Publicidad
actualidad

Cinco preguntas para las mujeres que denunciaron a la policía que su sicario las había timado

¿En qué cerebro puede caber la idea de que puedes denunciar a tu sicario porque se ha largado con la pasta sin matar a nadie?

por Pol Rodellar
27 Junio 2019, 11:31am

Susana Vera | REUTERS

Escuchad esta mierda: Un tipo que mantiene una relación con una mujer de 52 años, la estafa a ella y a su hija de 20 años y les roba 60 000 euros. Para recuperar el dinero esta señora y su hija deciden pagarle 7000 euros (a modo de fianza) al novio de la hija —un tipo de 29 años que dice ser un alto cargo del CNI— para que contrate a unos sicarios que maten al estafador y vendan sus órganos para recuperar los 60 000 euros. Resulta que el novio de la hija no cumple con su parte del “trato” y se fuga con los 7000 euros, con lo que, tan panchas, van la madre y la hija y se personan a una comisaría de la policía y denuncian que su sicario les ha estafado, que les ha robado dinero y que no ha matado a quien pedían que matara. La policía, atónita, las arresta y luego da con el paradero del chaval de 29 años, a quien también privan de libertad.

Esta noticia que nos ha llegado hoy a la oficina es un auténtico “¿¡pero qué coño!?”. Según la RAE “¿¡pero qué coño!?” es “una expresión popular que se utiliza cuando un situación resulta tan absurda y demencial que no puede entenderse ni su propia existencia”.

Pero la cosa sigue. Según El País, madre e hija firmaron un documento proporcionado por el “jefe de los servicios secretos” para cerrar su particular trato. El documento se llamaba "Resolución En Vista Ordinaria" (sic) y contenía joyas como esta:

"En caso de la negativa del sujeto a donar sus órganos voluntariamente, se le obligará de las maneras establecidas en el código 341 del Reino de España".

O esta:

"Para la finalización de la operación, el sujeto principal será llevado ante un tribunal antiterrorista encabezado por el general de división".

Bien, aquí van mis preguntas.

¿¡PERO CON QUÉ PERSONAS SE RELACIONAN ESTAS MUJERES!?

A veces cometemos errores y nos juntamos con cretinos que han logrado ocultar su cretinismo bajo capas y capas de sonrisas, regalos y simpatía. Pese a que normalmente se les ve el plumero, a veces nos la cuelan por culpa de esa ilusión desmedida que algunos humanos sienten hacia las potenciales relaciones amorosas.

Lo que es extraño es que, después de la decepción que supone que tu supuesto amante te haya estafado 60 000 euros, no veas que otra persona te está volviendo a timar, además siguiendo paso por paso La Gran Biblia Del Timador (como pedirte dinero por adelantado). Encima es escalofriante que no pudieran prever este doble timo cuando sucedió con tan pocos días de diferencia. Un timo para salvar otro timo, la nada sobre la nada, capas y capas de mentiras que generan una realidad paralela en la que nada existe, solo la pérdida de dinero constante, dignidad y la esperanza de recuperarlos.

¿¡EN QUÉ MOMENTO VES ESE “CONTRATO” Y CREES QUE ES REAL!?

A ver, ese documento del “agente del CNI” propone frases como: “Se activa el protocolo "EP-241-W2" del consejo de Naciones Unidas, se establece con prioridad la búsqueda de XXXXXXXX con número de identificación de larga duración XXXXXXXX " o “NO RELATO AL DETALLE OPERACIONES DE CARÁCTER NIVEL 1, TODO SIGUE BAJO SIGLAS, REGLAS Y PROCEDIMIENTOS DE ENCRIPTACIÓN” (sí, en mayúsculas). Vamos a ver, hay que ser muy palurdo para creer que redactando códigos “complejos” como "EP-241-W2" estafarás a alguien, intentando sorprender a la víctima con una jerga profesional sin sentido. Este código parece más bien el número de referencia de siete pulgadas de un sello de música llamado W2, no me jodáis.

Además, redactarlo todo de forma “muy correcta y formal” y encabezar el documento con una frase que nos habla de forma coloquial, ese “NO RELATO AL DETALLE…”. Solo le faltaba poner “Bueno tías, no voy a relatar el detalle que vamos a matar a alguien, ¿oks?”.

Bueno, si esto es jodido, más jodido es que estos trucos de palurdo colaran y estas pobres mujeres (¿¡pobres!? ¡Si son unas asesinas en potencia!) se lo creyeran todo. Esa falsa jerga del Ministerio de Interior, joder. Si alguien se cree y firma este documento es que este mundo ya no tiene solución.

¿¡POR QUÉ DIABLOS SOLO QUIEREN SACAR 60 000 EUROS CON LA VENTA DE ÓRGANOS Y NO UN POCO MÁS PARA, APARTE DE RECUPERAR SU DINERO, GANARSE UNAS PESETILLAS EXTRA!?

Esto me lo pregunto muy fuerte. ¿Por qué la humildad de estas dos mujeres solo les permite recuperar la cantidad exacta de dinero que perdieron con el timo anterior? Si hacen esto, el pago de 7.000 euros cae en saco roto, aunque mejor perder 7000 euros que 60 000 euros, está claro. Pero mujeres, vended esos órganos por 200 000 euros y así hacéis un buen negocio y ganáis 140 000 eurillos para hacer una compra guapa en el Mercadona y poder llevaros por primera vez las bolsas de Cheetos a casa y no tener que hacer eso de abrirlas por los pasillos del súper, coméroslas y luego ocultar la bolsa detrás de los rollos de papel de culo.

¿¡POR QUÉ EL NOVIO DE LA HIJA SE INVENTA ESTA MIERDA DE MATAR AL ESTAFADOR Y NO OTRA PICARESCA QUE NO IMPLIQUE MUERTE Y, POR LO TANTO, QUE NO INVOLUCRE EN UN CRIMEN DE SANGRE A SUS ESTAFADOS!?

Claro, he creído en todo momento que este novio “amaba” de alguna forma a su pareja, pero viendo el panorama amoroso de esta familia está claro que a los “amantes” les importa una mierda la integridad física de sus parientas. Es el plan perfecto, si firman un contrato en el que afirman querer matar a alguien sicario-mediante, nunca van a denunciarte a la Policía. El timo perfecto. ¿El timo perfecto? ¿Seguro? Alguien está desestimando la capacidad de “¿¡pero qué coño!?” de estas dos mujeres.

Y FINALMENTE; ¿¡POR QUÉ COÑO MADRE E HIJA VAN A DENUNCIAR TODO ESTO A LA POLICÍA!?

Esta es la gran pregunta que nadie sabe responder. ¿Por qué existe el universo? ¿Quién mató realmente a las niñas de Alcàsser? ¿Por qué estas dos mujeres denunciaron a su sicario? Aunque puede que estemos subestimando la capacidad vengativa de las protagonistas, puede que conscientemente, en modo kamikaze, decidieran denunciar lo acontecido a cualquier precio, incluso poniendo su propia libertad en jaque, incluso asumiendo una condena más severa para ellas que para él. Cualquier reprimenda será suficiente. “Prefiero perder mi libertad a tolerar que el tipo que me rompió el corazón siga andando a sus anchas rompiendo otros corazones”, debe pensar la hija. ¿Es esta puta locura en verdad el acto más sincero de amor no correspondido?