Marca España

Lecciones de vida de alguien que no ha salido nunca de España

"Me he encontrado con mucha gente que se cree más inteligente o abierta que otras personas por el hecho de haber viajado a otros países, aunque después vuelvan aquí y sean unos cuñados de cuidado".
Fotografía cortesía de Nando Verdú

En este mundo globalizado en el que el éxito se mide por lo lejos que llegan las personas o sus logros (“Me han contratado en una productora de Nueva York, me voy ahí la semana que viene”: éxito; “Una editorial japonesa editará mi cómic y me han propuesto que saque algo nuevo con ellos”: éxito; “Este verano Juan y yo nos iremos un mes entero a recorrer Australia”: éxito) parece impensable que exista alguien que no haya salido nunca del país que le vio nacer, un autóctono extremo.

Publicidad

A sus 24 años, Nando Verdú nunca ha salido de España. Esta afirmación tan cabal podría hacer que a más de uno le estallara la cabeza, pero él lo vive con total normalidad. Charlamos con el hombre que nunca ha salido de España para intentar dilucidar por qué motivos nunca ha salido de este país y para que nos ilumine en su concepción del mundo y la vida.


MIRA:


VICE: ¿Crees que fuera de España existe algo o que todo empieza y termina en España?

Nando: (Risas) Claro que existe algo joder, solo con estar en España ya se aprecia por la diversidad cultural. Que no haya viajado fuera de España no implica que piense que todo empiece o termine aquí, aunque la verdad es que no creo que todo empiece ni termine en ningún punto determinado, sea en España, en otro país, continente, planeta o galaxia.

¿Nunca has necesitado salir de España?
Más que necesitarlo yo creo que simplemente no se han dado las circunstancias en mi vida. La primera vez que tuve la oportunidad de viajar fuera de España me operaron del apéndice unos días antes del viaje y, obviamente, me quedé en tierra. Hubo otra vez en la que, a una semana de salir, pisé un clavo que me dejó el pie lo suficientemente jodido como para no ir. Es un poco triste pero me he sacado dos veces el pasaporte y las dos se me ha caducado sin darle uso.

La última vez que iba a intentar viajar fuera de España fue estas últimas navidades con unos colegas, pero por unos líos en el curro no pude coger los días libres y por aquí me quedé de nuevo. Espero que no se me vuelva a caducar sin utilizarlo.

Publicidad

"No sabemos estar solos o peor, no somos capaces de sentirnos tranquilos en nuestra propia casa cuando tenemos algunos días de vacaciones y nuestra mente no está ocupada con el trabajo o los estudios"

¿Qué piensas sobre lo que la gente llama “ir de viaje”?
Pues depende mucho de la gente que lo diga, no todos tienen la misma percepción sobre el término “ir de viaje”. Para el significado más clásico, mainstream, como quieras llamarlo, te puedo decir que odio “ir de viaje” o el turismo como tal. Ir a una ciudad para ver exclusivamente los monumentos o rincones emblemáticos no me gusta, me mola mucho más perderme por las calles o hacer vida normal durante unos días.

Es algo que me da igual pero me he encontrado con mucha gente que se cree más inteligente que otras personas, o incluso más abierta a otras culturas, solo por el hecho de haber viajado a otros países, aunque después vuelvan aquí y sean unos cuñados de cuidado.

Además, toda esta movida que te venden las agencias sobre los viajes o las vacaciones, “lo necesitas para desconectar” o “este verano te vas a divertir”. ¿Por qué? ¿De verdad hemos llegado a un punto en el que no podemos desconectar o divertirnos sin alejarnos más de 1.000 kilómetros de nuestra casa? Da algo de miedo la verdad, no sabemos estar solos o peor, no somos capaces de sentirnos tranquilos en nuestra propia casa cuando tenemos algunos días de vacaciones y nuestra mente no está ocupada con el trabajo o los estudios.

Publicidad

"Es curioso porque me he encontrado con gente que se ha recorrido medio mundo y no ha visitado sitios de la península que tienen al lado"

¿Qué aporta no moverte de este país?
No te lo podría decir con total certeza, sé que viajar fuera de este país me puede aportar mucho, al igual que me ha aportado mucho conocer personas de otros países o continentes. Supongo que hasta ahora lo que más me ha aportado no moverme de este país ha sido el poder visitar y descubrir lugares que tenemos cerca, muchos de ellos maravillosos.

Es curioso porque me he encontrado con gente que se ha recorrido medio mundo y no ha visitado sitios de la península que están al lado de su casa, algunos bastante típicos, como Segovia, Salamanca, o rincones como el Lago del Espejo y los Valles Pasiegos, por decirte algunos. O incluso peña que no ha estado en Canarias o Galiza, que a mí me parecen flipantes.

¿Sería mejor un mundo en el que la gente no abandonara sus países de origen?
No, para nada. Yo soy de Alcoi y la gente de aquí parece que siempre ha creído estar en el centro geográfico del universo, hay un microcosmos dentro de las montañas que rodean la ciudad y para gran parte de la población es como si no hubiese nada más allá de donde les alcanza la vista, la gente está muy acomodada a su entorno y a su rutina. No me gustaría nada que el resto del mundo fuese así.

¿Te avergüenza decir que nunca has salido de España?
De adolescente, sí. Con 13 o 14 años me daba muchísima vergüenza. Hubo una época en la que de repente toda la gente de mi entorno empezó a irse de viaje a lo loco, a mil sitios, y en casa no teníamos mucho presupuesto para irnos muy lejos. Todos venían a clase fardando y mostrando sus souvenirs (especialmente cutres) y yo me quedaba callado como una tumba y con una envidia brutal comiéndome por dentro. Estaba claro que cuando nos contábamos las vacaciones a todos les parecía mucho más molón el verano de un coleguita que había ido a Londres o París en comparación a tu paso por los lagos de Covadonga. Ojo, no desprecio estos últimos, sólo hablo de la percepción que teníamos de pequeños sobre cada lugar.

En estos momentos me da bastante igual este tema. Puedo vivir con ello, al levantarme cada día no siento que me desgarra por dentro una sensación de vacío por no estar recorriendo medio mundo cada vez que tengo algunos días de vacaciones. Este año he tenido alguna ocasión de hacer una escapada a otro país pero la he terminado descartando, por tiempo y porque he preferido gastarme ese dinero en otras cosas que me gustan, como comprar discos.

¿Nacer y morir en España?
Donde morir ni me lo planteo, vivo el día a día. No creo que nadie pueda afirmar donde va a morir. Por mi parte será donde sea, solo espero tener cerca a la peña que quiero.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.