El legado del Iguana's:  King Diamond ya vino a México, aunque no se acuerden
Imagen principal: U-T file photo

FYI.

This story is over 5 years old.

El legado del Iguana's: King Diamond ya vino a México, aunque no se acuerden

"El lugar más maravilloso y peligroso para ver música en vivo".

El anuncio de King Diamond en CDMX este próximo 6 de mayo me estremeció. No solo porque el hombre de las mil voces viene a tocar Abigail completo (su segundo mejor disco después de "Them"), sino porque la misma banda anunció el evento como su primera visita a México, lo cual es completamente falso y ha sido replicado por medios mexicanos desde ayer. Tanto la banda danesa como el resto del mundo se han olvidado de un mágico foro en el lugar más feliz del mundo: Tijuana. King Diamond tocó en 1993 en el Iguana's, un pequeño espacio pegado a la frontera en el que decenas de bandas legendarias pisaron un escenario mexicano por primera vez.

Publicidad

Descrito por un reportero del LA Times como "A quince minutos de San Diego, pero a años luz de cualquier supervisión parental", Iguana's le dio quebrada a: Jane's Addiction, Red Hot Chili Peppers, GWAR, Bad Religion, Soundgarden, The Jesus and Mary Chain, Faith No More, Death, Alice in Chains, Sonic Youth, Nine Inch Nails, Buzzcocks, Primus, Dinosaur Jr., Tool, Slayer, Pearl Jam, Dream Theater, White Zombie, Green Day, Rancid, The Offspring, The Sugarcubes (la primera banda de Björk) y en más de cuatro ocasiones a Nirvana ¿Cómo les caería un festivalito así?

Por otro lado, el lugar fue hogar para cientos de bandas de punk en español de la época incluyendo a Espécimen y TNT, forjando una historia musical digna de ser recordada, si tan solo hubiera estado documentada. Esto tiene sentido cuando recordamos que Tijuana es el lugar más cercano para que un músico gringo baje de Los Ángeles a darse a conocer, pero el mundo en el que vivimos hoy en día no permite que esta cercanía geográfica rinda fruto. Tijuana era conocida por ser ciudad de la perdición pero después de la época del Iguana's se dio a conocer como la primera zona de guerra del narco en el país, gracias al apogeo de los narcojuniors y el cartel de los Arellano. Esta reputación causó que Morrissey dedujera que lo estaban tratando de secuestrar en 2007 después de tocar en la ciudad, cuando en realidad el chofer estaba perdido tratando de llegar a la frontera.

Publicidad

El éxito del bar se debía a dos cosas: Menores de 21 cruzando la frontera para tomar y ver a una banda por menos de 10 dólares, y un grupo de promotores audaces que se aprovecharon de esto. Los públicos eran variados, internacionales y agresivos. Una turista lo describió como el lugar más maravilloso y peligroso para ver música en vivo. Por eso no es sorpresa que haya circulado un rumor que el venue tuvo que cerrar por la muerte de un joven durante un show de Sepultura, aunque nunca ha sido comprobado ni corroborado: solo es una leyenda más.

¿Por qué es importante esto? Quien no conoce la historia musical de su país está condenado a creer lo que primero que lee en Facebook; además es una lástima que un lugar tan conveniente para el intercambio musical como lo es Tijuana haya sido relegado por los promotores como un mercado secundario. Ahora la única manera de traer bandas a México es a través de patrocinios y generalmente caen a CDMX, lo cual no tiene nada de malo pero definitivamente es una situación poco ideal para mis hermanos fronterizos que ahora van a San Diego a recibir su dosis de música en vivo, a un precio menos accesible y en un ambiente más controlado: hay lugares donde no se permite hacer slam en la ciudad vecina.

Actualmente la oferta musical de la región está bastante fuerte con una sana escena local, pero está lejos de ser ese primer puerto de entrada para talento extranjero que alguna vez fue. A lo mucho irá Lil Yatchy a una fiesta de spring break en Rosarito en abril, esperemos que le vaya mejor que a Eminem, quien hace 20 años fue abucheado y bajado de ese mismo escenario ¿Quién diría que Baja California fue cuna de rock extranjero en México? Aparentemente King Diamond no.