Ediciones VICE

Un gamer ha agredido a su novia en directo mientras jugaba a Fornite

Otros ‘gamers’ llamaron a la policía tras ser testigos del incidente.
13.12.18
fortnite_mrdeadmoth

ADVERTENCIA: Este artículo contiene contenido sensible

Se ha acusado a un hombre de agresión por pegar presuntamente a su pareja cuando esta le suplicó que dejara de jugar al Fortnite. El incidente se compartió sin querer con otros gamers el pasado domingo por la noche, mientras el joven de 26 años —al que se conoce online como MrDeadMoth— estaba emitiendo en directo desde su casa del suroeste de Sídney. Algunos de los espectadores llamaron a la policía, que procedió a arrestar al hombre acusado de agresión y a ponerle una orden de alejamiento, según informa ABC.

Publicidad

La grabación muestra al chico jugando al conocido juego online mientras una mujer fuera de cámara le pide que vaya a cenar. “Ahora voy”, insiste él varias veces, cada vez de forma más agresiva, mientras parece que ella le lanza pequeños objetos desde la otra punta de la habitación. “¿Puedes parar? ¡He dicho que ahora voy!, grita él. Entonces se levanta de la silla y explota fuera de cámara.

“Se acabó el ordenador, estoy harta de esta mierda”, responde la voz, segundos antes de que se oiga el sonido de una bofetada y la mujer empieza a llorar. “¡Pegas a las mujeres!”, solloza. “¿Habéis oído eso? Me acaba de pegar en la cara”.

ADVERTENCIA: Contenido gráfico

El vídeo es angustioso y continúa así durante varios minutos. El chico le dice a su pareja que "te jodan, perra, tú no pagas las facturas", explota fuera de cámara varias veces y se oyen bofetadas y gritos. "Espero que todos sepáis que estoy embarazada y que él me he pegado", dice la mujer. Se oye de fondo como una niña empieza a llorar.

La policía de Nueva Gales del Sur arrestó al hombre a las 23:30 del domingo, según Fairfax, y lo llevó a la comisaría de Narellan antes de acusarlo de agresión. También le pusieron una orden de alejamiento.

La policía declaró que la mujer no resultó gravemente herida, aunque estaba "angustiada y agitada", y que dos niñas, de 3 y 20 meses, estaban en casa en el momento del presunto incidente de violencia doméstica.

El vídeo ya se ha eliminado de Twitch —el servicio de streaming de Amazon— al que se subió en un principio, pero ya tiene más de 5 millones reproducciones en Twitter.

El acusado debe comparecer en los juzgados locales de Camden este jueves.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.