FYI.

This story is over 5 years old.

MedellínStyle: 15 años evadiendo la mala música

Desde Medellín hablamos con este colectivo que desde su creación, hace quince años, no ha parado de bailar.
Freedom 2015. Foto vía.

Cuando les pregunté a los de MedellínStyle cómo se definían, respondieron totalmente seguros que se habían vuelto el imaginario colectivo de la cultura underground del país. De entrada se me hicieron palabras grandes, pero luego fui comprendiendo. Este movimiento que lleva cubriendo durante quince años lo que pocos colectivos se habían interesado por cubrir en este país, sin flaquear, con la misma pasión del inicio e imponiendo siempre agenda. Sin duda, ha ocupado un lugar en la construcción de lo que este país entiende hoy por hoy como cultura electrónica.

Publicidad

La razón principal por la que los de MedellínStyle empezaron esto, fue porque no vieron que la música en ese entonces tuviera trascendencia en los círculos sociales que rodeaban a esta "familia GMID", como ellos mismos se denominan. GMID es la abreviación de "Good Music I Dance", unas siglas que en Medellín casi todos los paisas que se van de fiesta conocen, y que los de MedellínStyle se encargaron de volver biblia en las pistas de la ciudad. Poco a poco, este medio dejó de ser solo un medio y empezó a trabajar con DJs, dueños de bares, discotecas y promotores por todo Medellín, para así abarcar todo el organismo musical electrónico, de la raíz a la punta. "Esto también nos hizo abrirle campo a un público que digería música de manera mucho más consciente que antes", apunta José Luis Posada, fundador de MedellínStyle.

Dentro de su estructura actual, que es atravesada por la información que producen constantemente, se encuentran desde DJs hasta blogueros, pasando por fotógrafos, promotores, colaboradores y obviamente el público, el activo principal de este colectivo, que parece más bien una iglesia, una religión en torno al baile: "Desde que se creó MedellínStyle no hemos hecho sino bailar y bailar", afirma José. "Nunca nos quedamos quietos. Solo los peces muertos nadan con la corriente". Hablamos con la familia de MedellínStyle acerca de qué les han enseñado los años, de por qué la música electrónica puede verse como ritual y obviamente de su natal Medellín.

Publicidad

En estos 15 años me imagino que habrán visto de todo. ¿Qué ha sido lo mejor y qué ha sido lo peor que han vivido con MedellínStyle?

Lo peor que hemos sentido es la sensación de saber que la gente solo ve lo que quiere ver o lo que está preparada para ver… y de lo mejor que hemos vivido en estos años es ver que ahora Colombia tiene un festival made in Medellín: El Freedom Festival, y una iglesia súper underground: AraMáxima. Esta última se apega a una identidad propia, sin fusilar tanto el referente y la estética internacional, ¡que vivan los montañeros! Ambas son iniciativas con un status 100% incluyente, sin hacer parte de la macro economía absorbente, con una evolución que hasta ahora ha sido constante a pesar del estigma de la música electrónica en el Valle de Aburrá y sus alrededores. Todo con apoyo del público, que a la final es lo único que se necesita verdadera y conscientemente para cambiar la sociedad sin conflictos de intereses.

¿Cómo han cambiado los ideales y los objetivos de MedellínStyle con los años? ¿Dónde se proyectaban antes y dónde se proyectan ahora?

No hay que cambiar la esencia desde que siempre la hayas tenido clara, a pesar de la tentación. Gracias a Dios no hemos tenido la necesidad de modificar los conceptos para volverlos idealistas o aspiracionales frente a alguien o algo, o por el simple hecho de haber pasado de moda. MedellínStyle siempre estará a la vanguardia de la música y conectados con la cultura electrónica del mundo. Aparte de eso, la experiencia durante estos años nos ha enseñado que los mejores artistas siempre son los más futuristas y los que se ubican más lejos de las tendencias.

Publicidad

Me dicen que se han vuelto el imaginario de la cultura underground en el país ¿De qué manera creen que han logrado esto? ¿Cuál ha sido el aporte?

Pensamos que nuestro mayor aporte ha sido la coherencia con que se deben hacer las cosas "propias" sin buscar factores externos para alterar los resultados. El fin no justifica los medios.

¿Qué es lo que los sigue inspirando para seguir sacando adelante este medio?

Nos siguen inspirando las personas que hablan conectados al plasma, que sienten que la separación no existe. Esas personas que saben que todos somos uno.

Ya que su trabajo es, principalmente, permanecer envueltos por la escena electrónica de nuestro país y contar lo que está pasando, ¿cómo describirían este momento actual en Colombia?

Como algo crossover. Estamos perdiendo las raíces. Antes veníamos de Miles Davis y ahora venimos de Wiz Khalifa. Las nuevas generaciones llegan del Reggaetón y el EDM. Pero desde que existan los nómadas humildes y pescadores de valores, Colombia es y seguirá siendo deliciosa, más que muchas de las multiculturas del mundo. Es decir, tenemos pinturas rupestres inexploradas en la Selva Virgen más grande del Mundo, ¿no les parece eso muy emocionante? Tenemos que ser capaces de ver que el oxígeno es el más puro, que todos nosotros, como animales, somos los más coloridos y eclécticos, y que la música electrónica es el ritual perfecto del futuro para la construcción final del respeto civilizado, la tolerancia social y el amor sin barreras.

***

Haga parte de la familia GMID empezando por acá.