¿Podría Matt Ryan ser el próximo Tom Brady?

El nivel de Matt Ryan en esta temporada es muy similar al de Brady en sus inicios. ¿Acaso los números son una señal esperanzadora?
25.1.17
Photo by Brett Davis-USA TODAY Sports

El 4 de febrero, un día antes de jugar su primer Super Bowl, es muy probable que el mariscal de campo de los Falcons de Atlanta, Matt Ryan, gane su primer trofeo MVP. Desde cualquier ángulo, se trata de un honor más que merecido, ya que Ryan fue el líder de la liga con mejor índice de pases, QBR total, y yardas por jugada, y además encabezó la ofensiva más potente de la NFL. Hay muy pocos argumentos en contra de Ryan como MVP, pero existe un pensamiento agnóstico difícil de ignorar sin importar qué tan impresionante haya sido su rendimiento en 2016: ¿Cómo puede ser que Matt Ryan vaya a ser el MVP? ¿En serio? ¿Él?

Porque seamos honestos, es la primera campaña que Ryan ha brillado como mariscal de campo. En sus primeras ocho temporadas, se comportó como un quarterback apenas por encima del promedio, nada más. Tenía un lugar bien definido en la NFL, pero pocas veces destacaba; si por algo lo mencionaban era por su aburrido estilo de juego. Por ello, cuando vemos a Ryan destacar aproximadamente a mitad de su carrera en la NFL, es difícil no preguntarse si no es una casualidad o sin en cinco años nada quedará del MVP. No hay manera de saber si el 2016 es un indicador del tope de su rendimiento deportivo o si es una señal de lo que puede hacer en el futuro. Sin embargo, si estás buscando evidencia para apoyar lo segundo, no busques más, basta comparar a su rival en el Super Bowl LI, y competidor más cercano para el MVP, Tom Brady.

Leer más: Y un día, Bill Belichick recomendó a los Falcons que no reclutaran a Julio Jones

En la actualidad, consideramos a Brady como uno de los mejores quarterbacks de la liga y, para ahorrarnos palabras, como el mejor de todos los tiempos. Suele acumular estadísticas descabelladas con cierta facilidad. Pero lo que algunos tal vez no recuerden es que aunque Brady siempre haya sido un mariscal de campo ganador, sus estadísticas individuales no siempre han sido tan impresionantes como lo son ahora. De hecho, en sus primeras seis temporadas como QB titular de los Patriots de Nueva Inglaterra, nunca lanzó más de 28 touchdowns, y tuvo entre 12 y 14 intercepciones. El año revelación de Brady se dio en el 2007, cuando el equipo sumó a sus filas a Randy Moss y Wes Welker, y logró anotar 50 touchdowns (récord en ese entonces) con sólo ocho intercepciones. El contraste entre el Brady de 2007 y lo que había hecho en años anteriores es muy similar a lo que Matt Ryan hizo en 2016 versus el resto de su carrera. Si miramos sus estadísticas son bastante similares, y hasta Ryan es un poco mejor en 30 partidos o más.

vía Pro-football-reference.com

Y aún así, nadie se preguntó en 2007 si Brady era el justo MVP, y muy pocos creyeron que se trataba de una casualidad. ¿Por qué recibió mucho más libertad que Ryan? Porque ya contaba con tres anillos de Super Bowl. Las hazañas de Brady en postemporada no permitieron que su grandeza fuese cuestionada, incluso cuando sus estadísticas eran "buenas pero nada de otro mundo". Podríamos ponerlo en términos con otros deportes, por ejemplo, Derek Jeter. Por esta razón, cuando Brady logró su histórica temporada en 2007, los cuestionamientos fueron menos absurdos —las estadísticas por fin confirmaron la grandeza que todo mundo había asumido—. Brady había acumulado más credibilidad para el 2007 que Ryan para estas alturas, pero esto no significa que el progreso de Ryan no pueda demostrar que sea permanente como el de Brady.

Por supuesto, es igual de posible que Ryan regrese a su antiguo "yo", y que esta temporada sea recordada como su año mágico. Sin embargo, no existe prueba absoluta de que así vaya a ser; el nivel de Brady después de sobrepasar la mitad de su carrera debería darle esperanza a los fans de los Falcons de que Ryan pueda lograr lo mismo. Dicho esto, aunque los fans estarán apoyando indudablemente a Vic Beasley para que capture a Brady sobre el campo, también deberían agradecerle por establecer un precedente positivo e infundirles optimismo.

¿Quieres leer más sobre futbol americano? Sigue nuestra cobertura de la NFL aquí.