FYI.

This story is over 5 years old.

Estados Unidos transfiere a 9 presos de Guantánamo a Arabia Saudí

Entre los prisioneros trasladados se encuentra Tariq Ba Odah, cuyos ocho años de huelga de hambre llevaron a intensificar el escrutinio sobre el trato que se depara a los prisioneros de la ampliamente criticada prisión.
La torre de vigilancia y el cerco perimetral en Camp Delta, Base Naval de Guantánamo, en la isla de Cuba. (Imagen por Josh Riley/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El departamento de Defensa de Estados Unidos anunció el sábado que nueve detenidos yemeníes de la controvertida prisión flotante de Guantánamo, en Cuba, iban a ser transferidos a Arabia Saudí.

Entre los presos transferidos se cuenta Tariq Ba Odah, cuyos ocho años de huelga de hambre intensificaron el escrutinio del trato que se depara en el centro de reclusión a los presos.

Publicidad

Ba Odah fue detenido por el ejército del Pakistán en 2001 cuando se encontraba cerca de la frontera con Afganistán. Allí fue entregado a agentes estadounidenses, quienes se lo llevaron rumbo a Guantánamo.

Según el Centro de Derechos Constitucionales (CCR en sus siglas inglesas), Ba Odah ignora por qué fue interceptado por las autoridades pakistaníes. Su abogado esgrime que nunca ha sido imputado por ningún delito. Tenía 23 años. La Comisión Especial para la Revisión de los casos en Guantánamo, creada por Obama poco después de que el líder demócrata alcanzara el poder, aprobó de manera unánime en 2009 que Ba Odah fuera liberado. 7 años después, allí seguía.

Sucedió que el año pasado, los abogados estadounidenses del departamento de Justicia denegaron la petición de liberación debido a la precaria salud del recluso. Ba Odah dejó de ingerir sólidos en 2007. Desde entonces se le ha alimentado a la fuerza dos veces al día a través de una sonda nasal. En 2015 apenas alcanzaba los 35 kilos de peso. Entonces la alimentación a la fuerza dejó de funcionar.

"Su cuerpo parece incapaz de absorber calorías o micronutrientes", expresó en su día su abogado Omar Farah. A Odah se la tenido recluido en régimen de confinamiento debido a su comportamiento "no cooperativo".

Así funciona el proceso para liberar detenidos en Guantánamo. Leer más aquí.

El rotativo The New York Times ha informado que uno de los motivos por los que no ha sido liberado hasta ahora ha sido porque a la administración Obama le daba miedo que su caso sentara un precedente, uno que asociara a la huelga de hambre con un incremento de la posibilidades de liberación.

Publicidad

Sucede que en 2009 también se decretó que siete de los ocho restantes presos liberados el sábado, ya estaban en disposición de ser puestos en libertad. El noveno, Masur Abdullh Muqbil Ahmed Al-Sabri, fue liberado por la comisión especial el año pasado.

El resto de presos liberados el sábado son: Ahmed Umar Abdulla Al-Hikimi; Abdul Rahman Mohammed Saleh Nasir; Ali Yahya Mahdi Al-Raimi; Muhammed Abdullah Muhammed Al-Hamiri; Ahmed Yaslam Said Kuman, Abd al Rahman Al-Qyati y Mansour Muhammed Ali Al-Qatta.

"Tal y como decretó el presidente Obama el 22 de enero de 2009, la Comisión Especial para la Revisión de los Casos en Guantánamo estudió a fondo los casos", declaró el departamento de Defensa estadounidense este mismo sábado a través de un comunicado. "Como resultado de aquellas revisiones, que contemplan varios factores, como los relacionados con la seguridad… [los detenidos] fueron unánimemente declarados aptos para ser transferidos por seis departamentos y agencias que han colaborado con la Comisión Especial".

Claro que debido a la actual y sangrienta batalla que se libra en el Yemen, una batalla en la que todo el arsenal armamentístico ha sido vendido por Estados Unidos, los 8 individuos no podrán regresar a sus hogares. Así que se establecerán en Arabia Saudí.

"El gobierno de Estados Unidos le está agradecido al de Arabia Saudí por su gesto humanitario y por su voluntad de apoyar los esfuerzos de Estados Unidos por clausurar el centro de reclusión de Guantánamo", explica el comunicado. "Estados Unidos, en coordinación con el gobierno de Arabia Saudí, quiere garantizar que los traslados cumplan con las medidas humanas y de seguridad necesarias para ser completados con eficacia", remata.

Publicidad

La vida después de Guantánamo: exiliado en Kazajistán. Mira el documental aquí.

Omar Farah, un abogado que representa tanto a Tariq Ba Odah como a Muhammed Abdullah Muhammaed Al-Hamiri, ha sentenciado que "el gobierno ha jugado a la ruleta rusa con la vida del señor Ba Odah durante más de un año".

"El traslado de Ba Odah es el final a uno de los episodios más escalofriantes de la sórdida historia de Guantánamo", ha dicho. "Ahora que el señor Ba Odah ha quedado oficialmente en libertad, esperemos que Arabia Saudí ponga a su alcance la sofisticada atención médica que tan desesperadamente necesita".

La liberación del sábado por la noche deja la ignominiosa población de Guantánamo reducida a 80 presos. Se espera que otros 26 individuos sean liberados en los próximos meses. Durante su momento de máxima afluencia Guantánamo llegó a tener a 697 presos. Sucedió en 2003. Ninguno de ellos supo nunca qué delito se les imputaba; entre otras cosas porque jamás se les llegó a imputar nada.

Obama prometió que cerraría la prisión hace 8 años, justo cuando ascendió al poder. Claro que el congreso de su país está dominado desde entonces por una mayoría republicana, lo que ha dificultado que sus promesas haya visto la luz. En su día, el cierre de Guantánamo parecía un imperativo moral del bipartidismo que gobierna Estados Unidos. Hoy vuelve a ser un tema candente y un motivo de permanente división política.

En febrero, Obama presentó un flamante plan para cerrar la prisión ante el congreso — en un último intento por cumplir de una vez con la promesa que hizo en 2008 a su electorado. Tanto Naciones Unidas como varias organizaciones humanitarias han condenado de manera sistemática las prácticas empleadas por los carceleros de Guantánamo, entre las que se contarían la alimentación forzosa y la tortura de privar de sueño a sus reclusos.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs