WhatsApp Image 2018-12-19 at 19
Fotografías cortesía de Alonso Noriega.
Navidad

Así es la vida de un Santa Clos que visita niños con cáncer y ancianos

"Niños que están sanos se acercan a mí para pedirme que les traiga un Xbox, carritos, una mascota; y otros que no lo están sólo quieren que les vuelva a crecer el pelo.”

Artículo publicado por VICE México.

Hace casi diez años que Alonso Noriega se convierte en Santa Clos, cada que llega diciembre. Pero lo hace de una forma muy inusual: visita hospitales, instituciones de niños con cáncer, asilos y escuelas para personas con capacidades diferentes.

Dice que lograrlo sin sentir que se le parte el corazón cada vez, es imposible. Sabe que la gente que se acerca a él, especialmente los niños, sienten mucha ilusión y de alguna forma tienen esperanza en que les cumpla sus deseos.

Publicidad
1545330497260-WhatsApp-Image-2018-12-19-at-190632

El chico de 26 años, que estudiara Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se enamoró del personaje por pura coincidencia. Fue debido a una presentación en la preparatoria. A él y a sus amigos les ha gustado el teatro desde siempre y en alguna ocasión les tocó montar una pastorela con tintes de crítica política.

“Yo siempre he sido robusto, alto y muy entusiasta de las celebraciones. Mi familia es muy religiosa y la Navidad siempre ha sido importante en casa. Así que elegí ese personaje. Me quedaba bien. Al final la obra de teatro no fue un éxito. Solo fueron nuestros papás. Pero me encantó la experiencia. Decidí no dejar morir a mi Santa interior”, cuenta Alonso.


Relacionado: Los mejores regalos navideños para esta Navidad latinoamericana.


Un día su mamá, quien era profesora de una escuela para niños con Síndrome de Down, le pidió que se caracterizara y fuera a saludar a sus alumnos. Él aceptó y todos la pasaron muy bien. Luego, por alguna razón, empezó a correr la voz sobre el Santa y empezaron a buscarlo de instituciones similares.

El chico cuenta que nunca ha cobrado por vestirse de Santa, a menos que lo contraten para eventos privados, porque lo hace de corazón, por el simple hecho de compartir lo mucho o poco que tiene con los demás. Eso, dice, es lo que le enseñaron desde que él mismo fuera niño. Él se mantiene de trabajar en una empresa de tecnología e inteligencia artificial.

Publicidad
1545330596913-WhatsApp-Image-2018-12-19-at-190631

“Conforme pasó el tiempo, me di cuenta que esto realmente me llenaba mucho y que una cosa es hacer teatro, y otra, lo que yo hago. La verdad no es fácil. Niños que están sanos se acercan a mí para pedirme que les traiga un Xbox, carritos, una mascota; y otros que no lo están sólo quieren que les vuelva a crecer el pelo.”

Alonso recuerda a la perfección una vez que fue a una institución para niños con cáncer llamada Aquí nadie se rinde. Una niña le salió al paso y le dijo que quería que su hermanita se curara. Él se quedó helado, no supo qué hacer. Pasó el tiempo, lo olvidó; volvió y la misma niña se le acercó. Le recriminó que no la hubiera ayudado, su hermana había muerto un par de meses antes.

Después de tantas experiencias, él sabe que lo peor que podría hacer es darle falsas esperanzas a las personas. Lo único que le queda es abrazarlas mucho y hacerlas sonreír. Con los ancianos, dice, es distinto. “Ellos piden fuerza, no estar solos, volver a estar con sus esposas o esposos que no ven hace décadas.”


Relacionado: Las posadas en la oficina son el paraíso de la infidelidad.


Hace tres años que la mamá de Alonso falleció. Eso fue devastador para él. Desde entonces, dejó de vestirse de Santa en diciembre. Hasta este año, en que decidió retomarlo con más convicción.

“Ahora tengo un disfraz en forma: ya no lo rento, ni es improvisado. Tengo la intención de seguir transmitiendo cosas buenas a la gente. Los abrazos de los niños con chiquitos, apenas me llegan a las piernas. Pero son lo más genuino del mundo, lo más bonito. Yo me quedo con eso. La magia sí existe.”

Además, asegura, Alonso, volver a ser Santa es también una forma de honrar a su mamá.

1545330624552-WhatsApp-Image-2018-12-19-at-190635-1

Sigue a Ollin Velasco en Instagram y Twitter.