FYI.

This story is over 5 years old.

Premio Puskas

La historia del golazo de la tercera división inglesa que compitió contra Leo Messi

En la ilustre lista de los 10 candidatos al Premio Puskás de 2015 se coló un tanto marcado por un futbolista británico en la modesta League One inglesa. Esta es la historia del gol que compitió contra Leo Messi y Carlos Tévez.

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Fue un gol de la nada marcado por un equipo que vino de la nada. Cuando David Ball anotó el empate para el modesto Fleetwood Town en un partido de la League One frente al Preston North End, sin saberlo logró algo que pocos futbolistas pueden presumir: un tanto que se codea con los mejores goles del año.

El tiro maravilloso de Ball fue nominado para el Premio Puskás de la FIFA de 2015, que cada año premia al mejor gol de la temporada. El madridista James Rodríguez se llevó los honores en 2014 gracias a su golazo con Colombia ante Uruguay en la Copa del Mundo, mientras que los ganadores anteriores incluyen a Cristiano Ronaldo, Neymar Jr. y Zlatan Ibrahimović… o mejor dicho, a la realeza del fútbol mundial.

Publicidad

Más fútbol: En Italia, las mujeres futbolistas desafían a los sicarios de la mafia

El Fleetwood Town ha protagonizado seis ascensos en 10 años desde que escapó de la modestísima North West Counties League en 2005. El 29 de marzo del año pasado, el 'Cod Army' se encontraba abajo 1-0 en el derbi en casa, frente a los acérrimos rivales del Preston North End, cuando Ball —que había entrado hacía pocos instantes— apareció con toda su inspiración en el minuto 82.

Lo que sucedió después desafía la lógica, al menos para lo que suele ser un partido de la League One. Brian Nuttall, seguidor del Fleetwood Town desde que el equipo jugaba en la liga regional, lo describe como "el mejor gol que he visto en cualquier partido de Fleetwood": "Fue increíble, un genuino gol de máxima calidad salido de la nada. Lo más extraño fue que en el campo pareció sencillamente un buen tanto, pero cuando lo ves en la televisión te das cuenta de lo espectacular que fue".

Tal y como las televisiones siempre tratan de recordarnos, golazos de este tipo se ven en los estadios de todo el mundo cada fin de semana. Cada categoría ofrece sus golazos: sencillamente, estos no llegan al gran público.

Existe, sin embargo, algo realmente único sobre un gol como este, el tanto de toda una vida. Los suspiros mientras el balón vuela hacia la portería; el breve momento de expectación cuando se cuela en la red; el grito ensordecedor del estadio cuando todos se ponen de pie para celebrar. El chut de David Ball fue todo esto y más. En su mayoría, los grandes goles tienen poder, un toque delicado, o habilidad magistral; sorprendentemente para la League One, este gol lo tuvo todo.

Publicidad

El mismo Ball nos cuenta la historia: "Perdíamos por 1-0 ante Preston North End, un gran derbi para nosotros. Entré al campo al final y estaba ansioso por dar una buena impresión".

"Chris Maxwell, nuestro portero, había despejado; nuestro lateralTyler Forbes condujo el balón hasta la media cancha y se lo pasó a Ashley Hunter. Después le pedí la pelota al pie, a unos 35 metros de distancia de la portería", recuerda Ball. "Entonces esquivé a un par de rivales con un buen movimiento de pies para perfilarme hacia la portería, y mientras lo hacía, vi que el portero había salido unos 10 metros de la portería. Opté por levantar el balón… y este cayó, pegó en el poste y se metió dentro".

Ball, ex jugador de la cantera del Manchester City, dice que fue el tipo de gol que esperas anotar una vez en tu carrera. "Hubo un momento, un pequeño segundo, donde el estadio se calló antes de rugir: uno de esos instantes que solo suceden cuando anotas un gol especial. Incluso cuando estábamos celebrando, mis compañeros me decían, '¡Wow! Es el mejor gol que he visto'. Estos chicos han estado en cientos de partidos, por lo que oír algo así fue conmovedor. Hasta el árbitro me dijo que había sido un excelente gol".

