Waypoint

'The Zium Museum' es una galería de arte descargable

Ya no tienes excusa para no visitar las tendencias más frescas del arte contemporáneo.
Imágenes de captura del autor cortesía de The Zium Museum

Una de las piezas de arte más memorables que he visto en persona es Last Minute de Jorge Macchi. Se trata de una barra de hierro, aproximadamente del tamaño de un sedán familiar, que da vueltas sobre un pivote dentro de un círculo como las manecillas del reloj. De un extremo hay una punta de acero que talla el piso como la aguja de un tocadiscos, leyendo sus imperfecciones y produciendo un continuo sonido inquietante que se escucha en una gigantesca bocina del otro extremo.

Publicidad

Fue lo primero que llamó mi atención cuando entré al atrio octagonal de un gigantesco museo de arte en 2009. El eco me siguió a todas partes, siempre en el fondo, mientras visitaba otras salas. Sin embargo, la apariencia similar a un reloj de Last Minute sólo es realmente visible desde arriba. Fue diseñado de esa forma para obtener una impresión visual diferente desde las alturas.

El arte de instalaciones puede ser así; se apodera del espacio por completo y lo transforma. Puedes comprar impresiones de una pintura, discos de un concierto, incluso réplicas de una escultura, pero no sostener en la palma de tu mano una instalación. Las instalaciones suelen vivir en eventos inaccesibles y efímeros que suceden en lugares y tiempos específicos para después desaparecer. Ni siquiera puedo encontrar una foto de Last Minute con alta resolución.

Si hay algo que distingue a The Zium Museum es la experiencia de ir a una galería de arte o museo y sentir el efecto que nace de la mezcla de todo ese arte en un mismo espacio. Los espacios visuales permiten que este tipo de experiencias se guarden y puedan reproducirse después; las instalaciones viven en la palma de tu mano.


Relacionados: El museo del futuro


Zium no es el único en implementar el concepto de galería virtual (por ejemplo, existe localhost.galley, galería dentro de un servidor de Minecraft). Pero se distingue por su antología y formato que contiene obras de 37 artistas producidas en su mayoría específicamente para esta colección.

Publicidad

La mejor obra de todas te obliga a explorar más allá de las barreras tradicionales del arte visual. Conforme haces el recorrido puedes notar que las "instalaciones" son niveles separados, pequeños mundos de imágenes contenidas que provocan el efecto estremecedor de un videojuego. Hay una galería de esculturas en 3D que van de lo mundano a lo surreal. Me gustaron en particular las esculturas de "espacio negativo" de SpaceBackyard.

Al intentar llevar la experiencia del recorrido de una galería de arte a un videojuego, The Zium Museum logra crear una sensación que no encuentras en los juegos de video o galerías de arte. El contenido apunta hacia el lenguaje estético y visual de juegos que no encajan dentro del fotorrealismo de AAA, ni en la reproducción nostálgica del arte de videojuegos de hace 10, 20 o 30 años.

Es, básicamente, una creación "contemporánea". Como gran parte del arte que nace en tiempos turbulentos, The Zium Museum funciona como un recordatorio de cómo, a pesar de todo, es bueno que podamos seguir innovando.

Puedes descargar The Zium Museum en itch.io.page.