FYI.

This story is over 5 years old.

Beat by Beat: Above & Beyond - We Are All We Need

Es todo lo que necesitas para hacer feliz a tu corazón.
27.1.15

Above & Beyond son el trío más sentimental de toda la música electrónica, y no solo eso, son quienes mejor ondean la bandera del Trance en estos días en que el género ha sido eclipsado por el Progressive, el Electro, el Deep House y hasta el Trap. Su más reciente trabajo discográfico fue lanzado con bombo y platillo. "We Are All We Need" se coló en los charts generales de iTunes en todo el mundo, incluyendo México tras su lanzamiento, y después de una temporada en que tuvieron conciertos acústicos y una presentación en el Madison Square Garden, donde no cualquiera llega, el álbum llega en el momento justo.

Publicidad

Quiter Is Louder: El título es una paradoja, dicen por ahí que el silencio también es un sonido, lo cierto es que pareciera serlo por el impacto que nos causa. Justo lo quieto de este tema nos sirve para dejar a un lado el mood de lo que estemos haciendo y pasar a lo que escucharemos durante los siguientes minutos. Nope, no se lo salten.

We're All We Need: En algunos puntos el álbum tiene una transición suave entre canción y canción, lo que me recuerda a álbumes como Confessions On A Dance Floor de Madonna. Esto hace que el tema sea la continuación de Quiter Is Louder. Le letra sobre tener a alguien más y que baste con eso se esté donde se esté y la música, nos comienzan a transmitir la intención de Above & Beyond.

Blue Sky Action: Se siente grande al escucharlo, es de los que al sonar en la pista de baile causan euforia, y al hacerlo desde el álbum pasa lo mismo. Alex Vargas tiene parte de la culpa con sus vocales y esa letra.

Peace Of MindPara este punto nos queda claro que A&B sí le hace honor a los títulos de sus canciones. Arrancamos con un intro con energía, para pasar a sonidos más típicos del Trance. El mensaje de que tras lo malo viene la claridad, va tomado de la música.

Counting Down The Days: A pesar de la tranquilidad de Counting Down The Days, también hace mover el pie. La aparición de Gemma Hayes se ejecuta con éxito en el álbum.

Sticky Fingers: Es uno de los temas que más han resaltado de los incluídos. En parte se debe de nuevo, a la letra. Aunque en lo personal me acostumbré más al remix de Lane 8, esta versión original sigue siendo buena para corear y bailar.

Hello: Al igual que Sticky Fingers y otras canciones en el álbum ya habían sido lanzadas. Este Album Mix es majestuoso. Tal vez de todo el álbum el track que brinda más energía, desde los primeros acordes recordando lo que el Trance llega a provocar.

Little Something: Si son de los que lloran con la música del trío, aquí van a necesitar un Kleenex. Little Something baja el ritmo por completo, con notas sencillas en el piano, Justine Suissa hace lucir por completo las palabras escritas para Little Something. Menos es más.

All Over The World: Manos arriba y a brincar en sus lugares. Las ganas de bailar vuelven con la tercera aparición de Alex Vargas en las vocales.

Fly To New York: Esto es como volver al Above & Beyond de antes. Lo que se hizo con la voz de Zoe Johnston y la forma en que el drop llega es un agradable viaje al pasado en su sonido.

Making Plans: Volviendo a algo más lento, esta canción y su letra hacen reflexionar. La armonía entre sonidos y la voz de Alex Vargas es para aplaudirles a estos músicos.

Publicidad

Out Of Time: Algo instrumental hace presencia. Es difícil etiquetar esto, pero es lo que en algún momento llamaban Progressive Trance. Escuchar algo así producido en estos días es muy agradable.

Excuses: Aquí las palmas se las lleva Tony McGuinness por su estupenda interpretación vocal. Poco hay que decir, se tiene que escuchar.

Save Me: El Trance fluyó solo en el estudio cuando hicieron este tema. Es bueno, y al parecer para aprovechar que tenían a Zoe Johnston con ellos.

Sink The Lighthouse: En un ritmo lento, Sink The Lighthouse es como un juego de palabras en una canción suave y profunda. Hasta cierto punto es pegajosa.

Treasure: Treasure es pura paz para quien lo escucha, Zoe interpreta su quinto tema con notas largas y la música no presenta beats marcados. Ideal para ayudar a ese sentimiento sentimental y de tranquilidad que deja el disco.