FYI.

This story is over 5 years old.

Aplazado el juicio al ex dictador del Chad acusado de matar a 40.000 personas

La falta de comparecencia de los abogados del antiguo dictador, Hissène Habré, quien no reconoce la legitimidad del tribunal que lo juzga por crímenes contra la humanidad y torturas, ha obligado a un receso hasta el 7 de septiembre.
Imagen vía EPA

La campaña por llevarle frente a los tribunales llevaba 25 años activa. Finalmente, el lunes se abrió la vista en Dakar, la capital del Senegal

Habré comparece acusado de "crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y tortura", cometidos durante los 8 años de su brutal reinado. Se estima que 40.000 personas murieron y otras 200.000 fueron torturadas durante su régimen. Habré, sin embargo, lo niega.

Publicidad

Después de amenazar con boicotear su propio juicio, el antiguo presidente de Chad fue dirigido hasta el tribunal de Lat-Dior, en Dakar, por los guardias de seguridad. Habré deberá de comparecer ante la Cámara Extraordinaria Africana, (EAC, en inglés), un tribunal especial impulsado por la Unión Africana (UA) en 2013 para "juzgar a la persona o las personas" responsables por los crímenes cometidos en Chad durante el mandato de Habré.

Hoy, sin embargo, la falta de comparecencia de los abogados del antiguo dictador Habré, quien no reconoce la legitimidad del tribunal que lo juzga por crímenes contra la humanidad y torturas, ha obligado a un receso hasta el 7 de septiembre.

Big crowd today for opening of — Henri Thulliez (@HenriThulliez)July 20, 2015

Una gran multitud hoy en el primer día del juicio a #HissèneHabré, ex dictador de Chad. Víctimas, abogados, activistas y diplomáticos.

"[El juicio] ¡es una farsa orquestada por putrefactos políticos senegaleses!", gritó Hebré mientras esperaba a que arrancara la vista. El antiguo líder de Chad fue escoltado entonces hasta el exterior de las dependencias judiciales y fue dirigido a la prisión de Cap Manuel, en Dakar.

Empty chair. — Thomas Fessy (@bbcfessy)July 20, 2015

Silla vacía. #HissenHabre boicotea su juicio. Fue obligado a comparecer, pero se lo han llevado después de alborotar la sala.

"Ha sido un principio extraño — tan solemne como ridículo", aseguró Henri Thuillez, coordinador de Human Rights Watch (HRW) en el juicio de Hissène Habré. En 2013, HRW publicó un informe de 738 páginas en que detallaba los abusos y los crímenes registrados bajo el mandato del dictador. El lunes, después del numerito, Thuillez aseguró a VICE News que el arrebato de Habré había sido deliberadamente dirigido a los periodistas concentrados.

Publicidad

Más de 4.000 personas se registraron en el juicio como civiles para asistir al juicio y se espera que 100 testigos presten declaración durante la causa. Se estima que el proceso se extienda durante unos tres meses. En un comunicado publicado el 9 de julio, HRW señaló que Habré ha sido acusado de "asesinatos en masa, ejecuciones sumarias [y] secuestros, además de desapariciones forzadas y torturas;, todos ellos considerados como crímenes contra la Humanidad".

"La gente a la que estamos ayudando exige, antes que nada y por encima de todo, justicia", declaró Thuillez a VICE News. "Quieren saber por qué sus seres queridos fueron perseguidos y quieren saber qué pasó. Es evidente que las víctimas buscan que se las repare, aunque eso es secundario".

La carrera política de Hebré en Chad arrancó en 1971, momento en que regresó a su país de origen después de estudiar Ciencias Políticas en París. Según el periodista Michael Bronner, que escribió una semblanza sobre Habré para la revista Foreign Affairs en 2014, Hebré se trasladó enseguida al norte de Chad, para "armar una guerrilla y sembrar las primeras semillas de su futuro político".

En 1979 Habré fue nombrado ministro de Defensa de un gobierno interino formado por los países vecinos de Chad. La idea era intentar unir a las 11 facciones que estaban en guerra en el país, antes de la llegada de las elecciones. En 1982, Habré y 2.000 de sus soldados, se hicieron con el control de la capital, N'Djamena y proclamaron la fundación de la Tercera República de Chad.

Publicidad

Mira el documental de VICE News 'Chad contra Boko Haram'

Habré gobernó con mano de hierro desde el principio. Ejecutó a prisioneros de guerra y rivales políticos y emprendió una durísima represalia contra los civiles de quienes sospechaba que eran simpatizantes de la oposición.

"Es lo que tenía que demostrar. Que [su facción] era la más poderosa de todas las que luchaban por el poder. Y para conseguirlo, tenía que golpear muy duramente", afirmó Roland Marchal, investigador del Instituto de Estudios Políticos de París, y experto en conflictos centroafricanos. "Todos aquellos que tenían otras preferencias políticas fueron convocados a filas — voluntariamente o a la fuerza".

Habré fue particularmente implacable con dos grupos étnicos: — los Hadjerai y los Zaghawa. En 1987 lanzó una campaña de violencia étnica contra los Hadjerai, después de que un miembro del ejército de la tribu, organizara un movimiento de oposición a su gobierno. Bajo la dirección de Habré, la policía secreta del régimen —conocida como el Directorio de Dirección y Documentación (DSS en francés) — atacó a civiles y dignatarios por igual.

Dos años después, el director dirigió su aparato contra la tribu de los Zaghawa por motivos similares. Y, una vez, más, los civiles volvieron a ser perseguidos.

En 1990, las fuerzas leales al presidente actual, Idriss Déby, invadieron N'Djamena y Habré se exilió al Senegal, donde, presuntamente, se llevó una buena tajada del tesoro nacional. En declaraciones emitidas el pasado lunes ante los periodistas de VICE News, Marchal aseguró que era muy probable que Habré hubiese negociado un exilio tranquilo gracias a su fortuna.

Publicidad

"Allí [en Sengal] está rodeado de aliados para así eludir o aplazar los procedimientos legales abiertos en su contra", afirmó Marchal.

En 1992 la Comisión de la Verdad de Chad acusó al régimen de Habré de haber asesinado a 40 mil personas por razones políticas y a torturar a 200.000. La mayor parte de los abusos fueron ejecutados por la DSS, cuyos responsables rendían cuentas, directamente, ante el presidente.

El ex dictador de Guatemala es declarado incompetente para asistir a un nuevo juicio. Leer más aquí.

En 2000, siete víctimas de Habré interpusieron una demanda en su contra en Senegal. Y en 2006 la UA tomó cartas en el asunto, e hizo un llamamiento a Senegal para que juzgara a Habré "en el nombre de África". Las negociaciones entre Senegal y la UA culminaron con la inauguración del EAC, en Dakar, en 2013.

El juicio que se está celebrando actualmente en Dakar es el primero en que las autoridades de un país africano juzgarán a un antiguo líder de otro país bajo semejantes acusaciones. Si el ex mandatario, de 72 años, es declarado culpable, podría enfrentarse a 30 años de cárcel, que tendría que cumplir o en Senegal o en cualquier otro país vinculado a la UA.

Sigue a Pierre Longeray (@PLongeray) y Pierre-Louis Caron (@pierrelouis_cen Twitter.