Las bellas mujeres de Chefchaouen huyen de las cámaras
Todas las fotografías por Marina de Luis
Identidad

Las bellas mujeres de Chefchaouen huyen de las cámaras

"Chefchaouen" es el diario fotográfico de la fotógrafa Marina de Luis dedicado a la ciudad del mismo nombre. Hablamos con ella sobre su viaje a esta localidad.
6.5.16

"Jamás había salido de Europa. Me parecía fatal elegir siempre los mismos destinos por las razones de siempre: por la comodidad, porque tienes amigos ahí una ciudad extranjera, etc.", me explica Marina de Luis. "Hace mucho tiempo que quería ir a Marruecos. Así que después de una ruptura amorosa muy chunga, decidí que era el momento de hacerlo. Iba a ir sola, me daba igual todo. En ese momento me sentía muy vacía, necesitaba nuevos estímulos, despejar un poco la mente, llegar renovada. Pero al final se unieron tres amigas más y me pareció igual de terapéutico".

Publicidad

"Fuimos en una época intensa. Era Ramadán, y en ese periodo la gente está de un humor completamente distinto. Por la mañana las personas están muy agitadas por el hecho de no comer ni dormir lo suficiente. Había gente que tenía que ir al trabajo igualmente, con todo el cansancio encima. Por la noche todo cambiaba y la gente se volvía muy maja. Las puertas de sus casas estaban abiertas y te invitaban a cenar o te daban dátiles por la calle. Me encantó poder vivir una experiencia así, estar ahí en esa época es muy especial. Escuchar los rezos por la calle impresiona."

Una de las cosas que más me llamó la atención al ver el libro fue la poca presencia de mujeres en las fotografías. "Me hubiera encantado hacer más fotos a mujeres, pero fue imposible", explica Marina. "La gente era encantadora y las mujeres eran bellísimas, tanto por dentro como por fuera. Pero era sacar la cámara y salían pitando. Conseguí hacer fotos a mujeres cuando no había hombres delante. Para ellas el anonimato es muy importante, lo único que quieren en pasar desapercibidas."

"Está claro que hay gente mucho más chapada a la antigua y hay otra gente más joven que quiere llevar su religión a algo mucho más progresista, pero aun así choca. De todos modos, en vez de analizarlo desde mi punto de vista, preferí observarlo empatizando con cómo viven allí las mujeres, aunque sea difícil de entender. No iba a juzgar. Obviamente que vi cosas que no me gustaron a nivel del papel de la mujer en la cultura y la sociedad, pero aunque parezca loco pude conectar con ellas de otra forma más profunda, olvidándonos de la procedencia."

La mayoría de las mujeres que salen en las fotografías lucen un sombrero de paja, algunos están adornados con borlas de colores. "Ese atuendo y esos sombreros pertenecen al traje típico de Chefchaouen", cuenta Marina sobre las vestimentas. "No todo el mundo lo llevaba [el sombrero], casi siempre eran mujeres mayores de pueblos vecinos, gente que vive en el campo o montañas cercanas a Chefchaouen. Aunque los venden en todas partes, es un reclamo turístico bastante fuerte."

"La conexión más especial con las mujeres de Chefchaouen la vivieron mis compañeras de viaje cuando fueron a un Hamman (un baño árabe). El vínculo que se establece entre la persona que trabaja en el Hamman y la persona que va allí es muy íntimo. El ritual lo tiene que realizar una persona del mismo sexo que la que lo recibe. Mis amigas sintieron una conexión muy fuerte con la mujer que hacía el ritual. Toda la pesadez y malas energías se iban. Quedaron renovadas y vieron que existía una cercanía con ella, no solo porque se quitara el velo sino porque no había convenciones culturales, era un lugar íntimo donde solo existían ellas."

Chefchaouen ha sido publicado por la editorial Clandestine. Si vives en Barcelona puedes asistir a la presentación del libro el próximo 12 de mayo a las 19:30h en Impossible Project.