Las protestas en Tiananmén no fueron lo que la gente esperaba

Las fotografías de Patrick Zachmann capturan lo que pasó en Pekín durante las protestas a favor de la democracia antes de que los tanques llegasen.

por Patrick Zachmann; tal y como se lo contó a Pierre Longeray; traducido por Laia Pedregosa
14 Mayo 2019, 3:30am

CHINA. Pekín. Plaza Tienanmén. Mayo de 1989. Un estudiante de arte dramático se manifiesta junto a compañeros e interpreta "La Douleur du Peuple Chinois". Fotos:  Patrick Zachmann / Magnum

Hace casi 30 años, el 5 de junio de 1989, un hombre se enfrentó a una hilera de tanques en la plaza de Tiananmén, en Pekín. Esta emblemática imagen, que fue capturada el día después de que entrasen las tropas en la plaza y disparasen a los manifestantes en favor de la democracia, muestra la imagen de la violenta represión del Gobierno chino frente al movimiento que lideraron unos estudiantes el verano de ese mismo año. Pero, debido a la polémica imagen y lo que ocurrió posteriormente, la gente suele olvidarse de que hasta ese momento las manifestaciones fueron bastante pacíficas.


El fotógrafo Patrick Zachmann estuvo presente en Pekín durante las semanas que precedieron a los actos de represión del Gobierno. A través de sus palabras y sus fotos, plasmó todo lo que vio.

protesta Tiananmen Pekin China
CHINA. Pekín. Avenida Chang An. Mayo de 1989.

Llegué a Pekín el 13 de mayo de 1989, un mes después de la defunción de Hu Yaobang, el expresidente del Partido Comunista de China. Yaobang era muy respetado por sus incorruptibles reformas y por su abierto gobierno, así que su muerte provocó una ola de protestas a favor de la democracia, pero cuando llegué, las protestas empezaron a calmarse.

protesta Tiananmen Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmen. 14 de mayo 1989. Segundo día de la huelga de hambre.

El motivo de mi viaje a China era fotografiar los retratos de los jóvenes de Pekín. Realmente no tenía planeado documentar sus protestas, pero cuando me dirigía del aeropuerto al hotel, que estaba al lado de Tiananmén, vi a un grupo de personas reunidas en la plaza. Fui hacia la plaza y me di cuenta de que los estudiantes estaban en huelga de hambre.

protesta Tiananmen Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. 16 de mayo de 1989. Un equipo de cámaras fotografían lo sucedido en la plaza de Tiananmén.

Pasé los días siguientes en la plaza. Cuando pienso en ello, me siento afortunado de haber estado allí en esos momentos. No tenía ni idea de que las manifestaciones empezarían de nuevo. Al principio, era uno de los pocos fotógrafos occidentales que había allí, pero días antes de que yo llegase, el ambiente cambió: el político Gorbachev llegó a Pekín en una visita oficial, y trajo con él prensa de todo el mundo.

Vi a los periodistas llegar a la plaza con sus cámaras, sus escaleras de mano y sus walkie-talkies: cada fotógrafo iba con su equipo de reporteros y técnicos, pero su comportamiento no era el mejor. Era una gran época para la fotografía periodística, en la que los reporteros se subían a un avión y en un momento ya estaban en el lugar en el que había estallado el conflicto, yendo de un sitio a otro, a veces incluso sin entender lo que estaba sucediendo.

Como resultado, algunos de ellos no actuaron muy bien, fotografiando a la gente joven sin hablar con ellos ni conocer sus opiniones. Aun así, los estudiantes eran increíblemente acogedores, ya que veían a la prensa como una figura heroica.

protesta Tiananmen Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. 15 mayo de 1989. Los estudiantes pasando la noche en la plaza.

El ambiente que había en la plaza era una extraña mezcla entre alegría y tensión, cambiando de un estado a otro constantemente. Era bonito ver en primera persona cómo la gente joven creaba nuevas formas para oponer resistencia. Alguna gente creó pequeños talleres en la plaza, mientras que otros impulsaron sindicatos e hicieron pancartas. Los manifestantes que se unían a las protestas se encontraron pronto en posiciones de autoridad, dando lugar a discursos que iban dirigidos a miles de personas.

A pesar de todas estas buenas acciones, los protestantes seguían en un estado constante de preocupación. Los rumores sobre los tanques rodeando la ciudad estaban siempre presentes, especialmente por la noche. Durante el transcurso de mis diez días y noches en la plaza, la tensión iba ganando a la alegría poco a poco, a veces dando lugar a paranoia, que se acabó justificando con la llegada de la terrible represión.

protesta Tiananmen Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. 18 de mayo de 1989. Wu’er Kaixi, el líder de Beijing Spring, da un discurso en una carpa. Debilitado por la huelga de hambre, respira con una máscara de oxígeno
protesta Tiananmén Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. Mayo de 1989. Una multitud protege a los estudiantes bloqueando al ejército y deteniéndolos para que no lleguen a la plaza.

Me fui de la plaza el 23 de mayo, tres días después de que se declarase la ley marcial, y diez días antes de que empezase la represión. Mostrar estas fotos 30 años después nos recuerda el coraje, la negligencia y el sueño por la esperanza que hubo después de la represión.

Desplaza hacia abajo para ver más fotos de Patrick Zachamann.

protestas Tiananmén Pekin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. Mayo de 1989.
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. Mayo de 1989. Temprano por la mañana en la plaza de Tiananmén.
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. Mayo de 1989. Temprano en la mañana. Un protestante envuelto en una bandera
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Plaza Tienanmén. Mayo de 1989.
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Plaza Tienanmén. 16 de mayo de 1989. Una rueda de prensa delante del Museo Militar de China.
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Avenida Chang An. Mayo de 1989. Los soldados se unen a las manifestaciones de los estudiantes, dirigiéndose hacia la plaza de Tiananmén para mostrar su solidaridad.
protestas Tiannamen Penkin China
CHINA. Pekín. Plaza Tiananmén. 17 de mayo de 1989. Los estudiantes preparados para pasar una noche más en la plaza.

Este artículo se publicó originalmente en VICE Francia.