Desde entonces, el gol ha sido visto por 1,5 millones de fans en el canal oficial de YouTube de la FIFA.

"La prensa de Fleetwood se puso en contacto conmigo hace unos meses para decirme que había sido nominado para el premio, y desde entonces todo ha sido una locura", admite Ball. "He sido entrevistado por cadenas como CNN, ¡e incluso para la televisión brasileña! Daniel Sturridge, que estuvo conmigo en el City, incitó a la gente por Twitter a que votaran por mi gol. Es increíble pensar que fans en todo el mundo lo han visto. Fue el gol que cambió mi vida… al menos por un año".

Publicidad

El ascenso del Fleetwood desde la oscuridad casi se puede comparar con el maravilloso disparo de David Ball: un silencioso vuelo que de repente aterriza ruidosamente en la conciencia del público. Esto se debe en gran parte a la planificación —y a la cartera— del presidente Andy Pilley… y al ascenso de otra reconocida estrella: ni más ni menos que Jamie Vardy.

Vardy, el gran héroe del sorprendente Leicester City de Claudio Ranieri, jugó en el Fleetwood y anotó hasta 31 goles en 36 partidos para sacar al equipo de la Conference antes de partir en dirección a Leicester en 2012. El actual capitán del Fleetwood, Nathan Pond —un defensa de 31 años que posee el Récord Guinness por haber jugado en siete divisiones diferentes con el 'Cod Army'— dice que el club se está acostumbrando a la fama inesperada.

Jamie Vardy durante su sueño en Fleetwood Town. Foto vía PA Images.

"La temporada en la que Vardy anotó 30 goles para nosotros en la Conference fue increíble para él. No había duda que seguiría progresando. Verlo en la selección inglesa te hace sentir orgulloso por haber jugado a su lado: es un gran personaje en los vestidores", explica Pond. "Cada vez que marca es como si estuviera anotando para Fleetwood; te dan ganas de pellizcarte por haber estado cerca de él. Cosas alocadas como estas suelen pasar todo el tiempo en Fleetwood. El gol de David Ball, el mejor que he visto, es la más reciente."

Junto con el de Messi, el gol de Ball se enfrentó al de Carlos Tévez —un ex compañero de sus días en el City—, que opta al premio gracias a una escapada poderosa con una infalible definición en la victoria por 4-0 de la Juventus de Turín ante el FC Parma.

"Me fui del City cuando llegó Roberto Mancini, justo en el momento en el que empezó a entrar dinero", explica Ball. "Definitivamente sigo amando al City, pero la inversión que llegó no ayudó a los jóvenes. Pasé de estar en el banquillo con Mark Hughes frente al Manchester United a ser relegado a la grada por jugadores increíbles. Jugué con Carlos Tévez en el City, pero él no hablaba muy bien inglés, así que no creo que me recuerde. Espero que haya visto la lista de los goles; me entusiasmaría saber que vio mi gol."

La lista de los 10 goles nominados al Premio Puskás —que incluyen el tanto de la estadounidense Carli Lloyd desde la mitad de campo en la final del Mundial femenino— se redujeron a tres después de los votos del público; el de Ball se quedó fuera. Del trío restante —Messi contra el Athletic Club de Bilbao, Alessandro Florenzi, de la AS Roma, frente al Barça yWendell Lira, del Goianésia Esporte Clube, frente al Atlético Goianiense—, Ball parece tener su favorito. "Me encanta el gol de Messi: quitarte de encima a seis jugadores de esa calidad y marcar así es increíble".

El ganador del Premio Puskás de la FIFA de este año será anunciado el próximo lunes. Puedes ver todos los goles nominados, incluyendo los tres finalistas, aquí.

Sigue al autor en Twitter: @andyjoneswrites