Star Wars".

Starwars6.jpg

El temido Dennis. Foto cortesía de Karl Baxter

Karl Baxter, de Wholesale Clearance UK, causó un revuelo en la red al publicar en su web un extraño envío de figuras de La guerra de las galaxias: Episodio I llenas de malas traducciones en el empaquetado y con una producción pésima. “Me la jugué con un lote de mercancía que podía ser cualquier cosa. Normalmente, estudio mejor los riesgos pero vi que el anuncio prometía mercancía de “Star Wars”, y con el estreno de La amenaza fantasma a la vuelta de la esquina asumí que sería un acierto fácil”. Pero las figuras estaban llenas de imperfecciones y eran claramente falsificaciones. Preguntamos a Baxter qué cree que es lo que falló en la producción y nos habla de "una mala traducción y errores técnicos, aunque también hay errores más graves, como errores culturales. Parte de mí quiere creer que los creadores simplemente querían evitar cualquier acció legal, pero la falta de cuidado que se tuvo en la producción también es obvia, ¿quién sabe? Es un misterio”.

starwas16.jpg

El personaje Watto, o… ¿What? Foto cortesía de Karl Baxter

Pero Baxter no desaprobó de inmediato estas imitaciones. “No rechazaría mercancía falsificada sin más, hemos recibido una avalancha de e-mails y llamadas telefónicas de gente desesperada por poner las manos sobre estos juguetes, simplemente por el hecho de la novedad. Por desgracia, al representar un gran problema legal, y un mayor riesgo de asfixia, no nos queda otra que reciclarlas”.

Gay-Empire-V1.jpg

En la otra punta del espectro, nos encontramos con el artista The Sucklord que crea figuras de acción “apropiadas” basadas en clásicos juguetes de “La guerra de las galaxias”. “No busco necesariamente exagerar los juguetes, pero lo que hago no es técnicamente una falsificación, puesto que las falsificaciones están deliberadamente fabricadas para engañar al consumidor y lo que yo hago tiene otras intenciones, que es la apropiación, reinterpretación y recuperación del material de forma creativa o artística para crear algo nuevo y original. Es más una apropiación que una falsificación, aunque es más divertido si las llamamos juguetes piratas porque les da un toque de riesgo y deshonestidad”.

Suck-Pizza-Box_1024x1024.jpg

Pizza Suck de Vinny Tony 

(2013). Foto cortesía de The Sucklord

Suckdominus.jpg

Suckdominus con Appropriation Nation (2010). Foto cortesía de The Sucklord

A pesar de crear reinterpretaciones de figuras que dan pie al coleccionismo, el propio artista no es un coleccionista. “Tu propia mercancía no es algo que te llegue a emocionar. Situándome en el otro extremo y siendo alguien cuyas creaciones son objeto de coleccionismo, ninguna de ellas me parece ser algo tan preciado".

Para más información, visita la página web de The Sucklord.

Publicidad

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Un juguete de “La guerra de las galaxias” consigue llegar casi hasta el espacio

Hablamos con el tipo que esculpe las entrañas a juguetes

El droid BB-8 de “La guerra de las galaxias VII” puede ser tuyo