ciencia

La ciencia confirma que los aviones están llenos de gérmenes

Le preguntamos a algunos doctores por qué a veces te bajas del avión y sientes que te vas a enfermar.
9.5.17

A todos nos ha pasado que estamos perfectamente bien de salud cuando nos vamos de viaje y unos días después, te da gripa. No puedes evitar sentir que no es casualidad que unas pocas horas en un avión te hayan dejado una semana en recuperación por un resfriado. ¿Por qué pasa?

No hay nada particularmente especial en el ambiente de los aviones. Volar no debilita tu sistema inmunológico. La única diferencia es que podrías estar en contacto con más personas de lo normal, esto hace que haya más probabilidades de que uno de ellos esté enfermo y te pase sus microbios. Algunos estudios estiman que poco más de 20 por cierto de los pasajeros en vuelos comerciales podrían desarrollar infecciones respiratorias en una semana de estar volando.

Publicidad

Una manera de enfermarte es por tocar superficies contaminadas, dice William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. Hay personas (tú podrías ser una de ellas) que aman hablar de los lugares con más gérmenes en los aviones. Las mesitas plegables, las almohadas, los respaldos, los descansa brazos, y por supuesto los baños.; la lista es interminable. Tocar una superficie contaminada y después tocarte la nariz o la boca puede ser la vía de transmisión, dice Schaffner, sobre todo en verano cuando las infecciones intestinales son más comunes.


Relacionados: Los ruidos fuertes están dañando lentamente tu salud


Sin embargo, para las infecciones respiratorias, esa no es la mejor forma en que los microbios se contagian. En ese caso, el aire es el que puede hacer que te enfermes. Cuando una persona tiene una infección viral (99 por ciento de las enfermedades respiratorias son virales), generan una nube de virus en el aire que las rodea a través de estornudos, o de la tos o simplemente al exhalar. "Si tengo una infección viral y exhalo, el aire que saco está lleno de partículas virales microscópicas que tu puedes inhalar. Se impregnan en tus membranas mucosas (como la nariz y la garganta) y te puede dar un resfriado", dice Schaffner. Esta nube viral está a menos de 91 centímetros del contacto cara a cara, añade.

Cuando estás en un avión, estás muy cerca de mucha gente, mucho más que cuando estás en el trabajo. Pero también el aire afecta. El aire en los aviones está filtrado pero circula por secciones. Entonces aunque no estés expuesto a las nubes virales de todos los que van en el vuelo, probablemente compartes el aire con dos docenas de personas. Obviamente eso incluye a los que tosen o estornudan, dice Schaffner, pero también la gente que tiene un resfriado pero que todavía no tiene síntomas, su respiración puede tener el virus un día antes de que lleguen los síntomas. Así que también hay algunos menos obvios que nos pueden contagiar.

Publicidad

Entre más tiempo estés en un avión más expuesto estás a los microbios que pueden causar enfermedades. "Entre más sea tu exposición, tienes más posibilidades de enfermarte. Incluso nuestras abuelitas entienden eso", dice Schaffner. Eso pasa con cosas como el resfriado común, pero también con microbios virales como aquellos que pueden causar tuberculosis, pero son muy raros. Y entre más viajes en avión, hay más posibilidades de que te expongas a microbios de personas que probablemente están enfermas.


Relacionados: Estas pesadillas aéreas van a hacer que nunca quieras volver a viajar en avión


Hay maneras de tener información más científica sobre la relación que existe entre viajar en avión y las enfermedades, dice Schaffner. Los investigadores podrían hacer estudios en donde tomas una prueba del aire en los aviones y ver cuánto tiempo le toma a la gente recuperarse de los virus. Podrían entrevistar a los pasajeros antes y después de abordar para ver con qué tanta frecuencia se enferman y cuando les dan los síntomas. Estos estudios podrían ser caros y difíciles, dice, y dado que hay muchas más preguntas sobre la salud pública, no necesariamente son una prioridad más importante. "Creo que más o menos sabemos que viajar en avión es un factor de riesgo", dice Schaffner.

Pero no se necesitan estudios costosos para decirte qué hacer para evitar enfermarte cuando viajas en avión. Cuida tu sistema inmunológico tomando mucha agua y durmiendo lo suficiente. Si de verdad te da mucho miedo, puedes usar un tapa bocas para tratar de evitar que pasen algunas partículas. Pero para la mayoría, el consejo más sencillo es el mejor: "Sabemos lo que podemos hacer para evitar enfermarnos y es lavarnos las manos, vacunarnos anualmente, y cruzar los dedos", dice Schaffner.