VICE News

La ONU denuncia que Estado Islámico está cometiendo un genocidio contra los yazidíes

Las acusaciones aparecen en el informe de la ONU realizado a partir de entrevistas con docenas de supervivientes. Los testimonios afirman que Estado Islámico ha querido destruir a la población yazidí mediante matanzas, esclavitud sexual y otros...
17.6.16
Imagen por Rodi Said/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Estado Islámico está tratando de aniquilar a la población yazidí en Siria e Irak mediante asesinatos, forzando a las mujeres a la esclavitud sexual, así como otro tipo de crímenes. Una comisión de investigación de Naciones Unidas ha concluido que se trata de un genocidio cometido por militantes yihadistas contra el grupo étnico-religioso integrado por alrededor de 400.000 personas.

Las acusaciones de genocidio se plasmaron en un informe de la ONU difundido ayer jueves a partir de entrevistas con docenas de supervivientes. El informe afirma que los militantes islamistas han estado capturando sistemáticamente a los yazidíes en Irak y Siria desde agosto de 2014, con la intención de "borrar su identidad", en una campaña que responde a la definición de crimen contenida en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948.

Publicidad

"El genocidio de los yazidíes está en curso", advierte el informe.

Vitit Muntarbhorn, miembro de la comisión, dijo que obtuvieron "información detallada sobre violaciones, lugares, y nombres de los autores", y que ya habían comenzado a compartir información con algunas autoridades nacionales que están procesando a los combatientes extranjeros.

Hablando en una conferencia de prensa el jueves, Paulo Pinheiro, el presidente de la comisión investigadora, exigió más acción.

"El crimen de genocidio debe desencadenar una acción mucho más firme a nivel político, incluso en el Consejo de Seguridad [de la ONU]", dijo Pinheiro.

Los cuatro comisionados independientes detrás de la investigación también instaron a las grandes potencias a rescatar a al menos 3.200 mujeres y niños que continúan bajo control de Estado Islámico y a remitir el caso a la Corte Penal Internacional (CPI) para su procesamiento.

En imágenes: dramático año para los yazidíes de Sinjar hasta expulsar a Estado Islámico. Ver aquí.

"ISIS no ha tratado de ocultar su intención de destruir a los yazidíes de Sinjar, y este es uno de los elementos que nos permitió concluir que sus acciones equivalen a un genocidio", expresó otra de las investigadoras, Carla del Ponte. "Por supuesto, consideramos esto una hoja de ruta para su enjuiciamiento, para futuras acciones legales".

Los yazidíes son una minoría religiosa cuyas creencias combinan elementos de varias antiguas religiones de Oriente Medio. Estado islámico, que tiene como objetivo establecer un califato teocrático en Siria e Irak sobre la base de una interpretación radical del Islam sunita, ha asesinado sistemáticamente, capturado o esclavizado a miles de yazidíes tras invadir la ciudad de Sinjar, al norte de Irak, en agosto de 2014. Se han descubierto varias fosas comunes desde entonces.

El grupo de corte yihadista trató de borrar la identidad de los yazidíes al obligar a los hombres a elegir entre la conversión al Islam y la muerte, violando a niñas de tan sólo nueve años, vendiendo a las mujeres en mercados de esclavos, y preparando a los niños para combatir, según el informe.

"Ningún otro grupo religioso presente en las zonas controladas por ISIS en Siria e Irak ha sido sometido a una destrucción como lo la que han sufrido los yazidíes", asegura el documento.

"La escala de las atrocidades cometidas, dado su carácter general, y el hecho de atacar deliberada y sistemáticamente a las víctimas por razón de su pertenencia a un grupo en particular, mientras que se excluye a miembros de otros grupos, han sido otros de los factores por los que la Comisión ha podido determinar la intención genocida".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs