Drogas

La cocaína llega a tu casa más rápido que la pizza en muchos países

No es que tenga garantía de "30 minutos o es gratis", pero satisfacer al cliente garantiza el éxito del negocio.
13.5.18
Fotos vía Flickr, usuario absolutely_loverly y Christopher E. Hamrick/composición del staff de MUNCHIES.

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos. Leer en inglés.

No hay forma de que tu dealer tenga una garantía de "30 minutos o es gratis", pero según un estudio reciente, una gran cantidad de consumidores de cocaína dicen que sus drogas llegan más rápido que una pizza.

Más de 130,000 personas de más de 40 países participaron en la Encuesta Global de Drogas (GDS), un estudio anual de consumidores o exconsumidores de drogas y sus hábitos de consumo. En la sección sobre el consumo de cocaína, el 17 por ciento de los encuestados (alrededor de 22,100 personas) dijo haber consumido cocaína el año pasado, mientras que un cuarto de ellos (32,500) dijo haber consumido cocaína en algún momento de su vida. Más de 15,000 personas aceptaron completar una 'sección especial' sobre su consumo de cocaína, y es aquí donde las cosas se volvieron realmente interesantes.

Publicidad

"Le preguntamos a 15,000 consumidores de cocaína de todo el mundo si era más rápido recibir la entrega de un gramo de cocaína o una pizza", explica la GDS. "En general, el 30 por ciento dijo que les podían entregar la cocaína en 30 minutos o menos, en comparación con sólo el 16.5 por ciento que podía recibir una pizza en la misma cantidad de tiempo".


Relacionados: Papás californianos usaron un dron para transportar drogas


Así es: puedes tener un gramo de coca en la mano más rápido de lo que puedes tener un bocado de pepperoni en la boca. De acuerdo con las respuestas, las entregas más rápidas de cocaína ocurren en Brasil, los Países Bajos, Dinamarca, Colombia, Escocia, Inglaterra y la República Checa; en los siete países, más de la mitad de los participantes dijeron que les entregan su droga en menos de 30 minutos. (Y el gran 45 por ciento de los brasileños dijo que sus pedidos de droga llegaban en menos de media hora). Los Estados Unidos se quedaron ligeramente por debajo del promedio mundial, pues sólo el 23 por ciento de los consumidores inmediatos de cocaína afirmaron que sus entregas llegan en menos de 30 minutos.

En el Reino Unido, esta estadística ha circulado muy ampliamente por años. Recientemente, un miembro del parlamento la utilizó como punto de discusión, y algunos miembros de los medios han señalado en Twitter que aparece en el ciclo de noticias perennemente. (Un miembro de nuestro equipo en el Reino Unido destacó que estos números "no son tan reveladores en Gran Bretaña, donde todo el mundo consume cocaína todo el tiempo y sabe lo fácil que es conseguirla").

Publicidad

Las tres localidades más rápidas para la entrega de cocaína se encuentran en Dinamarca, donde más del 40 por ciento de los usuarios en las regiones de Midtjylland, Nordjylland y Syddanmark reportaron tiempos de entrega de menos de 30 minutos.


Relacionados: Testimonios de personas que combinaron drogas y por poco mueren


"Nuestros hallazgos muestran que las drogas son simplemente otro producto básico, y destacan que en cualquier mercado competitivo un minorista que tenga algo que vender se esforzará por derribar tantas barreras para la compra como sea posible y así vencer a su competencia en el servicio al cliente", dijo el GDS. "En el caso de una droga como la cocaína, un acceso más fácil y rápido puede llevar a algunas personas a consumir más cocaína con más frecuencia, y puede hacer que sea más difícil para algunos usuarios controlar su uso".

El GDS, dirigido por una organización con el mismo nombre, espera que sus encuestados puedan ayudarlos a "explorar los aspectos positivos y negativos del consumo de drogas", con el objetivo de hacer que este consumo sea más seguro mediante el desarrollo de recursos que reduzcan los daños, herramientas de autoevaluación e intervenciones en línea para aquellos que las necesiten o las quieran. "Somos un grupo serio de académicos, e investigamos cosas que esperamos que ayuden a las personas a usar las drogas de manera más segura, y a elaborar políticas de salud pública óptimas", explica el GDS.

Y tal vez sus hallazgos harán que las pizzerías vuelvan a tomar el negocio en serio. ¿Más lentas que el repartidor de drogas promedio? ¡Vamos, chicos!