E1B2550F-98DE-417D-B021-E23945A04D6B
“Recuperé la libertad y la Reforma Educativa se ha derrumbado”, dijo Elba Esther Gordillo el 20 de agosto pasado. Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro.com
VICE NOTICIAS

Herencia maldita: AMLO necesita ayuda para cortar los tentáculos de la reforma educativa

El nuevo gobierno no sólo tendrá que luchar contra las evaluaciones “punitivas”: la “escuelita” de Peña Nieto incluye cambios que tienen sumidos en la confusión a maestros, alumnos y padres de familia.
4.12.18

Artículo publicado por VICE México.

El 20 de agosto, mismo día en que millones de niños se dirigían a su primer día de clases, Elba Esther Gordillo, quien tenía dos semanas de haber salido de la cárcel, habló con fuerza inusitada contra la administración de Enrique Peña Nieto, que la privó de la libertad en 2013, al acusarla de delincuencia organizada.

Arropada por su gente, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ( SNTE) lanzó un desafío con dirección a Los Pinos: “Recuperé la libertad y la Reforma Educativa se ha derrumbado”, dijo, con voz en alto y elocuentes ademanes, que le ganaron el aplauso de maestros leales a su causa.

Publicidad

Esa frase la puso en la misma sintonía que el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien enarboló esa bandera a lo largo de su campaña.

Y aunque el ahora jefe del Ejecutivo ha cuidado las formas y evitado un apoyo claro a la exlideresa magisterial, el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, ha sido claro al decir que su eventual regreso como jerarca de los profesores “es un asunto interno”.

En la cara de Peña Nieto

El plan no era nuevo. Durante la campaña, López Obrador se comprometió a derogarla frente a distintas agrupaciones docentes. Fue una de sus promesas más sonadas, así ganó la confianza de los maestros, quienes se sintieron maltratados con las evaluaciones de su trabajo, y lo reiteró en eventos públicos como los debates presidenciales de Tijuana o Mérida. Incluso en plena toma de posesión, el 1 de diciembre, el tabasqueño no dudó en reafirmar ante el presidente Peña Nieto que cancelaría la “mal llamada” reforma educativa, una de las victorias políticas de su administración, ante el rostro incómodo del oriundo de Toluca.

Ya concluido el peñanietismo, el futuro de la Reforma es incierto. Con el Congreso bajo el control de Morena, sus diputados se han pronunciado por desaparecerla y cuentan con el respaldo del Partido del Trabajo (PT) y el de la Revolución Democrática (PRD), pero a decir de especialistas consultados por VICE, las modificaciones podrían limitarse a la Ley del Servicio Profesional Docente, que contiene las evaluaciones a maestros, consideradas “ punitivas” por López Obrador.


Los expedientes secretos de Enrique Peña Nieto.


Mientras tanto, la nueva Ley General de Educación comenzó a aplicarse desde el pasado 20 de agosto y está cambiando las escuelas como las conocíamos hasta ahora, con transformaciones en el método de enseñanza que intentan adecuarse a los nuevos tiempos, pero que han recibido críticas de todos los frentes.

Ya está muy avanzada

La tarde del lunes 26 de noviembre, una comitiva de profesores cercanos a Elba Esther se reunió con AMLO en la casa de transición. El encuentro apuntaló las intenciones obradoristas de meterle mano a la reforma educativa para modificar los apartados referentes a las evaluaciones docentes, compromiso que la administración morenista contrajo casi por obligación.

El doctor Roberto González Villarreal , catedrático de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), platica a VICE que la Reforma Educativa comenzó una reconfiguración neoliberal del sistema educativo mexicano que actualmente ya está muy avanzada en términos institucionales y financieros, de tal forma que, si se eliminan las evaluaciones docentes en el Congreso, únicamente estarán dando vía libre a la formación de sujetos neoliberales, acostumbrados a la precariedad e inseguridad.

Publicidad

“Andrés Manuel y los propósitos de cancelar la Reforma Educativa lo único que están haciendo hasta la fecha es desbloquearla, quitarle los problemas de implementación, de legitimidad, sobre todo con el magisterio, pero para que todo lo demás siga fluyendo”, apunta el también doctor en economía.

Los clubes que nadie sabe para qué sirven

Tras meses de debate público, decenas de marchas docentes ­–incluido un plantón en el Monumento a la Revolución– y confrontaciones con elementos de seguridad, la Reforma pasó.

Consagrada en el Congreso gracias al Pacto por México, fue aprobada en 2013 y luego de pruebas en algunas escuelas seleccionadas finalmente entró en vigor con el nuevo modelo educativo.

Los alumnos de la educación preescolar, primero y segundo grado de primaria, además del primer grado de secundaria, fueron los conejillos elegidos por la Secretaría de Educación Pública ( SEP) para iniciar con el nuevo mapa curricular y sistema de evaluaciones, resultados de una Reforma que costó más de 2 mil millones de pesos únicamente para promoverse, según reconoció el propio secretario de Educación durante la mayor parte del sexenio, Aurelio Nuño.

