Se encontraron moléculas orgánicas en estelas expulsadas de la luna de Saturno

Se detectaron moléculas ricas en carbono en muestras recolectadas en el océano de Encélado, otro indicador más de que podría albergar vida microbiana.
30.6.18

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Encélado, la luna en forma de nuez de Saturno, contiene moléculas orgánicas complejas dentro de sus océanos, según una investigación publicada el miércoles en Nature, que además distingue a la entidad celestial como uno de los mundos más probables para albergar vida alienígena en el sistema solar.

El estudio, dirigido por Frank Postberg y Nozair Khawaja de la Universidad de Heidelberg, se basa en datos recopilados por la nave Cassini de la NASA antes de sumergirse en Saturno en septiembre de 2017 (RIP).

Publicidad

Las "macromoléculas" ricas en carbono identificadas por el estudio son un ingrediente esencial en la vida tal como la conocemos en la Tierra. Estos son los tipos de bases químicas versátiles que permitieron que las criaturas vivientes evolucionaran en la Tierra.

Durante sus últimos años, Cassini pudo tomar muestras directamente del océano de Encélado recogiendo granos de hielo que la luna roció en el espacio con estelas tipo géiser. El orbitador usó su Analizador de Polvo Cósmico (CDA) y el Espectrómetro de Masas Neutras (INMS) para medir la composición química del material y transmitir esa información a la Tierra.

El análisis inicial de estos datos recogió moléculas orgánicas simples, y también detectó una gran cantidad de hidrógeno molecular. Estas lecturas sugieren que el suelo rocoso del océano subsuperficial de Encelado puede presentar reacciones hidrotermales, similares a las observadas en los respiraderos de aguas profundas de la Tierra.

Estos hábitats pueden albergar exuberantes ecosistemas sustentados por "metanógenos", formas de vida que convierten el dióxido de carbono y el hidrógeno molecular en metano, y organismos similares existen potencialmente en Encélado. En el último análisis de los datos de Cassini, Postberg y el equipo de Khawaja identificaron macromoléculas de este océano alienígena que superan las 200 unidades de masa atómica, diez veces más pesadas que el metano.

Publicidad

Sin embargo, no hay que cantar victoria. Tendremos que lanzar otra nave espacial a Saturno para saber con certeza si Encélado está lleno de pequeñas bestias alienígenas, ya que Cassini no estaba equipada para detectar vida de manera explícita. Varias misiones conceptuales, como el llamado Encélado Life Finder (ELF), han sido planteadas para este propósito, pero ninguna ha sido aprobada todavía.



Es por eso que este documento tiene "gran importancia para la próxima generación de exploración", según el coautor Christopher Glein, científico espacial del Southwest Research Institute.

"Una futura nave espacial podría volar a través de la estela de Encélado, y analizar esas complejas moléculas orgánicas utilizando un espectrómetro de masas de alta resolución para ayudarnos a determinar cómo se hicieron", dijo. "Debemos ser cautelosos, pero es emocionante saber que este hallazgo indica que la síntesis biológica de moléculas orgánicas en Encélado es posible".