FYI.

This story is over 5 years old.

Un documental resucita el polémico caso de un hombre que habría sido condenado en falso

La co-directora y co-productora de la serie documental "Making a murderer" confiesa en un programa de televisión que fue contactada por uno de los miembros del jurado que condenó al protagonista de esta serie para decirle que era inocente.
Photo par Morry Gash/AP
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un miembro del jurado que acusó por asesinato a Steven Avery, natural de Wisconsin y protagonista de la serie documental emitida por Netflix Making a murderer, habría confesado que este supuesto culpable fue sentenciado de antemano.

Laura Ricciardi, co-productora y co-directora de la serie de 10 episodios, compareció este pasado martes en el programa televisivo Today para denunciar lo sucedido. Según cuenta Ricciardi, un miembro del jurado se puso en contacto con ella y con su socia, Moira Demos, para informarles que el veredicto de culpabilidad de Steven Avery por el asesinato de Teresa Halbach en 2005, había sido pactado.

Publicidad

Por lo visto, los miembros del jurado habrían intercambiado sus votos en la sala de deliberación. Ricciardi contó que los miembros del jurado habrían "discutido de manera explícita el asunto, con frases tan incontestables como 'si votas culpable por este cargo, yo votaré no culpable por este otro'". Avery fue condenado por asesinato y posesión ilegal de arma de fuego, aunque fue declarado no culpable de haber mutilado el cadáver.

El miembro del jurado, que no ha sido identificado, contactó a las directoras poco después de que la serie fuese estrenada con un éxito rotundo. Ricciardi y Demos todavía no han contrastado la versión del denunciante con las del resto de compañeros de deliberación.

"Nos contaron que tenían miedo a que el juicio fuese declarado nulo porque entonces sería más sencillo identificar al miembro del jurado que confesó. Están muy preocupados por su integridad", cuenta Demos. "Lo que sucede es que se convencieron de que si emitían un veredicto dividido como el que han fallado, el tribunal de apelación lo consideraría como un motivo suficiente para contemplar un nuevo juicio. Creían que actuando así conseguirían que Steven pudiera ser juzgado de nuevo — tal era su plan original —, claro que, al final, las cosas no salieron como esperaban".

El miembro del jurado nos contó que la mayoría de los responsables de deliberar creen "que la culpabilidad de Steven no ha sido probada", apunta Ricciardi. "Creen que a Steven le tendieron una trampa las mismas fuerzas de seguridad y que merece un nuevo juicio; claro que si se lo conceden, este debería de celebrarse lejos de Wisconsin".

Publicidad

Ricciardi y Demos han sido acusadas de privilegiar a Avery en su cronología de los hechos, unos hechos que desembocaron en su sentencia por asesinato. Según las realizadoras y productoras, el miembro del jurado ha asegurado a salir del anonimato si se anuncia la celebración de un nuevo juicio.

Avery, que ahora tiene 53 años, está cumpliendo una pena de cadena perpetua sin fianza por el asesinato de Holbach. Lo más grotesco del caso es que ya pasó 18 años entre rejas por una violación que no había cometido. Así lo probaron las muestras de ADN recabadas años después.

La serie de Netflix Making a murderer investiga los pormenores de la sentencia por violación, y la presunta complicidad de las fuerzas de seguridad del condado de Manitowoc. Estas habrían ocultado pruebas clave e información que podría haber justificado la absolución de Avery, o que habrían permitido que saliera de la cárcel mucho antes de lo que lo hizo.

La serie escarba luego en el juicio por asesinato e investiga hasta qué punto Steven habría sido la víctima de una trampa tendida por las autoridades. Los hechos que aparecen en la serie desataron la reacción furibunda de muchos de sus espectadores, y son ya miles de ellos quienes han firmado al menos dos peticiones en las que reivindican la absolución de Avery.

Testigos acusan de racismo al policía que desenfundó un arma en una fiesta de adolescentes. Leer más aquí.

El fiscal del caso de asesinato opina, sin embargo, que la serie omite algunos hechos determinantes y algunas de las pruebas fundamentales que desembocaron en la sentencia de Avery en 2007. Según el fiscal, sugerir que el acusado fue víctima de una conspiración "es irresponsable e inconsistente cuando se lo compara a las evidencias presentadas".

Publicidad

El fiscal, en declaraciones emitidas al New York Times, también manifestó que las directoras ofrecieron "informaciones inexactas" para seguir con su plan de recabar así más espectadores.

Por su parte, el sheriff del condado de Manitowoc, Robert Herrmann, desvirtuó los hallazgos de la serie en una entrevista con el Hollywood Reporter.

"La gente está emitiendo juicios de valor solo por un documental, si es que le puede llamar así, que muestra cuatro horas de testimonios en el tribunal. Sin embargo, la realidad es que el jurado y el juez escucharon semanas enteras de debate y testimonios", cuenta Hermann. "Es evidente cuando miras la serie que la defensa y la familia de Steve Avery están del lado de los realizadoras, lo que les lleva a sacar las conclusiones equivocadas. Tengo muy claro que se ha hecho justicia", sentencia.

Sin embargo, las realizadoras aducen que la única intención que tenían era la de "generar un diálogo".

"Estoy segura de que parte de ese diálogo nace del deseo de la gente de saber más cosas sobre lo que le pasó a Teresa Halbach. Y si ello lleva a conseguir más información, entonces me parece que es una buena señal", relata Demos. "Creo que eso es lo que se merece".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs