Diez preguntas que siempre has querido hacer a un cirujano plástico

¿Te has hecho retoques a ti mismo? ¿Cuál ha sido la petición más extraña que te han hecho? ¿Eres muy rico? ¿Y qué pasa con toda la grasa?
19.4.17

Afschin Fatemi ha extraído por lo menos 3.000 litros de grasa corporal a lo largo de su vida, suficiente como para llenas 20 bañeras. Es dermatólogo en Düsseldorf, y durante 20 años ha estado realizando liposucciones, estiramientos faciales y perfeccionando lo imperfecto. Hace 15 años fundó S-thetic, una clínica de belleza que ahora funciona en 12 ciudades alemanas. Según el diario FAZ, 10.000 personas pasaron por quirófano en 2011, y a esa cifra hay que sumarle incontables intervenciones no quirúrgicas. Teniendo en cuenta que un estiramiento cuesta 14.000 € y una liposucción cerca de 5.000 €, parece evidente que con la grasa se puede ganar mucha pasta.

Los alemanes gastan unos 800.000 € al año en cirugía plástica, y esa cifra no hace más que crecer. Como era de esperar, los implantes mamarios son los más solicitados, y el Dr. Fatemi, de 44 años, ve cómo su cuenta bancaria crece, también. Se promociona ampliamente a sí mismo y a su clínica; una vez le dijo a un presentador de televisión que podía quitarle la papada y también participó en la versión alemana de The Secret Millionaire ayudando a refugiados/solicitantes de asilo. Le llamamos para tener una conversación y no dudó en reunirse con nosotros.

VICE: ¿Cuál ha sido la petición más extraña que te han hecho?
Afschin Fatemi: Un paciente quería que le amputara todos los dedos del pie porque pensaba que quedaba mejor así. Alguien se me acercó hace poco con un dibujo manga porque quería parecerse a un personaje. Le dije que no podía porque la nariz era demasiado pequeña y podría causarle daños serios. A mí no me sirve que me traigas a tus ídolos como plantilla, aunque actualmente Kylie Jenner y Kim Kardashian son las más mencionadas. Es posible hacer un culo de Jennifer López, pero si alguien viene con una foto, normalmente les digo que es imposible: las fotos están tan retocadas que prácticamente nada es real.

¿Te has hecho retoques a ti mismo?
Me he puesto bótox, me he hecho algo de depilación láser y me he quitado algunos lunares; nada más importante que eso, aunque no es algo que descarto. Alguien que tiene este trabajo y que no quiere que le retoquen nada, o está muy contento con su cuerpo o es que no confía en su método. Si tuviera ojeras o algo así, me las quitaría enseguida. Siempre he tenido curiosidad por ver cómo me quedarían a mí las intervenciones que realizo a los demás.

¿Alguna vez has realizado alguna intervención que hayas considerado totalmente superflua?
Una vez realicé un estiramiento facial que yo consideraba totalmente innecesario, pero el paciente y yo éramos muy buenos amigos y no quise decirle que no. No me sentía bien haciéndolo, y los resultados no fueron los esperados, las cicatrices no sanaron rápidamente. Como consecuencia, estuve unas noches sin dormir, pero no depende de mí el decir a la gente "No, adiós". Yo los asesoro y a veces van a un médico distinto. Dos o tres veces al año tengo gente que creo que necesita un psiquiatra más que un cirujano plástico. Existe un trastorno mental llamado trastorno dismórfico corporal con el que los pacientes siempre se encuentran feos. Pero yo no les puedo simplemente decir que no.

En una de tus apariciones televisivas, te gastaste 210.000 € en un colgante. ¿Eres muy rico?
No tengo piscina y conduzco un Mini. Sí que gano más que un cirujano normal, pero también gano un poco más que el cirujano plástico promedio. Digamos que nunca me falta un plato caliente en la mesa.

Cuando conoces a gente, ¿piensas alguna vez en los retoques que le podrías hacer?
Solía hacerlo, Podría hacerle esto o lo otro. Ahora ya no repaso caras, solo cuando veo gente con malas cirugías plásticas pienso que yo podría haberlo hecho mejor. Hay mucha gente por ahí con retoques mal hechos. Solo tienes ver a algunos famosos y famosas para darte cuenta.

¿Te preocupa que las mujeres te vayan detrás para que así las operes?
Puede ser que me haya pasado un par de veces en la vida. Un colega de Estados Unidos me dijo una vez que nunca me enrollara con mujeres que hayan sido o que pudieran acabar siendo pacientes. O bien quieren una operación más barata o bien quieren poder contar la historia del cirujano plástico que las rondaba.

¿Cuál es la operación más desagradable de llevar a cabo?
El alargamiento de piernas es terrible. Los huesos están rotos, fijados a un esqueleto de acero y entonces se separan entre sí. Todo eso para unos poco centímetros extra de pierna. Inyectar silicona líquida directamente en las nalgas o la cara también es terrible. Los doctores serios no hacen eso; el cuerpo nunca lo acepta, siempre lo rechaza. Y cuando sale, toda la zona está inflamada, con abscesos y pus amarillo verdoso. Huele fatal.

¿Recibes mensajes amenazadores de pacientes a quienes no les ha gustado su nueva apariencia?
Si un doctor dice que no ha tenido a ningún paciente descontento, una de dos: o es forense o un mentiroso. Me gusta pensar que no me ha odiado nadie. A veces recibo cartas de gente que no está contenta, y a veces, también, mensajes que son un poco más duros que eso. Buscan soluciones. Por ejemplo, si un estiramiento de piel no quirúrgico no ha funcionado como nos hubiera gustado, entonces hacemos un segundo estiramiento gratis.

¿Cuántos años tenía tu paciente más joven?
Una vez tuve un hemangioma en un bebé; es un crecimiento rojizo de la piel. Y he llevado a cabo tratamientos en adolescentes que sudaban demasiado; puedes poner bótox bajo los brazos o destruir las glándulas sudoríparas con tecnología microondas. No hago cirugía cosmética clásica a menos que el paciente tenga más de 21 años. A pesar de lo que digan los medios de comunicación, prácticamente no hay padres optimistas que me traigan a sus hijos. Solo he tenido tres personas de 16 años que vinieron con sus madres para una liposucción, y en los tres casos, fueron las hijas quienes convencieron a las madres y no al revés. Las rechacé a todas.

¿Dónde va a parar la grasa que extraes?
Tenemos un contenedor especial de deshechos para ello y va directamente a la planta incineradora. No se podría robar la grasa y convertirla en jabón como en El club de la lucha, los contenedores están cerrados. Pero sí que llevamos a cabo muchas operaciones de este tipo. En una liposucción habitual extraemos entre 1 y 1,5 litros de grasa, la misma que tres paquetes de margarina. En un buen día podemos llegar a los 15 o 20 litros.