¿Sabe tu dentista cuándo practicas sexo oral?

La respuesta a esta y otras preguntas sobre qué dice de nosotros nuestra boca, en este artículo.
JM
ilustración de James Mackenzie
06 Marzo 2018, 4:15am

Los dentistas saben cosas de nosotros. Saben cuándo hemos estado comiendo porquerías, fumando o evitando ir al dentista por miedo a que nos diga la cantidad de empastes que nos tienen que poner. Antes preferimos dejar que nuestra dentadura se vaya erosionando lentamente, como las rocas de un acantilado golpeadas por las olas.

Pero ¿cuánto revelan nuestras bocas de la vida que llevamos? ¿Puede tu dentista saber si te has drogado? Según el tuit —ya desaparecido— de una mujer que aseguraba ser higienista dental, un dentista es capaz de saber si alguien ha practicado una felación por una serie de puntitos rojos delatores que aparecen en la pared posterior de la garganta.

Esto lo mismo puede sonar a mito urbano perpetuado por Yahoo Answers que a hecho verídico, ¿no? Cosas más raras se han visto: en diciembre de 2012, encontraron a un mono vestido con un abrigo de pieles en un parking de IKEA, y hace nada Elon Musk lanzó un Tesla al espacio porque le apetecía.

Solo hay una forma de desvelar este misterio: llamar a un dentista. Inicialmente, pensé que sería buena idea hacer una mamada y luego hacerle una visita, pero mi editor me dijo que bastaba con una llamada, así que hablé con el doctor Milad Shadrooh, alias el Dentista Cantarín, que se hizo extremadamente famoso en el Reino Unido por sus vídeos de YouTube en los que versiona temas superconocidos dando lecciones de higiene dental con sus letras y que tuvo la amabilidad de atenderme unos minutos para responder a mis horribles preguntas sobre el reino oral.

VICE: Bueno, en primer lugar me gustaría que me dijeras qué hay de cierto en esa leyenda urbana que dice que los dentistas podéis saber si los pacientes han practicado una felación recientemente.
Milad Shadrooh: ¡Guau! Pues no lo sé. ¡Nunca me habían hecho esa pregunta! La verdad es que no sabría decir si mis pacientes han practicado sexo oral o no y tampoco conozco a ningún dentista que sepa. ¡Vaya con la preguntita! [Risas].

Al parecer lo saben por unos puntitos rojos que aparecen en la garganta.
Pues no tengo ni idea de cómo, a no ser que hubieran hecho la felación justo dos minutos antes en la sala de espera y quizá se pueda oler. Eso sería bastante desagradable.

Y ¿puedes saber si alguien ha estado besando mucho? ¿Besar afecta a la salud de tu boca?
Bueno, es que ¡ha que tener una buena higiene bucal para dar un beso! No es agradable besar con la boca sucia. Obviamente, cuando besas se trasfieren bacterias, por lo que si te besa alguien con mala higiene bucal, te puede pasar esas bacterias.

Pero el principal riesgo con los besos —o cualquier actividad sexual con la boca— es el de contraer el virus del herpes simple, porque es muy contagioso. Además, si tienes herpes en la boca y practicas sexo oral, también puedes contagiar a la otra persona en la parte de abajo, así que hay que tener cuidado. Es muy importante practicar sexo oral seguro.

Si escribes en Google “¿Puede un dentista saber…”, el resultado que aparece primero es el de “¿Puede un dentista saber si fumo?”. La respuesta a este parece bastante obvia, pero ¿podéis saber también si alguien consume coca o fuma cigarrillos electrónicos?
Yo todavía no he visto signos que indiquen que alguien fuma cigarrillos electrónicos. Estos productos son relativamente nuevos, por lo que no sabemos demasiado aún, aunque ya han salido estudios que sugieren que es tan malo como el tabaco normal debido a la temperatura. Al ser esta elevada, los capilares de la boca responden del mismo modo que si fumaras tabaco normal. Todavía se está investigando, y a veces estas cosas llevan años. A veces se necesita recoger datos de gente que fuma estos cigarrillos durante cinco años, luego diez y así poder comparar, y claro, los cigarrillos electrónicos no llevan tanto tiempo en el mercado.

¿Qué mas podéis saber los dentistas examinando nuestras sucias bocas?
Lo primero que me viene a la cabeza es la gente que hace rechinar los dientes. Los síntomas son muy claros y la causa principal suele ser el estrés. A veces también podemos detectar deficiencias alimentarias o nutricionales sobre todo examinando la lengua. Según su aspecto, podemos saber si hay carencias de vitaminas o de hierro, por ejemplo. También es fácil saber si a alguien le gustan mucho los dulces porque por lo general tiene la boca llena de empastes.

¡Gracias, Milad!

@emmaggarland / jagmackenzie.com

Este artículo apareció originalmente en VICE UK.