Las asignaturas que se imparten a los alumnos de preescolar, primaria y secundaria ahora están divididas en tres campos. Formación Académica, en la que agrupan materias tradicionales como matemáticas, español, ciencias naturales, historia o geografía, y por primera vez incluyen inglés como clase obligatoria. En el área de Desarrollo Personal y Social están artes y educación física, además de una nueva asignatura llamada educación socioemocional, con la que buscan mejorar la capacidad de concentración y atención en las aulas.


La chequera encantada que resucitó a Elba Esther Gordillo.


Pero la gran novedad está en el área de Autonomía Curricular y la aparición de los clubes, los cuales están intercalados con el sistema escolar y son elegidos por los alumnos de acuerdo con sus intereses. Puede ser robótica, lectura, computación, costura o actividades regionales como artesanías o agricultura.

Aunque fueron diseñados para fortalecer la educación de los alumnos, implementarlos ha sido un problema en las escuelas públicas, pues no les asignaron recursos para echarlos a andar. De acuerdo con especialistas consultados, cada comunidad escolar debe resolver esas cuestiones para formar los clubes con el apoyo de padres de familia o con la intervención de capital privado.

Publicidad

En el caso de las secundarias, los clubes sustituyeron a los talleres de oficios, dejando a la deriva a los maestros que los imparten por sus habilidades como carpintería o electrónica y quienes ahora deben adaptarse a otra asignatura, para evitar el riesgo de perder su empleo.

Lucía Rivera Ferreiro, doctora en pedagogía por la UNAM, quien coincide con el planteamiento de González, dice a VICE que la dinámica de los clubes ha generado mucha presión, pues se desarrolla con carencias por parte de los profesores y deben organizarse sin instalaciones ni materiales nuevos. “Las escuelas están tratando de adaptarse a este nuevo esquema de trabajo de los profesores (…) esto las tiene en una dinámica de trabajo muy intenso. Los chicos están descontrolados en algunas secundarias, porque prefieren la organización que tenían antes”, comenta la especialista.

No estás reprobado, tienes N-1

El inicio del año escolar 2018-2019 inauguró también una nueva era en el Sistema Educativo Nacional, la última fase de un proceso que arrancó hace exactamente seis años, cuando EPN presentó el paquete de reformas, luego de su investidura presidencial en el recinto de San Lázaro.

Los cambios van más allá de tener nuevas materias, en una boleta que también sufrió alteraciones y ahora los maestros deben llenar por internet. Otra de las grandes novedades es el sistema de evaluación basado en el desempeño, tanto de alumnos en el aprendizaje, como de profesores frente a la clase.

Publicidad

El nuevo método para los alumnos cambió los números por cuatro niveles de desempeño: Insuficiente (N-I), Básico (N-II), Satisfactorio (N-III) y Sobresaliente (N-IV). Con esta escala buscan medir el dominio que se espera de los aprendizajes. El viejo sistema donde los estudiantes reprueban con 5 y la máxima calificación es 10 se mantiene en primaria y secundaria, aunque sólo se aplica a las asignaturas de formación académica. Además, las evaluaciones pasaron de bimestrales a trimestrales .

Con las reformas a las leyes del servicio docente la evaluación de desempeño también alcanzó a los profesores, muy a pesar de la afrenta que supuso para grupos como la SNTE.

Son tres etapas que incluyen un informe de responsabilidades profesionales que incluye la opinión del jefe inmediato; un proyecto de enseñanza donde básicamente simulan una clase, y el examen de conocimientos didácticos y curriculares .

Obsesión por la actividad constante

Especialistas como la doctora Rivera señalan que el nuevo sistema de evaluación ha dotado a la SEP de una concepción en la que los jóvenes deben estar en actividades constantes, los maestros no pierden tiempo conversando con ellos y se enfocan en las actividades escolares.

“Se está convirtiendo en una obsesión de las escuelas desarrollar actividades que aparentemente están centradas en el aprendizaje, pero en realidad están motivadas por la necesidad de acumular evidencias que la SEP pide, porque si no las hay el maestro no está haciendo su trabajo”, indica la experta en políticas educativas.

Publicidad

Por su parte, González Villarreal explica a VICE que las autoridades constantemente están revisando lo que sucede en los salones para evitar tiempos muertos y aunque llegasen a cancelar las evaluaciones docentes, la reforma ya cumplió una serie objetivos como reconfigurar el comportamiento de los profesores hacia un modelo corporativizado.


Animalicidios. Estamos en medio de la sexta extinción global.


“La reforma desató un proceso de cambio en la subjetividad de los docentes que cambia después sus relaciones en clase, su perfil, ahora ya cualquiera puede ser, ya es un nuevo docente”, señala el autor del estudio Anatomía Política de la Reforma Educativa.

Aunque por ahora el nuevo modelo pedagógico se está aplicando únicamente en preescolar, algunos grados de primaria y secundaria, los tentáculos de la reforma están alcanzando escuelas como el Conalep, Cetis, Cbtis, Colegio de Bachilleres, debido a la implementación del Sistema Nacional de Educación Media Superior, e incluso podría tocar a las escuelas del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE Noticias en Twitter: @VICENewsEs